CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

LECCION DE VIDA DADA POR UNA JOVENCITA CORDOBESA
Hna. María Trinidad Caballero Buteler


12 de julio de 2018


Notable: 

Una chica de Córdoba - que vivía bajo un puente - fue abanderada de la escuela y ahora está estudiando abogacía. En cambio, tantos jóvenes de buenas familias cordobesas, en vez de aprovechar las bendiciones que Dios les dio se dedican a la farra, y se van cada vez más hacia abajo intelectual y moralmente, etc. 

Lamentabilísimo: 

Cuando recordamos el refrán latino corruptio optimi pessima (la corrupción de lo mejor es lo peor) nos damos cuenta de que eso ocurre siempre que lo mejor se corrompe, de allí el otro refrán: Padre bodeguero, hijo caballero y nieto pordiosero (que también se conoce con otras formas: "de padres ahorradores y trabajadores, hijos vagos y dilapidadores" o "padre albañil, hijo doctor, nieto zapatero" indicando que luego de padres con dinero que dan todo a sus hijos, vienen los hijos vagos que por no querer estudiar terminan teniendo que trabajar en oficios más bajos (entre el olor a pata sucia, y con las manos agarrando lo que toca los hongos de los pies de los demás ...)

¿La razón? 

Padres que tuvieron que trabajar y sacrificarse mucho enseñan a sus hijos las ventajas del estudio para no tener que trabajar tan duramente durante toda la vida. En EEUU se ve muchísimo entre mexicanos ehindúes salidos de pobreza que estimulan muchísimo a sus hijos a sobresalir y triunfar. Por ejemplo: Muchísimos de los Médicos de EEUU son de la India (en los EEUU una de las carreras con mejores ingresos) y muchísimos Mexicanos y Mexicanas están tomando control de las noticias de los canales de TV (incluso aquellos en que se habla inglés)... y el periodismo prácticamente controla a los EEUU. Hoy día los Mexicanos se burlan de los Argentinos ... que hablan con vulgaridad y falta de clase, que se las dan de intelectuales y no acaban ni el secundario ni las carreras, que se las dan de pais superior pero cuyo peso esta mas devaluado que el peso mexicano, que se las dan de maduros pero a los 30 todavia no tienen trabajo mientras que no hay casi mexicano que no esté trabajando a los 17...

Reconfortante:

Que la pobreza y la necesidad en lugar de tirar para abajo a las personas inteligentes, con buena moral y buenos principios religiosos, las hace más perseverantes en el estudio y en el trabajo, por eso también vemos que comúnmente funciona el mismo orden antes visto a la inversa. 

Ejemplo de mi experiencia de 25 años en Florida: 

En EEUU ocurrió que la generación de los años 30 sufrió hambrunas. Fue un tiempo de penurias y miserias, especialmente en el frio norte del país. Cuando esta penuria acabó, esta gente llegó a superarse y habiendo aprendido de la necesidad (miseria) trabajaron duro, compraron casa, cultivaban sus jardines de vegetales, hicieron sótanos bien equipados en sus casa (con todo lo necesario para no volver a pasar por tanto sufrimiento) tuvieron muchos hijos y fueron personas más bien muy alegres, con mucho sentido común, con mucho espíritu de colaboración y superación en los trabajos, con mucha participación en las obras de caridad de sus Iglesias, etc. Estudiaron mucho, construyeron mucho, etc. Esa fue una generación que trabajaba sin descanso, y notablemente resultaron ser una de las generaciones más saludables, alegres, fuertes y longevas de este país. Esta es la generación de los que estaban entre 80 y 90 cuando yo llegue a este país. La gente de esta generación alegre y trabajadora, de gente que estudio mucho ya siendo grandes y se sacrificaron para prosperar, y la generación que al morir dejaron a sus hijos suficiente dinero con que empezar una vida digna y ordenada, conseguir buenos estudios, etc. En una palabra, les dejaron todo lo que ellos habían deseado tener pero no pudieron debido a la miseria que vivieron. 

Sus hijos, la generación de los años 50 llego un día a ser una de gente que llegó a la riqueza pero que dieron de más a sus hijos, la generación de los 70. Esta generación de los 50 fue la que eventualmente comenzó a abortar de modo sistemático. Querían riquezas y consideraron que tener pocos hijos era el método más eficaz. Como dije, esta generación dio demasiado a sus hijos y por ello, sus hijos no necesitaban trabajar y cayeron en la vagancia y la droga. Ese era el tiempo del twist y de los cambios. Esa es la generación en la que proliferaban los hijos únicos. 

Eventualmente la generación de los 70 abandonó a sus padres en los asilos de ancianos a donde algunos con suerte recibían visitas una vez al año. Esto fue una cosa que me llamó muchísimo la atención en los años 90, ver la cantidad de ancianos completamente abandonados por sus hijos. ¡Hoy, esa de los 70 es casi una generación perdida que dió a sus hijos muy poca educación y malos ejemplos! Muchos de los hijos de estos (generación de los 90) odiaron y despreciaron a sus padres porque cuando sus padres se drogaban ellos eran recogidos por la policía y acababan en hogares substitutos controlados por el estado, muchas veces siendo pasados de familia en familia, a veces hasta 12 familias, o más...

Entre los hijos de esa generación de los 70 se encontró luego, durante la década de los 90, un gran porcentaje en las cárceles o durmiendo en las calles porque sus padres "quemaron - se fumaron, inyectaron o inhalaron - la fortuna" que habían heredado. Además, muchos de los padres de estos de los 90 fueron la generación de los setenta que moría como moscas (de SIDA), son los que usaron heroína compartiendo agujas y fumaron mariguana sin cesar. Esos de los 70, hablaron mucho de paz y amor, pero jamás dieron paz o suficiente amor a sus hijos porque son la generación que comenzó la liberación sexual, aquella en que proliferaron los concubinatos y los divorcios, la generación de los swindlers, la generación que procreó a aquellos que acabaron en la calle. 

¿Por qué? Porque envueltos en las nubes de mariguana se volvieron irresponsables, incapaces de planear un futuro o mantener trabajos, y además la heroína los dejaba planchados hasta días enteros mientras sus niños buscaban que comer en cualquier lado, andaban con pañales sucios días enteros, etc. Esa es la generación de gente tan dañada que para los años 80 empezaron a necesitar mantenerse despiertos con cocaína. 

La generación de los 80 seguía usando la cocaína (para mantenerse despierto días enteros) a la que agregaron crack, y de pronto jóvenes empezaron a caer muertos de ataques al corazón, o a perder la cabeza de golpe y transformarse en la generación de los bipolares y la esquizofrenia, porque medicamente está probado que crack daña el cerebro con pocos usos. Esa es la generación que en la década del 2000 caminaba por las calles hablando sola y gesticulando como loquitos, la generación de la gran subida en el número de los asesinatos y otros casos de violencia. Esta es la generación cuyo uso de crack se distinguía a la distancia cuando estaban sobrios porque solo les quedaban palitos finitos y negros en lugar de dientes. El crack les destruía la dentadura al extremo.

Y luego vimos a la generación de los 90, que entonces se la pasaban usando Éxtasis pero ahora en gran número son arrestados por el uso de metanfetamina y que se reconocen a la vista por portar enormes cantidades de llagas en la cara, parece que hubieran tenido viruela o algo así, porque la metanfetamina les arruina horriblemente la piel, hace que en dos años se vean veinte años más viejos. 

Hoy, la generación del final de los 80 y la década de los 90, están muriendo (como moscas también) por el uso de una nueva heroína, muchísimo mas fuerte, que mata: el fentanilo, luego de haber pasado por la locura de la mariguana química/artificial (K) que mató a muchos, arruinó los cerebros de otros, y ciertamente los degradó y llevó a lo de siempre: miseria, desempleo, a vivir tirados en la calle en cualquier lado, a las chicas a ser abusadas sexualmente por cuanto hombre al pasar las encontraba tiradas inconscientes en la calle. Es la generación que no tiene idea de quién es el padre del bebe que llevan en su vientre... Fue la generación de las modas de vampirismo (práctica de chuparse unos a otros la sangre y que dieron lugar a asesinatos increíbles por la ferocidad y maldad de lo que ocurrió en los lugares a donde dejaron su estela.)

La generación del final de los 90 y la primera década del 2000 ... Es la generación producto de drogadictos, la generación perdida que viven en las calles y las plazas, muchas veces chicas preciosas de las que se aprovecha cuanto viejo degenerado, horrible, obeso, enfermo, borracho y demás repelencias que camina por las calles en la noche. Sin dudas usan las arriba descriptas y muchas otras drogas, roban píldoras a sus parientes enfermos o en farmacias, se ponen en la boca (con el perdón de mencionar la cruda verdad) lo que otros transportan en sus intestinos, en sus anos, en sus vaginas, horrible pero cierto, pero he nombrado las drogas que han sido más prevalentes en esta área. 

Es una generación que da lástima, degradada al extremo. Llenos de tatuajes y argollas en todas partes: lengua, cejas, nariz, pezones, ombligos, penes y labias... muchos con aros que estiran sus orejas tanto que cuando los sacan tienen orejas que cuelgan hasta los hombros. Algunos se ve que fueron lindos de rasgos, pero tienen tatuajes en la cara que se hicieron hacer cuando estaban drogados o borrachos y que ellos mismos odian, pero aunque los odien, no tienen dinero para pagar un tratamiento que les limpie la cara sin dejarlos marcados. Esa una generación que roba a sus parientes para seguir usando drogas, una generación tan dañada que muchos prefieren contratar a un viejo ochentón que a un joven veinteañero. 

Lo raro es que a esta generacion tambien pertenecen algunos que tuvieron familias de gente decente que les dió lo más que pudo, pero arruinados por mala guia en las escuelas y el rechazo de la religión, se han rebelado contra sus familias, con cualquier excusa vana rechazan a los que se sacrificaron por ellos. Ese grupo de esa generación suele caracterizarse por ser egoísta y egocéntrica. Postean 10 fotos de sí mismos con el pico parado por día. Solo se aman a sí mismos. Es también la generación de los bullies de la red. A esta generación pertenecen muchos que no encuentran felicidad en nada, que culpan a otros por sus problemas, que buscan excusas para explicar todo lo que no hacen y debieran, generación en las que muchos han perdido el rumbo a tal punto que solo ven la muerte como salida y que por ello, aquellos que han perdido a Dios, se suicidan. Muchos... 

Pero a veces también esas dos últimas son las generaciones endemoniadas. 

¿Por qué? 

Porque en ellas muchos entregaron el alma al diablo pensado que era divertido. Solo desean odiar e insultar a los demás, duermen bajo arbustos en las calles y plazas (como los animales), cuando llueve a veces están tan drogados que ni se inmutan y cuando despiertan están cubiertos de barro (como los puercos). 

Entre ellos muchos han llegado a eso como consecuencia del rock pesado, el rap lleno de inmoralidades verbales extremas, los abortos anuales, etc. 

Entre los de esta generación están también muchos que progresivamente están volviendo a tiempos anteriores a la cristiandad en sus características: al principio se las dan de espirituales, pretenden meditar al estilo budista, dicen que son pacifistas. Luego esta generación encuentra deleite en la vuelta a la búsqueda de las druidas celtas (brujas de religiones satánicas ancestrales) y la generación de los que eventualmente son engañados por el maligno que los hace caer en nuevas religiones satánicas más fuertes de hoy que serían demasiadas para empezar a nombrarlas. Y   cuando caen en esas cosas, por diversas razones casi nunca salen de eso: 

1. porque pierden la voluntad de querer la salvación del alma, porque es una generación que se mofa de los sagrado y de Dios continuamente, 

2. porque es la generación que se burla de los que dan un buen ejemplo y viven de acuerdo a la ley de Dios, es la generación que niega a Jesucristo, 

3. porque es la generación que cree que todos los que creen en el verdadero Dios, la Sma. Trinidad, son unos ignorantes que se creyeron el cuento, 

4. porque es la generación que solo se va a salvar de la miseria si vuelve al verdadero Dios. 

Tristísimo:

Veo en la Argentina de hoy lo mismo que se veía aquí en los años 90 en EEUU. Vamos un poco atrasados pero en camino a lo mismo... Desgraciadamente hasta hoy, los efectos de las drogas que empezaron en los 70 no se han revertido sino que en forma casi piramidal se han multiplicado.

Aunque desde la década de los 90 hasta el 2005 aquí luchamos arduamente para recuperar una generación, no fuimos suficientes los que lo intentamos, no estábamos adecuadamente capacitados para darnos cuenta de los efectos de las drogas en el cerebro, y demasiados se perdieron a pesar de los esfuerzos feroces realizados. Todavía recuerdo cuando recibía adolescentes en los 90 para sacarlas de la calle y que en el día 5to (más o menos) de estar en mi casa me las encontraba en posición fetal en la cama o en el suelo, actuando como trastornadas y que luego, como locas a escondidas llamaban a los vendedores, se escapaban sin decir adiós y volvían a prostituirse por una inhalada de algo o una inyectada de lo que fuera, quien sabe en donde en Orlando. Tonta de mí que en ese entonces, sin experiencia alguna del daño que esas drogas hacían a sus cerebros, no sabía que no hay forma de limpiarlas sin usar ciertas drogas legales substitutas que las mantienen calmas mientras se limpian a menos que por gracia de Dios primero se conviertan de un modo extraordinario, como San Pablo al ser tirado de su caballo, y hagan un acto consciente de voluntad extrema para salir de eso. Contados con los dedos de una mano fueron los éxitos de tantos esfuerzos logrados sin internación en clínicas de rehabilitación... 

Así les pasa a las madres de los argentinos drogadictos de hoy: 

Creen que con amor y protección van a salvar a sus hijos de eso. 

Ignoran que sin DIOS, no hay tu tía...

Dejan pasar lo que no debieran porque temen más perder a sus hijos que perder a Dios.

Hoy muchas madres de los EEUU simplemente internan a sus hijos en lugares de rehabilitación (los que tienen como pagar), y los que no, los echan a la calle, les prohíben volver a la casa y cuando lo hacen, llaman a la policía y los hacen arrestar porque a veces algunos se limpian mientras están encerrados en la cárcel.

Ese es el proceso que espero que Argentina sepa evitar. Ruego para que los jóvenes se pongan a estudiar, a trabajar y vuelvan a Dios, es el único remedio preventivo o curativo.

CASO REAL Y HORRIBLE que prueba los efectos de cosas de las generaciones contadas:

Habíamos dicho a qué se debe todo eso: en resumen a que cuando se corrompen las personas que han recibido más dones de Dios (buena salud, buena educación, buena guía religiosa, etc.), estas caen más bajo que aquellos que no recibieron nada. Por eso no es raro que esas personas pierdan la fe, no quieran estudiar, no quieran trabajar, caigan en drogas y al finalizar sus días acaben en completa pobreza y en vicios de toda índole.

Si, la corrupción de lo mejor acaba en lo peor: 

Lo mejor fue - por ejemplo - tener gente buena en el hogar y no como un caso con el que tuve que lidiar hoy, de una chica de 14 años cuya madre era prostituta y vivía en la calle y que cuando se iba a un hotel de noche con un tipo, escondía a su nena (desde antes de los 8 años y hasta casi una década) bajo la cama del inmundo motel a donde iba a “trabajar” y le decía "dormite y ni se te ocurra moverte o hacer ruido", y mientras ella hacia sus cosas con el tal señor ... o los tantos de esa noche, la nena oía de todo... mientras trataba de dormir.

Sin duda, he oído casos horribles de padres, padrastros y hermanos abusando a una nena, pero este me sacudió mucho por varias razones:

- Primero: por la cantidad de tiempo que pasó durmiendo sobre el suelo, bajo camas de moteles inmundos oyendo cosas horribles.

- Segundo: por la cantidad diversa de perversiones oídas y las cosas tan variadas que tantos hombres hacían hacer a su madre mientras ella, aterrorizada, trataba de no respirar con fuerza para que no la fueran encontrar y le hicieran lo mismo.

-Tercero: por el hecho de que NADIE le preguntó jamás el porqué de la tristísima expresión de su rostro ni demostró interés ninguno en ayudarla.

- Cuarto: porque ella ahora piensa que Dios nunca la quiso: "porque si me hubiera querido me hubiera dado una familia, una cama, la posibilidad de ir a la escuela y luego de estudiar una carrera"

¿Oyendo esto, alguien se atreve a quejarse de su familia?

Desagradecidos que serán juzgados por Dios: 

- Todos aquellos que habiendo recibido una formación católica de verdad la desperdician y no dan frutos

- Todos aquellos que habiendo recibido una educación, no estudian para salir adelante y servir mejor a Dios y al prójimo y usan estúpidas excusas para no hacerlo.

- Todos aquellos que habiendo tenido una familia de gente buena que los quiso, les dio de comer, los protegió y se sacrificó por ellos de muchos modos, desprecian a esas personas, las ignoran, las ofenden, las maltratan, las hacen sufrir, no les devuelven con amor los esfuerzos por ellos realizados o aun peor, aquellos que las insultan, les faltan el respeto, e incluso algunos llegan a hacerles violencia física. 

'AMOR CON AMOR SE PAGA'
(San Bernardo)

CONCLUSION:

Por eso, aunque esta jovencita de la que habla el articulo/video del diario muestre ser una chica simple, y quizás imperfecta, allí tienen todos un ejemplo de que pobreza y problemas familiares jamás pueden usarse como excusa para decir que esas cosas, problemas o personas fueron obstáculo para estudiar, 'superarse' (como dicen hoy), vivir de acuerdo a los 10 Mandamientos y un día ser capaces de ser económicamente independientes, moralmente saludables y sobre todo: espiritualmente agradables a Dios.

Si ella pudo, el 99% de aquellos que no vivieron bajo un puente pueden también (excuso solo a los retardados mentales)
Aquí el articulo/video: 

http://www.lavoz.com.ar/videos/yohana-la-nina-que-vivia-debajo-de-un-puente-estudia-y-sera-mama

Dedicado a: 

Todos los jóvenes. No hay excusas para no salir adelante y cambiar de vida antes de que se les acaben las oportunidades. La vejez llega rápido y las oportunidades se vuelan para aquellos que no tienen una carrera. 

¿Recuerdan la fábula de la hormiga y la cigarra?

El verano de la vida es la juventud (la primavera la adolescencia). El otoño calcúlenlo entre los 45 y los 60, cuando ya pocos quieren emplearlos, y entre los 55 y más ocurre el invierno de la vida laboral (depende exactamente de cada caso). Los que ya tienen 30, recuerden que en solo 15 años entran a esa etapa...

¿Qué pasó con la hormiga que trabajó durante el verano y se preparó? Paso bien el invierno - la vejez - mientras que la cigarra que se dedicó a pasarla divertido y cantando en el verano, tuvo que sufrir hambre y miseria en el invierno. 

La prudencia es un signo de inteligencia, la falta de ella es el fruto de la estupidez y la ignorancia. 
Una cosa es dejar la vida en manos de la Providencia mientras se hace todo lo que se puede de acuerdo a los dones recibidos (¿recuerdan? dones eran formación, familia, educación, etc.) y otra muy diferente es pretender que la Providencia nos asista durante nuestra vejez luego de que no hemos querido hacer ningún esfuerzo para salir adelante estudiando y trabajando duramente, ni tampoco haciendo esfuerzo para asistir a nadie durante nuestra juventud (especialmente a aquellos con quienes tenemos deudas de amor y dedicación). 

Simplemente dicho: 

TAL COSA NO VA A FUNCIONAR porque la justicia de Dios es Infinita. Y aún más simple, con Dios o sin El:

EL futuro es consecuencia y efecto de las acciones presentes.

Se cosecha lo que se siembra. Sin trabajo duro no hay cosecha, la cosecha es el fruto del esfuerzo

-------------------------------------------
INDICE DE VATIOS