CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

JUDAISMO: PUEBLO FORJADO POR
LA MENTALIDAD DE LOS RABINOS
Padre Julio Meinvielle


JUDAISMO: PUEBLO FORJADO POR LA MENTALIDAD DE LOS RABINOS - Julio Meinvielle

Los judíos son, entonces, un pueblo forjado por la mentalidad de los Rabinos, en especial de los Rabinos fariseos.

El Fariseo nos muestra al vivo el carnalismo judaico. Carnal, digo, no precisamente porque los judíos tengan una propensión especial a los pecados de la impureza, sino en la acepción que Jesucristo daba a esta palabra cuando anatematizaba la tendencia de atribuir una interpretación literal, inferior y terrestre a lo que en la mente de Dios tiene un sentido espiritual superior y celeste.
 
Los Fariseos, en lugar de seguir las huellas de los Profetas que, como Isaías y Ezequiel, habían predicado la adoración de Dios en espíritu, la compunción del corazón, la reforma de las costumbres, la caridad para con todos los hombres, se afanaron por inculcar en el pueblo la observancia literal de ritos mezquinos y un sentimiento de orgullo por el hecho de la descendencia carnal del Patriarca Abrahán.
 
Nosotros somos hijos de nuestro Padre Abrahán, exclamaban con orgullo, como si la carne justificase. (San Juan, 8, 31 y sig.).

Los Fariseos, casuístas miserables, habían redactado numerosas prescripciones sobre la purificación, la ablución, la loción e inmersión de las manos, de los cuerpos, de las copas, de los manteles, a fin de asegurar la pureza del pueblo. Obligaban al baño a todo fiel que había tocado a un no-judío en el paseo, en el mercado, y consideraban grave pecado la violación de estas reglas rituales.  
 
Denuncia la hipocresía de religión cuando dice:

13. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! que cerráis el reino de los cielos a los hombres, porque no vosotros entráis ni dejáis entrar a otros.

14. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! que rodeáis la mar y la tirra para hacer un prosélito, y después de haberle hecho le hacéis dos veces más digno del infierno que vosotros.

16....¡ay de vosotros, guías ciegos!...
 
23. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! que pagáis diezmos de la yerba buena y del eneldo y del comino y habéis dejado las cosas que son más importantes de la Ley, la justicia y la misericordia y la fe.
 
24. Guías ciegos que coláis el mosquito y os tragáis el camello.


Denuncia la hipocresía de pureza cuando les increpa, diciendo:

25.¡Ay de vosotros, escribas y fariseo. hipócritas! que limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, y por dentro estáis llenos de inmundicia y de rapiña.

27. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! que sois semejantes a los sepulcros blanqueado, que parecen de fuera hermosos a los hombres y dentro están llenos de huesos de muertos y de toda suciedad.


Denuncia por fin la simulación de culto y piedad para con los antepasados cuando les dice:

29. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! que edificáis los sepulcros de los Profetas y adornáis los monumentos de los justos.

30. Y decís: Si hubiéramos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus compañeros en la sangre de los profetas.

32. Llenad vosotros la medida de vuestros padres.
 
33. Serpientes; raza de víboras, ¿cómo huiréis del juicio de la gehenna?

34. Por esto he aquí que yo envío a vosotros profetas, y sabios y doctores, y de ellos mataréis y crucificaréis, y de ellos azotaréis en vuestras sinagogas y los perseguiréis de ciudad en ciudad.

35. Para que venga sobre vosotros toda la sangre inocente desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías, hijo de Barachías, al cual matasteis entre el templo y el altar.


Nadie en el curso de la historia ha pronunciado anatemas más terribles que el Hijo de Dios contra este pérfido carnalismo judaico que iba a colmar toda medida con la muerte del Justo por excelencia.

Visto en: "Blog apologético de la Doctrina Católica: Santa Teresita del Niño Jesús"

ÍNDICE DE "LA CUESTIÓN JUDÍA"