CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

¡TODO MENOS SER SEDEVACANTISTA!


Es hora de que nos demos cuenta que en la sala de estar hay un elefante …

¡Cualquier cosa menos el sedevacantismo!
Análisis de un fenómeno curioso


Análisis de un fenómeno curioso

Hemos dicho varias veces en este blog que en el mundo de los semi-tradicionalistas, los ciegos guian a otros ciegos. Esto no es sólo retórica, sino que se limita a describir la realidad. Ya se trate de personas que argumentan que lo importante no es tener el diagnóstico correcto de un problema sino tener la cura – como si un diagnóstico correcto no fuera al menos el punto de partida indispensable para cualquier  acción sanadora; ya se trate de Christopher Ferrara que promueve la idea de puede haber un “Papa anti-católico” ; ya se trate de un blogger que da el argumento de que no hay que someterse al Papa  “si es idiota” ; o ya se trate de la extraña tesis del obispo Atanasio Schneider que dice que con tal de que se esté en unión con el Papa se puede  estar en cisma con Cristo : Cualquier tesis nunca es demasiado absurda o anti-católica para los partidarios de la posición de reconocer-y-no resistir como posible explicación de la situación actual de la Iglesia, siempre y cuando esa tesis no les obligue a mantener la posición de  que la Iglesia del Vaticano II no es la verdadera Iglesia Católica y su Cabeza no es un Papa válido católico (comúnmente conocida como “sedevacantismo” ).

El 10 de julio de 2016, publicamos un post titulado, “El problema con Jorge: Los Semi-Trads en el punto de ruptura” . Desde entonces, las cosas han empeorado – ahora son mucho peores – para quienes tratan de ser buenos y fieles católicos pero sin embargo aceptan al peor apóstata del mundo como Vicario de Cristo y permanecen dentro del establishment  “visiblemente” católico que, sin embargo, se opone a cada paso a la fe católica, la moral y la piedad católica.

¿Por qué hay tanta gente que está haciendo lo imposible para evitar adoptar la posición sedevacantista?

A principios de 2015, el P. Anthony Cekada habló de un miedo irracional al sedevacantismo [véase en el blog Sedevacantofobia ]  en el campo de los semi-tradicionalistas, por lo que, por supuesto, inmediatamente es rechazado por la gente. Pero esta verdadera fobia al sedevacantismo – que podríamos llamar “sedevacantofobia” – es cualquier cosa menos ser algo ilusorio. Incluso si no queremos llamarlo fobia, sin embargo, puede decirse con bastante objetividad, que es un rechazo sistemático y compulsivo a considerar el sedevacantismo sin tan siquiera considerarlo como una posible explicación de la situación de la Iglesia católica de hoy. ¡Todo menos eso!  parece ser el grito de guerra de los semi-tradicionalistas.

La última idea: sedevacantismo práctico 

De hecho, nada  , como ya vimos anteriormente, y como se ejemplifica en el reciente artículo “ En pie,  arriba. La tormenta va a estallar” , que se encuentra en el sitio web One Peter five . Fue escrito por Steve Skojec, que argumenta a favor de un sedevacantismo  práctico (¡pero no teórico!) como la única posición correcta.

Es este post vamos ahora a examinarla. Es decir, me referiré a aquellas partes del artículo de Skojec que son particularmente problemáticas y están virtualmente pidiendo a gritos, por así decirlo, una respuesta sedevacantista.

La primera parte es un comentario escrito por un lector de One Peter five  que se identifica como “ Teodosio “. Skojec lo cita extensamente y con bastante aprobación:

Creo que realmente a todos los efectos, hay que ser sedevacantistas  prácticos. Yo mismo no lo soy  formalmente, sin embargo el diario cuidado en  trabajar nuestra salvación recogiendo los pedazos de fe y seguir adelante,  es lo que debe excluir decididamente cualquier lugar para Francisco en nuestras vidas, menos el asentimiento inclinando la cabeza aceptando que  él está en la Sede de Pedro.


Con  Juan Pablo II se podía aceptar como ortodoxo la mayor parte de lo que dijo. Lo mismo con Benedicto XVI. Pero con este tipo …es imposible . Y así todo lo que puedo hacer es no  hacer nada. Para mí, la sede está vacía prácticamente hablando, ya que está desprovisto de lo que debería tener- un liderazgo católico ortodoxo. Realmente lo que depende de nosotros es encontrar buenos sacerdotes por nuestra cuenta, si es posible, y que Dios bendiga al pequeño remanente que puede encontrar un obispo católico en Estados Unidos que se decante  por la tradición. Hay  pocos, pero no están en mi vida.


La Sede bien puede estar físicamente ocupada, pero mi corazón está vacante, desprovisto de cualquier pastor terrenal y teniendo que confiar en el verdadero pastor y obispo de nuestras almas.


No sé si se debo dar  gracias a Dios porque he vivido para ver esos momentos o maldecir la oscuridad de la confusión que embarga a los millones de almas que tienen buena voluntad. No sé si podré volver a ver la Iglesia restaurada a su antigua gloria, o si estoy condenado a ver a los obispos rodando como  bolos, cayendo  y golpeando sobre sus compañeros.


¿Cuándo pudimos  imaginar que íbamos a tener un Papa a quien mirar,  y desear al mismo tiempo  que Dios se lo llevara de nuestras vidas? ¿Cuándo pudimos imaginar que íbamos a temblar al escuchar la voz de Pedro, sabiendo que era la de Judas, por temor a decirlo en alta voz.


Esto es lo que debe de  haber pasado cuando  alrededor del fuego de un patio en una noche oscura, Pedro, esperando salir en defensa de su maestro, no una, ni dos, sino tres veces niega conocer  al hombre a quien juró que moriría por él.


“Retírate  de mí, Satanás, pues eres un obstáculo para mí.”


¡Retírate de mi Francisco!. Porque eres escándalo para mí. Tus pensamientos no son Sus pensamientos ni tus caminos son Sus caminos. Quiero ser católico y tú quiere que cante alabanzas a Lutero,  quiero ser católico y tu me entregas a los griegos, quiero ser católico y tú no te arrodillas ante la Eucaristía, quiero ser católico y tú maldices el rito romano, tú te burlas de los fieles, tú nos llamas herejes, tu abres  las puertas del cielo a los  judíos impenitentes y reconoces  la gracia del bautismo a quienes  se han separado de la Santa Madre Iglesia.


¿Qué tengo que ver contigo? ¿Qué eres tú  para mí? ¿Cómo puedo evitar tener la tentación de declarar la sede vacante cuando has dejado vacante a Cristo? ¿Qué hay en ti o en el ejercicio de tu cargo  que pueda inspirar a los fieles una mayor fidelidad?


Oh dulce  Cristo mío, aunque te hayan bajado muerto de la cruz, y estés sin vida en los brazos de tu madre, creo, creo, creo y confieso que sólo esta Carne nos concede la vida, sólo este  Cuerpo, es nuestra salvación, sólo en las lágrimas que riegan la cara de tu Madre Inmaculada, pueden encontrar consuelo  mis lágrimas. ( Comentario de “Teodosio” a un tal Peter Cinco , abril 2, 2017)


Pocas veces el absurdo de la posición de “reconocer-y-resistir” se manifesta con mayor intensidad que en este comentario. No nos interesa aquí el comentarista, que sin duda es un hombre de buena voluntad, un hombre piadoso que está completamente perdido en la confusión generada por la secta del Vaticano II, por un lado, y por la propaganda de la falsa resistencia (como la de la  FSSPX) por el otro. Pero dejando de lado la  consideración de la culpabilidad personal del comentarista, debemos mostrar su postura absolutamente  anti-católica, sobre todo porque son muchos, entre  los que rechazan el sedevacantismo, los  que piensan, o al menos actúan, casi de la misma manera.

Digamos en primer lugar, que alivia el ver que alguien está finalmente dispuesto a admitir lo que el P. Anthony Cekada ha estado diciendo durante mucho tiempo: la gente que “reconoce-y-resiste” son en la práctica sedevacantistas. En verdad que lo son. El problema está, sin embargo, en que siendo en la práctica sedevacantistas, mientras verbalmente reconocen a Francisco como Papa, su postura es un grave ataque a la enseñanza católica sobre el Papado, precisamente porque ser “Papa” no es simplemente un título honorífico sin ningún significado sustancial (como reduciéndolo a una simple inclinación de cabeza, hace Teodosio  al mismo tiempo que reconoce que el [antipapa] está en la Sede de Pedro’), como si no tuviera importancia la posesión del cargo papal. De hecho, reconocer el Papado en alguien  es afirmar que él posee todo lo que la doctrina católica afirma sobre el  Papado – y que es mucho más que poseer el mero  carisma de la infalibilidad “cuando hace declaraciones ex cathedra”,  como veremos en breve. Por tanto,  cuidado,  Teodosio : ¡ Su “cabeceo” tiene consecuencias!

En segundo lugar, si, como señala el comentarista, la Santa Sede “está desprovista de lo que debería tener- el liderazgo católico ortodoxo”- entonces se debe concluir que la Santa Sede está vacante. Se debe concluir esto porque sigue con estricta necesidad lógica de lo que la Iglesia enseña sobre el papado y del hecho de  admitir su premisa acerca de  que actualmente no existe un liderazgo católico en él.

Parece que la gente a menudo no se da cuenta de la gravedad de estos asuntos. Actúan como si tomaran  la doctrina católica como un jueguecito  y después simplemente “hicieran  las cosas a su modo”, por así decirlo, siempre y cuando se preste el reconocimiento verbal  de que Francisco es el Vicario de Cristo. Y ¿de dónde viene esta actitud tan frívola? Viene de la  premisa irrazonable y sin embargo mantenida firmemente, de que el sedevacantismo de ninguna manera puede admitirse.

Aquí vemos en acción la verdadera fobia al sedevacantismo. ¿Que se reduce el  Papado a un sinsentido? ¡No hay problema! ¿Decir que Jorge Bergoglio no es el vicario de Cristo? ¡Dios nos libre! Ahora bien ¿cuál de estas dos alternativas es incompatible con la enseñanza católica? ¿Teodosio piensa realmente que la enseñanza católica sobre el Papado consiste, esencialmente, nada más que en dar el “visto bueno” a la afirmación verbal de  que un hombre en particular es el Papa? ¿Dijo el Papa Bonifacio VIII al proclamar que la sumisión al Papa es necesara para la salvación que basta para ello hacer una simple inclinación de cabeza? “Además declaramos, decimos, definimos y proclamamos que es necesario para la salvación a toda criatura humana estar sujeta enteramente  al Pontífice Romano” (Bula  Unam Sanctam ; Denz. 469 ).

 El clero resistente sale al rescate

El comentarista entonces procede a afirmar: “Depende realmente  de nosotros encontrar buenos sacerdotes por nuestra cuenta, si es posible ....” Por supuesto, lo que hace que un sacerdote sea  un buen sacerdote  es  dejar a cada autodenominado “tradicionalista” que él decida. Con lo cual no queremos decir que elijan  una norma arbitraria o tipo auto-servicio; pero no importa qué estándar se elija, sin duda no será el estándar católico tradicional,  es decir, que el sacerdote esté sometido a la Santa Sede:

Para que cualquier hombre pueda demostrar su fe católica y afirmar que él es verdaderamente católico, debe estar de acuerdo con la Santa Sede. Porque  los fieles de toda la Iglesia deben estar de acuerdo con ella. Y el hombre que abandona la sede de Pedro sólo puede estar  falsamente seguro de que él está en la Iglesia. Como resultado de ello,  el hombre es ya un cismático y un pecador cuando está en oposición a la sede única del bienaventurado Pedro de quien derivan  los derechos de la comunión sagrada a  todos los hombres. (Papa Pio IX, Encíclica Quartus Supra , n. 8)


En la misma encíclica, el Papa Pío IX añade que para ser considerado un católico ortodoxo, un hombre debe “darse prisa en someterse a  la sede romana antes que a cualquier otra. Cuando esta Sede ha sido reconocida con sumision, todos los hombres en todas partes se unirán para declararla  piadosa y ortodoxa” por la sencilla razón de que sólo a “la Sede Apostólica ha sido concedida la jurisdicción , la autoridad y el poder de atar y desatar en el mundo entero” (San Máximo;. QTd por Pío IX, Encíclica Quartus Supra ., n 9). Y si esto se aplica a cualquier católico , ¡¿cuánto más tiene que aplicarse  a los sacerdotes? !

El campo de reconocer-y-resistir tiene mucho “clero aprobado”  y es a él a quien la gente es enviada en lugar de a aquél  de quien afirman sólo  verbalmente que es el Papa sentado en la Santa Sede. Así, por ejemplo, tenemos el afiliado a la FSSPX P. Albert Kallio, OP, que aparentemente es el sacerdote que da dirección teológica a los seguidores del Centro de Fátima  y es parte de su consejo asesor de sacerdotes ( ver pág. 29 aquí ). Actualmente en sustitución del “Padre” Nicholas Gruner en su papel de “responsable del consultorio” , el P. Albert responde a preguntas sobre los temas habituales de “reconocer-y-resistir”, tales como qué pensar del Novus Ordo o si los sacramentos de la FSSPX son válidos y lícitos . Por supuesto, se espera que la gente  prefiera el juicio del P. Albert al del supuesto “Papa” (recuerde la desorientación diabólica!).

Como  afirman que Francisco es el Papa , piensan que ¡no están juzgando al Papa! Sin embargo, lo contrario es cierto: son subjetivamente culpables precisamente de juzgar al Papa porque se adhieren a su propio juicio y descartan el del hombre del que insisten es un verdadero y legítimo Papa! Sin embargo, el Concilio Vaticano I enseñó: “… el juicio de la Sede Apostólica, cuya autoridad no es superada, por nadie, ni a nadie está  permitido emitir un juicio por encima de su  sentencia” ( Denz 1830. ). Pero en realidad ellos son los que están “juzgando el Papa”, no los sedevacantistas. (Un tratamiento detallado de este asunto “juzgar al Papa” se puede encontrar aquí .)

Por otro lado, si la “Santa Sede” está de acuerdo con su posición sobre algo, es invocada como una autoridad que ha de seguirse. ¡Una verdadera farsa!

¿San Pedro o Judas? Eso hace la diferencia

Volviendo al comentarista Teodosio , se observa que pronuncia – sin darse cuenta, sin duda, pero no por ello es menos atroz – una blasfemia increíble, preguntando retóricamente: “¿Cuándo nos habríamos  imaginado que íbamos a temblar al escuchar la voz de Pedro, sabiendo que era la de Judas, y temiendo decirlo  en voz alta?”

Tal escenario está totalmente en desacuerdo con la doctrina tradicional católica sobre el Papado, que ahora debemos citar con cierta extensión:

Esta silla [de Pedro] es el centro de la verdad católica y la unidad, es decir, la cabeza, la madre y maestra de todas las Iglesias a las que se les debe ofrecer todo honor y obediencia. Cada iglesia debe estar de acuerdo con ella debido a su mayor preeminencia – es decir, aquellas personas que se encuentran en todos los aspectos … fieles.


Ahora bien, es sabido que los enemigos más mortales de la religión católica siempre han hecho una guerra feroz, pero sin éxito, en contra de esta Cátedra; que de ninguna manera son ignorantes del hecho de que la religión en sí nunca puede tambalearse y caer, mientras que esta Cátedra se mantenga intacta, la Cabeza , que descansa sobre la roca que las puertas orgullosas del infierno no pueden derribar y en la que está toda y perfectamente  la solidez de la religión cristiana . Por lo tanto, a causa de su fe especial en la piedad Iglesia y especial hacia la misma Cátedra de Pedro, exhortamos a dirigir sus constantes esfuerzos para que el pueblo fiel de Francia pueden evitar los engaños astutos y los errores de estos trazadores y desarrollar una más filial afecto y la obediencia a esta Sede Apostólica. Ser vigilantes en acto y la palabra, a fin de que los fieles puedan crecer en el amor a aesta Santa Sede, venerarla, y aceptar con completa obediencia; deben ejecutar todo  lo que la sede misma enseña, determina y decreta .


(Papa Pio IX,  Encíclica  Inter Multiplices , nn 1,7; el subrayado.).


 


En la Iglesia Católica está el cristianismo encarnado. Se identifica con esa perfecta, espiritual, y, en su propio orden, sociedad soberana, que es el cuerpo místico de Jesucristo, y que tiene por su cabeza visible del Roman Pontifice, sucesor del Príncipe de los Apóstoles. Es la continuación de la misión del Salvador, la hija y heredera de su redención. Ella ha predicado el Evangelio, y ha defendido al precio de su sangre, con  la ayuda divina,  la inmortalidad que se la ha prometido, no tiene un acuerdo con el error, pero se mantiene fiel a los mandatos  de los cuales tiene recibido para llevar a la doctrina de Jesucristo a los límites último de la tierra y para el fin del tiempo y para proteger en su integridad inviolable .


(Papa Leo XIII,  Carta Apostólica  Annum ingressi ; subrayado añadidos).


Para los Padres de la IV concilio de Constantinopla, la adhesión a las formas de los anteriores, publicado esta profesión solemne: “Nuestra primera salvación es para proteger el estado de derecho fe [. . .]. Y puesto que el sentimiento de nuestro Señor Jesucristo no puede ser pasada por alto cuando dice: ‘Tú eres Pedro; y sobre esta piedra edificaré mi iglesia'[Mat. 16:18], estas palabras que fueron pronunciadas son probados por cierto que los resultados reales, ya que en la Sede Apostólica la religión católica siempre se ha conservado sin mancha, y la doctrina santa celebra. Deseando, pues, mucho menos a ser separado de la fe y la enseñanza de esta [Santa Sede], Esperamos que merezcamos  estar en la única comunión que la Sede Apostólica proclama, en la que la solidaridad de la religión cristiana es todo y verdadero”….


Para cumplir con este deber pastoral, nuestros predecesores dieron siempre incansable atención a la doctrina salvadora de Cristo extendida a   todos los pueblos de la tierra, y con la misma atención que observaron que, en lo que se recibió, se conserva sana  y pura. Por lo tanto, los obispos de todo el mundo, ahora de forma individual, ahora reunidos en sínodos, después de una larga costumbre de las iglesias y la fórmula de la norma antigua, se hace referencia a esta Santa Sede esos peligros particular que surgieron en los asuntos de la fe, que hay especialmente los daños a la fe pueden ser reparados donde la fe no puede experimentar un fracaso . Los Romanos Pontífices, por otra parte, de acuerdo como la condición de los tiempos y los asuntos asesorado, a veces llamando Concilios ecuménicos o mediante el examen de la opinión de la Iglesia extendida por todo el mundo; a veces por los sínodos particulares, a veces mediante el empleo de otras ayudas que la Providencia divina suministrado, han definido que esos asuntos deben rendir el que con la ayuda de Dios que han reconocido como de acuerdo con la Sagrada Escritura y la tradición apostólica. En efecto, el Espíritu Santo no fue prometido a los sucesores de Pedro que por su revelación que podría revelar nueva doctrina, sino que por medio de su ayuda que podría guardar santamente la revelación transmitida por los apóstoles y el depósito de la fe, y fielmente posible configurarlo sucesivamente . De hecho, todos los venerables padres han abrazado la doctrina apostólica, y los médicos ortodoxos sagrados han venerado y seguido que, a sabiendas de que la Sede de San Pedro siempre permanece intacta por cualquier error, según la promesa divina de nuestro Señor el Salvador hecho al jefe de sus discípulos: “yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos” [Lucas 22:32] .


Por lo tanto, este regalo de la verdad y una fe que nunca falla fue conferido por Dios a Pedro ya sus sucesores en esta silla , para que administre su alto deber para la salvación de todos; que todo el rebaño de Cristo, se dio la vuelta por éstos de los alimentos venenosos de error, podría ser alimentado en el sustento de la doctrina celestial, que con motivo de escisión elimina toda la Iglesia se salve como uno, y confiando en su fundación podría mantenerse firme contra las puertas del infierno.


(Concilio Vaticano I, Constitución dogmática Pastor Aeternus ; Denz. 1833, 1836-1837 subrayar en el original;).


No, la Cátedra de San Pedro no se puede convertir en la Cátedra de Judas. La Esposa de Cristo no puede ser infiel a su Divino Esposo. Esa es la razón por la cual Cristo instituyó el Papado: para que Su Iglesia siempre fuera  “columna y fundamento de la verdad” (1 Timoteo 3:15); para que la gente siempre pudiera confiar completamente en ella y no “estar fluctuantes, zarandeados  por cualquier viento de doctrina” (Ef 4:14).

Con este fin, nuestro Señor fundó la Iglesia sobre la roca de San Pedro y no en Judas. La Sede de San Pedro no puede fallar porque “yo he rogado por ti, para que tu fe no falte” (Lc 22:32), y la oración de Cristo es infaliblemente eficaz. Así mismo Dios garantiza que la Iglesia Católica siempre se mantendrá firme contra las puertas del infierno. Una traición como la de Judas – o de los “papas” del Vaticano II – está fuera de cuestión.

Lo que no está fuera de cuestión, sin embargo, es la aparición de  falsos pastores , cuya voz no reconocen las ovejas: “Pero al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños” (Jn 10, : 5). Nuestro Señor nos advirtió específicamente sobre aquéllos “que dicen ser apóstoles, y no lo son” (Ap 2: 2), y San Pablo pronunció un claro anatema contra ellos: “Mas si nosotros, o un ángel del cielo os anunciara un evangelio distinto del que os hemos anunciado, sea anatema”(Gal 1: 8).

No hay, como el comentarista de One Peter five que invocar el argumento de la negacion de  “San  Pedro que negó a Cristo tres veces pero siguió  siendo Papa“. Él dice: “ Esto es lo que debe de  haber pasado cuando  alrededor del fuego de un patio en una noche oscura, Pedro, esperando salir en defensa de su maestro, no una, ni dos, sino tres veces niega conocer  al hombre a quien juró que moriría por él” .

Pero la verdad es que cuando San Pedro negó a Cristo, el Papado ¡aún no le había sido conferidol; sólo le  había sido prometido ( “sobre esta piedra  edificaré  mi iglesia” [Mateo 16:18]). El papado se le confirió a San Pedro después de la resurrección, cuando el Señor le dio el cargo con las palabras: “Apacienta mis corderos”: “Y sólo a  Simón Pedro, Jesús después de su resurrección confirió la jurisdicción de pastor y rector , diciendo: ‘Apacienta mis corderos,’ ‘Apacienta mis ovejas‘ [Jn. 21: 15ff]”(Vaticano I, Pastor Aeternus ; . Denz 1822 ).

Hacia el final de su comentario, Teodosio enumera algunas  de las herejías, blasfemias y otros ultrajes de Francisco y luego pregunta retóricamente:

¿Qué tengo que ver contigo? ¿Qué eres tú para mí? ¿Cómo puedo evitar tener la tentación de declarar la sede vacante cuando has dejado vacante a Cristo? ¿Qué hay en ti o en el ejercicio de tu cargo que pueda inspirar a los fieles una mayor fidelidad?


A lo cual hay que responder así:

En realidad, señor, lo que hay que preguntarse es, ¿qué tiene que ver Francisco con usted? ¡Nada! Y por qué, entonces, ¿tiene ud. que ver algo con él? ¡Anatema a Francisco! (cf. Gal 1: 8-9) ¿Qué es lo que le impide aceptar que un apóstata público no puede ser el Vicario de Cristo, porque debe garantizar la verdadera fe y la unidad de la Iglesia? ¿Por qué está más dispuesto a negar el Papado que negar que Bergoglio lo posee? ¿Por qué reconoce en Francisco la voz de un asalariado, y a pesar de ello lo acepta como su pastor verdadero y legítimo?


Hasta ahora nuestro análisis de la observación formulada por Teodosio citada con aprobación de Steve Skojec en el post de  One  Peter five, “Arriba, en pie. La tormenta va a estallar”.

Sedevacantismo práctico vs. Sedevacantismo real

Pasemos ahora a hacer algunas de las observaciones a lo que escribe Skojeck, empezando por su aclaración del término “sedevacantista práctico”, ya que, naturalmente, tiene que estar absolutamente claro a sus lectores porque nunca tolerarían un real  o verdadero sedevacantista:

Tenga en cuenta el importante condicionante, “práctico”. No somos sedevacantistas. Tampoco sedeprivacionistas. Las cosas serían entonces más fáciles. Es una cosa mucho menos traumática creer que la razón por la que un Papa está haciendo estas cosas es porque no es realmente, en absoluto,  un Papa, que creer que de alguna manera es el legítimo sucesor de San Pedro, sin pensar que él está bajo el manto de Judas. Nosotros, en cambio, nos vemos obligados a aceptar que hay un vacío en la Sede de Pedro que la realidad formal de la legitimidad papal no puede sanar.

(Steve Skojec, “Arriba, en pie. La tormenta va a estallar” ,  One Peter five, abril 3, 2017)


Ah claro, el “sedevacantismo es un argumento demasiado fácil”. Es muy popular en estos días, especialmente entre aquéllos que prefieren la emoción a la razón o la fe, o que buscan desesperadamente algo sólido para justificar no ser un sedevacantista (¡volvemos a lo mismo!).

Para responder a la primera pregunta hay que preguntarse: ¿Qué tiene que ver con todo esto lo  fácil o lo difícil? La única preocupación que debemos tener no es si el sedevacantismo es fácil o difícil, sino si es cierto : “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Jn 8,32). ¿Desde cuando el nivel de dificultad es un indicador de la verdad? Se podría decir que la ecuación 1 + 1 = 2 es “fácil”, ¿Sin embargo acaso no es cierta?

En segundo lugar, hemos demostrado una y otra vez, y también en este post, que el sedevacantismo se basa en la doctrina católica (al contrario que el ‘sevacantismo práctico’). No hemos hecho un llamamiento a nada emocional, y mucho menos hemos dicho a la gente que elijan el camino “fácil”. No se debe elegir el camino fácil, sino el el que sea compatible con la doctrina católica; si esto es fácil o difícil para usted, francamente, es algo  irrelevante. Así, mientras que Skojec puede enorgullecerse de aceptar con valentía la idea “difícil” de que el Arca de la Salvación puede convertirse en un arca de condenación, debemos rechazarla  no obstante, porque la verdad “fácil” es que este escenario está excluido de  las promesas divinas .

En tercer lugar, si queremos hablar de lo que es más fácil, ¿es que no es simplemente más fácil afirmar que la Secta del Vaticano II,  es la Iglesia Católica (hey, ¡así tenemos una jerarquía completa y muy visible!) y Francisco es el  Papa (sin ninguno de esos problemas molestos que tienen los sedevacantistas)? Así tiene Ud. la oportunidad de aceptar un sinnúmero de ordenaciones como válidas (si quieres – ¡eso depende de usted!), Y también puede Ud. escoger y elegir  la enseñanza y directrices del Vaticano (anulaciones a la carta y ¡sin pecados contra el ecumenismo! ¡olvidándose de todo eso! ¿Que Francisco Marto es declarado Santo? ¡impresionante! ¿confesiones en la FSSPX válidas? ¡Encantado con todo eso!). Es probable que su “misa tradicional” más cercana esté  a la vuelta de la esquina, y es mucho más fácil de explicar su religión a sus compañeros de trabajo, porque no le van  a mirar por encima del hombro como uno de esos locos sedevacantistas!

Pero es evidente que ambas partes no pueden jugar a este juego tonto de  “lo fácil vs lo  difícil”, porque algo puede ser fácil en un aspecto, pero difícil en otro. Toda esta objeción de que “no puede ser verdad porque sería demasiado fácil” debe ser descartada como simplemente irrelevante.

Caminar por fe, no por vista

Más tarde, en su post, Skojec afirma:

Me gustaría tener sabiduría para ofrecérsela. Me gustaría tener respuestas. Me gustaría poder decirle lo que está de más. Pero la niebla es tan espesa que estamos tropezando inmersos en una oscuridad total. Estamos siendo forzados a “caminar por fe y no por vista.” (2 Cor. 5: 7)


Esta evaluación franca está muy bien puesta; pero es desconcertante ver por qué Skojec no acepta  esa misma respuesta en los sedevacantistas. De alguna manera, se espera que los sedevacantistes tengan todas las respuestas, De lo contrario su posición “debe” ser rechazada como falsa (e incluso si no tenemos todas las respuestas, también somos atacados, precisamente porque ellos reclaman que tengamos todas las respuestas y, sobre todo, ¡unas respuestas fáciles de entender!).

Se nos critica por no tener una respuesta clara sobre cómo sería elegido un nuevo Papa. Se nos critica por no poder vivir hoy el Magisterio. Se nos critica por no poder explicar exactamente cómo puede suceder la situación de deserción casi total en la Iglesia. Se nos critica porque no explicamos claramente  la existencia de jurisdicción ordinaria en la Iglesia.

Y, sin embargo, los que reconocen-y-resisten no permiten que digamos simplemente : “No lo sé.”

Sin embargo, “no lo sé” es una respuesta aceptable si realmente no se sabe y si usted no necesita saber más. Y nosotros no necesitamos saber, en sentido estricto. Somos como los discípulos que esperaban  y se lamentaban en la tumba,  el dia Sábado Santo. No sabemos cómo Dios va a resolver esta situación, pero sabemos que Él puede hacerlo y que Él lo hará .

Como el cardenal Henry Edward Manning explicó en una conferencia pronunciada en 1861:

A medida que los malvados no prevalecían contra Él [nuestro Señor Jesucristo], incluso cuando le ataron con cuerdas, lo arrastraron  a juicio, vendaron sus ojos, se burlaban de él como un falso rey, lo golpearon en la cabeza como un falso profeta,  lo sacaron fuera de la ciudad, lo crucificaron, y en medio de su poder parecían tener un dominio absoluto sobre él, por lo que estaba casi aniquilado bajo sus pies; en el mismo momento en que estaba muerto y enterrado fuera de su vista, Fue vencedor  y resucitó al tercer día, y ascendió al cielo, y fue coronado, glorificado, e investido con su realeza, y reina supremo, rey de reyes y Señor de señores, –  así lo mismo será con Su Iglesia: aunque sea persiguida por  un tiempo, y, a los ojos del hombre, derribada y pisoteada, destronada, despojada, burlada, y aplastada, sin embargo, llegará el momento de su triunfo y las puertas del infierno no prevalecerán. La Iglesia de Dios verá una resurrección y una ascensión, una realeza y un dominio, una recompensa de gloria por todo lo que ha sufrido.  Al igual que Jesús, debe sufrir en el camino de su triunfo; sin embargo, será coronada con Él eternamente.

(Extraído de “El Papa y el Anticristo: La Gran Apostasía anunciada”Novus Ordo alambre , abril 23 de, 2015; el subrayado es nuestro).


“El Sedevacantismo práctico” es simplemente ‘guardar el pastel y comérselo también’. Es una posición que tiene lo mejor de ambos mundos y recoge los agradables frutos del sedevacantismo, (rechazando la basura del Novus Ordo) al tiempo que se rechaza su amargo cáliz (¿dónde está  la jerarquía? ¿Dónde ir a misa? ¿Cómo tendremos  un Papa detrás de nosotros? ¿cómo podemos solucionar las diferencias?). Se juntan los frutos agradables sedevacantistas a todo lo positivo de la Secta del Novus Ordo (¡validez de las ordenaciones del Novus Ordo, ¡nulidades del matrimonio! Un lugar conveniente en la misa! ¡Cenas con el obispo!). El resultado quizás sea una agradable ensalada de frutas pero ciertamente no es el catolicismo.

Disonancias cognitivas

Por tanto, mientras que los  “sedevacantistas prácticos” pueden muy bien pensar de sí mismos que retienen  la fe católica tradicional, la verdad es que la han rechazado durante mucho tiempo – teniendo en cuenta que rechazar incluso un dogma de la Fe es rechazarla en su totalidad, ya que la Fe existe en su totalidad y no en partes o grados. Esto tiene consecuencias aterradoras, porque, como enseña el Papa León XIII, debemos “considerar como fuera de la comunión católica, y ajeno a la Iglesia, el que en lo más mínimo niega cualquier punto de doctrina establecida según la autoridad del Magisterio” (Encíclica  Satis Cognitum , n. 9).

Ciertamente, el “sedevacantista práctico” tal vez puede prestar un sometimiento de boquilla a la enseñanza católica tradicional, pero la contradice en la práctica, por lo que su acción no sólo sería deshonesta e hipócrita, sino que también equivaldría a ser una disonancia cognitiva , un estado en el que las acciones de uno niegan  – o al menos no coinciden con  – los pensamientos o creencias establecidas. Tal estado no puede durar mucho tiempo para que un ser humano permanezca cuerdo. La discrepancia entre los pensamientos y las acciones se resuelven rápidamente ya sea cambiando las acciones para alinearse con los pensamientos, o cambiando los pensamientos para que se correspondan con las acciones.

Cuando se niegan a abandonar la creencia de que Francisco es un verdadero Papa, sin importar las consecuencias, los “sedevacantistas prácticos” se obligan o bien a someterse a Francisco  y convertirse al Novus Ordo, o bien niegan la doctrina tradicional católica sobre el Papado. Esto nos recuerda las palabras de San Jerónimo: “… cada cisma crea una herejía para justificar su retirada de la Iglesia” (citado por el Papa Pío IX, encíclica. Quartus Supra , n. 13).

Y así es.

El Papado tiene consecuencias

Que la gente en el campo de “reconocer-y-resistir” han renunciado a creer en las enseñanzas católicas sobre el Papado se hace evidente una y otra vez. Una de las manifestaciones más sinceras sobre esto fue la declaración de John Vennari en 2013 : “Nunca permitiría que Francisco enseñara religión a mis hijos”!

Por supuesto, el sentimiento está totalmente justificado: no debe permitirse a Jorge Bergoglio  que enseñe  religión a los niños. En cuanto decimos que asentimos ” al papado de este hombre,  surge un dilema porque el Papa goza del derecho divino de enseñar a todos los católicos:

“La Santa Sede Apostólica y el Romano Pontīfice tiene la primacía en todo el mundo. El Romano Pontífice es el sucesor del bienaventurado Pedro, Príncipe de los Apóstoles, verdadero Vicario de Cristo, Cabeza de la Iglesia, padre y maestro de todos los cristianos “.

(Papa Benedicto XIV, Constitución Apostólica  Etsi pastoralis 26 de mayo, 1742; extraído en  papales Enseñanzas: La Iglesia , p 32; el subrayado es nuestro.).

“Si alguien dice que el Romano Pontīfice  tiene solamente el oficio de inspección o de dirección, pero no la plena y suprema potestad de jurisdicción sobre toda la Iglesia, no sólo en lo que mira a la fe y la moral, sino también en aquellas cosas que pertenecen a la disciplina y al gobierno de la Iglesia  extendida por todo el mundo; o, que posee sólo las partes más importantes, pero no toda la plenitud de este poder supremo; o que esta potestad suya no es ordinaria e inmediata, sobre las iglesias en conjunto e individualmente, y sobre los pastores y los fieles en conjunto y por separado : SEA ANATEMA“.

(Concilio Vaticano I, Constitución dogmática  Pastor Aeternus , CHP 3;.  Denzinger 1831 subrayar en el original;).


Sí, el Papado tiene consecuencias!

Como Cristo, la Iglesia tiene que sufrir

Trágicamente, los resistentes del “reconocer-y-resistir” nunca serán capaces de restaurar el catolicismo tradicional, porque ellos mismos no se adhieren a él. Es una locura pensar que se puede restaurar el catolicismo real profesando una versión corrupta del mismo. Simplemente no es posible mantener la Fe negándola al mismo tiempo.

Esto no quiere decir que no haya dificultades en la posición sedevacantista, y ya nos hemos referido a ellas. Hay preguntas sin respuesta, hay misterios, hay confusión y desacuerdo sobre algunas cuestiones; pero no hay imposibilidades  y no existen contradicciones reales , a diferencia de lo que vemos en la tierra de la resistencia. No tener respuestas es mejor que tener  malas respuestas, y sabemos que las respuestas dadas por la posición de reconocer-y-resistir están equivocadas.

Debemos aceptar el hecho de que vivimos en un período de historia de la Iglesia en el que Dios Todopoderoso permite que la Iglesia esté eclipsada y nos mantenga ocultas las respuestas que tanto deseamos. Sin embargo, esto no es excusa para que no podamos mantener la fe. De hecho, es parte de la tradición sagrada que antes de que Cristo vuelva, habrá una aparente “muerte” de la Iglesia y una “operación de error” para hacernos “creer en la mentira” (2 Tesalonicenses 2:10). Vamos a dar de nuevo un texto del cardenal Manning que sirva de explicación:

La historia de la Iglesia, y la historia de nuestro Señor en la tierra, se desarrollan en paralelo. En los  lreinta y tres años que el Hijo de Dios encarnado estuvo en el mundo, nadie pudo ponerle  la mano encima. Ningún hombre pudo apresarlo porque su “hora aún no había llegado.” Vendría una hora en que el Hijo de Dios sería entregado a manos de los pecadores. El la conoció de antemano; Él la predijo. La impidió con su mano, rodeando su persona con un círculo de su propio poder divino. Ningún hombre pudo romper ese círculo puesto por su omnipotencia hasta que llegó la hora, cuando por su propia voluntad Él  dejó abierto el camino para que las fuerzas del mal ….

De la misma manera, sucederá con su Iglesia. Hasta que ha llegado la hora en que el obstáculo  [= un Papa válido]  por voluntad divina, sea quitado de en medio, nadie tuvo  poder para poner una mano sobre él. Las puertas del infierno no podían  prevalecer  contra ella; podían esforzarse y luchar, estando el Vicario de nuestro Señor; pero nadie tuvo  el poder de moverle  un paso, hasta que venga la hora cuando el Hijo de Dios permita, por un tiempo, que los poderes del mal prevalezcan. Esto se encuentra en el libro de la profecía ….


Tenemos necesidad, entonces, de estar en guardia. Y será una vez más como pasó cuando el Hijo de Dios estaba en su pasión – lo vieron traicionado, atado, llevado, golpeado, vendado, y azotado; lo vieron cargando con su cruz camino del Calvario, después clavado en ella, y elevado ante  la burla del mundo; y dijeron: “si es el rey de Israel, que baje ahora de la cruz, y creeremos en él” [Mateo 27:42]. Así que de igual manera se dice ahora, “Viendo esta Iglesia Católica, la Iglesia de Dios, débil y sin fuerzas , rechazada incluso por las mismas naciones llamadas Católica. No es la católica Francia y Alemania católica, y Sicilia católica, y la Italia católica, renunciando a este producto en explosión del poder temporal del Vicario de Jesucristo.”Y así, debido a que la Iglesia parece débil, y el Vicario del Hijo de Dios está renovando la pasión de su Maestro en la tierra, por lo tanto, estamos escandalizados, por lo que no vuelven la cara de él. Cuando entonces, es nuestra fe? Pero el Hijo de Dios predijo estas cosas cuando dijo: “Y ahora os lo he dicho antes que suceda; que cuando acontecerá, usted puede creer”[Jn 14:29].


(Extraído de “El Papa y el Anticristo: La Gran Apostasía anunciada”Novus Ordo alambre , abril 23 de, 2015; el subrayado es nuestro).


Su Eminencia escribió estas palabras en 1861. Lo que todavía era futuro para él, ha llegado ya a pasar: El Papa fue quitado en 1958, cuando Pío XII murió y un falso papa –  Juan XXIII , el primero de una serie de charlatanes fue instalado en medio de  un cónclave turbulento que posiblemente, eligió en primera votación y luego relegó, a un verdadero sucesor de Pío XII .

Las “papas” del Novus Ordo son, pues, los sucesores de Juan XXIII, no los sucesores de San Pedro. Francisco es simplemente el último de esta serie de charlatanes pseudo-papas. ¿Cuánto tiempo más la sucesión de falsos papas continuará, no lo sabemos. Pero nosotros   sabemos que  terminará .

Para obtener más información sobre la enseñanza tradicional de la Iglesia sobre el eclipse de la Iglesia y la Gran Apostasía, hemos puesto a disposición una charla fascinante en audio con una  transcripción. Se titula “El Papado y la pasión de la Iglesia” y se puede acceder a ella aquí .

Con respecto a esta pasión mística de la Iglesia, nunca debemos dejar de señalar, como lo hace el cardenal Manning, que “el Vicario del Hijo de Dios sufrirá la renovación de la pasión de su Maestro en la tierra”. Si esto se refiere a un posible Papa verdadero a quien se le impida el ejercicio de su cargo, o si se refiere a un futuro Papa, no lo sabemos. Pero sin duda es otro indicio de que los “papas” del Vaticano II  no son verdaderos Papas, porque no han sufrido por esta apostasía, sino que la han impuesto. La Gran Apostasía es una apostasía sin el Vicario de Cristo, no del Vicario de Cristo!

Nuestra Señora de Fátima, de quien prácticamente son devotos todos los resistentes del reconocer-y-resistir, dijo a la Hermana Lucía: “El Santo Padre tendrá mucho que sufrir” Es una frase que les gusta repetir, al parecer olvidando que los “papas” del Novus Ordo no han tenido que sufrir mucho, sino que han causado  mucho sufrimiento . No confundamos la víctima con el agresor.

Pensamientos a modo de conclusión

Es trágico ver a tantas personas de buena voluntad evitando el sedevacantismo sin razón suficiente. Han sido engañados para rechazarlo incluso como posibilidad. Décadas de propaganda de la resitencia de la FSSPX les ha enseñado a dar mayor importancia a tener a alguien que ocupe   el oficio papal que al propio significado del cargo papal.

Por lo tanto, ahora tenemos cientos de miles – quizás millones – de “católicos tradicionales” que prefieren reducir el Papado a un completo sin sentido siendo así que su propósito es garantizar  divinamente y asegurar la ortodoxia de la Iglesia entera, en lugar de mantener que el Papado es de hecho el baluarte “que las puertas orgullosas del infierno no pueden batir y en el que reposa la perfecta solidez de la religión cristiana” , pero que actualmente está ocupado ! Tales personas han sacrificado el papado en aras de tener un “Papa”. ¡Oh, qué ironía!

Pero no se detienen en eso. Los semi-tradicionalistas no tienen ningún problema en hablar de una Iglesia falsa, una misa falsa, sacramentos falsos, teología falsa, santos falsos, incluso una religión por completo falsa – pero nunca se les ocurre pensar que tal vez todo esto sólo es posible porque hay un Papa falso . ¡No, esto no puede ser! Y así se ven obligados a atribuir a una supuestamente verdadera Iglesia con un supuesto verdadero Vicario de Cristo, una religión falsa, una falsa teología, falsos sacramentos, y así sucesivamente, todo ello como parte de un intento desesperado de dar sentido a una situación cuya verdadera naturaleza, se ha excluido a priori incluso como posibilidad.

Hemos visto que el Papado tiene consecuencias. Lo mismo ocurre con una negación del Papado.

La disonancia cognitiva de la mano de un “sedevacantismo práctico” va a venir a casa a dormir.

De Novus Ordo Watch

Tomado de Amor de la Verdad

-------------------------------------------

SEDEVACANTISMO