CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

MONUMENTO A SATÁN EN LOS JARDINES DEL CAPITOLIO DE OKLAHOMA


La peste satánica entra de la
mano de la "libertad de cultos"

A fines del año pasado, publicamos: EN OKLAHOMA: MONUMENTO A SATÁN. En ese momento, el proyecto parecía que no era más que eso: un proyecto. Aparentemente, al presente la propuesta satanista está cobrando fuerza.

En el 2012 se instaló un monumento a los Diez Mandamientos justo afuera del Capitolio de Oklahoma. Un congresista pagó la controversial remodelación de su propio bolsillo, por lo que se consideró una “donación”, y por lo tanto se aprobó su instalación en propiedad pública.

La "ACLU", una "ong" norteamericana para la defensa de “los derechos civiles” denunció este monumento como un atentado a “la separación Iglesia-Estado”. Según ellos, “La colocación del monumento en el Capitolio ha creado un estado de división y hostilidad entre muchos habitantes de Oklahoma, pues al poner, literalmente, una fe en un pedestal, el gobierno está diciendo a los habitantes de Oklahoma de otras religiones que están en situación de inferioridad.”

Pero recientemente trascendió que el Templo Satánico de Oklahoma había estado reuniendo fondos a través de crowdsourcing para hacer un enorme monumento de Espeluznante estatuaBaphomet, una estatua digna de competir con el decálogo de Moisés. La campaña, que comenzó con una meta de 20.000 dólares, ya lleva recolectados casi $ 30.000. El monumento satánico, será admitido en terreno público gracias al mismo principio legal: donación, de modo que será colocado próximamente frente a la sede de gobierno de Oklahoma.

El reportero Jonathan Smith tuvo acceso al satánico trabajo en el taller del artista: una representación sentada de Baphomet con dos niños, uno a cada lado, en actitud contemplativa, como señalando lealtad. En algunas tradiciones, Baphomet es el encargado de administrar los siete pecados capitales.

Un portavoz del Templo Satánico dice que podrían hacer estatuas como esta casi en serie, para colocarlas frente a lugares estratéjicos en todas las jurisdicciones, hasta que desaparezca el monumento de los 10 mandamientos

Lo increíble del caso es que estos satanistas no pagan impuestos en Oklahoma, al cobijarse en la misma categoría que permite la exención fiscal de la iglesia católica.

Fuente: Internet

ÍNDICE DE SECTAS y SATANISMO