CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

NO ES LO MISMO SER ISRAELITA
QUE SER JUDÍO NI SER SIONISTA

Magdalena Rodríguez.


NO ES LO MISMO SE ISRAELITA QUE SER JUDÍO NI SER SIONISTA - Magdalena Rodríguez.

Todo lo que se documenta en este artículo está al alcance de quien lo quiera investigar, y está escrito con la única finalidad de despertar a los pueblos de todo el mundo, sin etiquetas, a todos los seres humanos, del profundo adormecimiento en el que éste grupo depredador y criminal que es el Sionismo nos quiere tener aletargados.


Magdalena Rodríguez, es estudiante del instituto IEPPIL (Instituto de Estudios para Periodistas Islamicos latinamericanos.).y ha presentado el siguiente trabajo como tesis.

Las cosas por su nombre.

Al igual que en la famosa estafa callejera conocida como "el juego de la mosqueta" donde nunca se acaba de acertar debajo de que vaso se encuentra la bolita, la prensa internacional ha jugado, sobre todo en las últimas décadas, con la opinión pública mezclando conceptos hasta lograr que no se sepa quién es quién, y los lobos pasen por corderos.

Para echar luz a este tema comencemos por las definiciones básicas:

Israelí, es toda persona nacida en Israel.
<
Judío: Persona que profesa la religión judía y que puede vivir o no en la actual Israel.

Sionista: Perteneciente o simpatizante de un movimiento fundado originalmente por judíos (actualmente hay sionistas no judíos) con el objetivo original de hacerse con el territorio de Palestina.

Definidos estos t érminos, resulta claro que las actuales guerras y enfrentamientos no son entre religiones, no son entre judíos, musulmanes o cristianos, la lucha es contra el Sionismo despiadado.

Ya desde sus orígenes, el Sionismo nace con el demonio dentro. Este movimiento fue fundado a principios del 1900 por Theodor Herzl (1860-1904) uno de los voceros más firmes del eurocentrismo, el capitalismo y el imperialismo voraz. Theodor Herzl, admirador de Inglaterra y de cultura germanófila e imperialista, pacta con los ingleses la devoción total del pueblo judío hacia Inglaterra si a cambio, ésta se convierte en la protectora del pueblo judío. Ésta resulta una oferta muy tentadora para un país colonialista e imperialista como Inglaterra que ve en este pacto la obtención inmediata de casi 10 millones de súbditos leales y fieles a sus intereses, lo que le permitiría tener además la influencia total sobre un punto estratégicamente ubicado que le significara el control del comercio con la India y el resto de Medio Oriente.

De hecho, el propio Herzl describe las condiciones de este acuerdo asi:

«Para Europa formaríamos allí parte integrante del baluarte contra el Asia: constituiríamos la vanguardia de la cultura en su lucha contra la barbarie. Como estado neutral mantendríamos relaciones con toda Europa que, a su vez, tendría que garantizar nuestra existencia» (T. Herzl: El Estado Judío. en Páginas Escogidas, Editorial Israel, Buenos Aires, pág. 112).

Pero no es solo un insultante y mezquino acuerdo político, sino que encarna los más radicales métodos euro centristas, terroristas, racistas e inhumanos reflejados nuevamente en los propios escritos de Herzl:

«Ahora bien: si se quiere fundar hoy una nación, no hay que hacerlo de la manera que hace mil años fuera la única posible. Sería una insensatez regresar a estados de cultura ya superados, cosa que querrían algunos sionistas. Por ejemplo, si tuviéramos que exterminar a las fieras en determinado país, no lo haríamos a la manera de los europeos del siglo V. No atacaríamos aisladamente a los osos armados de jabalinas y lanzas, sino que organizaríamos una grande y alegre cacería, dando batida a las bestias hasta tenerlas reunidas y entonces les arrojaríamos una bomba de melinita» (T. Herzl: El Estado Judío, en Páginas Escogidas, págs. 110-111).

Evidentemente, por la propia naturaleza de Inglaterra, no dejaría pasar esta oportunidad de abrirse camino a Medio Oriente y a la India, de hecho, ochenta años antes de la fundación del Sionismo, ya estaba en el ánimo de algunos Ingleses crear un campo fértil para lo que luego propuso Herzl. Así queda documentado en el escrito del político inglés Edward Ledwich Mitford y citado por Israel Cohen en The Zionist Movement, Nueva York, 1946, pág. 52: «Además de sus incalculables ventajas económicas y estratégicas, un Estado judío pondría totalmente en nuestras manos la organización de nuestras vías de comunicación por vapor, y nos daría una posición predominante en Oriente a partir de la cual podríamos hacer fracasar cualquier intento que tendiese a entorpecerlas, dejar atrás a nuestros enemigos, y, eventualmente, rechazar sus ataques»

Por otra parte, George Gawler (1796-1869) primer gobernador de la colonia de Australia (1838-1841), fomentó la idea de que los judíos debían establecer asentamientos agrícolas en Palestina. El 10 de agosto de 1860, Gawler escribió estas líneas en el periódico Jewish Chronicle editado en Londres en lengua inglesa: «Yo estaré verdaderamente complacido al ver en Palestina una fuerte guardia de judíos estableciendo florecientes asentamientos agrícolas propios sobre las montañas de Israel contra todos los agresores. No puedo desear nada más glorioso en esta vida que ayudarlos a realizar esa tarea».

Entre tantos ejemplos de la gestación en Inglaterra, para las condiciones que más tarde favorecieron la consolidación del Sionismo, sin dudas el más claro es el de Laurence Oliphant, que tenía un firme proyecto de implantación de un estado judío en Palestina y lo plasmó en su libro Theland of Gilead, With Excursion in the Lebanon (1880) donde refiriéndose a Palestina dice: «Inglaterra tiene que decidir si acometerá la explotación de las ciudades en ruina, desarrollará los vastos recursos agrícolas de este país, mediante la repatriación de la raza que lo poseyó en primer lugar, hace miles de años, y asegurará las enormes rentas políticas producidas por esta política». Estas palabras fueron analizadas posteriormente por su biógrafo, Henderson, quien concluye que «Lo que Oliphant propone no es sino la penetración política y económica de Inglaterra en Palestina, siendo los judíos unas piezas del juego» (Philippe Henderson: Thelife of Laurence Oliphant, Ed. Robert Hale, Londres, 1956, pág. 204). Lo que el proyecto de Oliphant propone es expulsar de Palestina a los beduinos guerreros y arrinconar a los campesinos árabes en reservaciones, aplicando el mismo método que se empleó en la colonización de América del Norte con los pieles rojas.

Esto constituye el preludio del "Sionismo" no judío, que se fusiona con el movimiento fundado por Herzl ochenta años más tarde, dando nacimiento al Sionismo que está depredando el mundo hasta el día de hoy.

Así mismo, es oportuno aclarar que, desde los comienzos del Sionismo, ya existían voces judías que reprobaban contundentemente el nacimiento de estas prácticas e ideologías. En 1897, el Rabí Isaac Meyer Wise se pronunciaba así: «Desaprobamos totalmente toda iniciativa tendiente a la creación de un Estado judío. Intentos de este género ponen de relieve una concepción errónea de la misión de Israel que, de un campo político y nacional estricto, ha sido ampliada para la promoción, en la humanidad entera, de la religión liberal y universalista que los profetas judíos fueron los primeros en proclamar... Nosotros afirmamos que el objetivo del judaísmo no es ni político ni nacional, sino espiritual, y que se encarga de acrecentar la paz, la justicia y amor a los hombres. Aspira a una época mesiánica en la que todos los hombres reconozcan pertenecer a una sola y grande comunidad para el establecimiento del Reino de Dios en la Tierra»

Ahora bien, si usted que está leyendo esto, en algún momento considerara que el Sionismo es algo ajeno a usted, que nada tiene que ver con su vida, o con la historia de su país, es que el Sionismo ha hecho bien su trabajo y ha logrado confundirlo, ya que el sionismo de nuestros días está en cada rincón del mundo, su objetivo hace ya muchísimos años trascendió de un "Estado Judío" a "Un Gobierno Mundial".

El sionismo ha participado activamente como ideólogos y proveedores económicos y armamentistas de todas las guerras del último siglo, participó activamente codo a codo con los Nazis de Hitler, (aunque le parezca contradictorio, así es, lo cual merece un artículo aparte), fueron ideólogos y estrategas de los golpes militares y las torturas en América Latina de la segunda mitad del Siglo XX, son los poseedores de todos los grandes medios de comunicación y controladores de los más pequeños a nivel mundial, son propietarios de los mayores bancos y financieras del mundo, de Universidades, del cine que usted ve cada día y regentan las políticas exteriores y económicas del 95% de gobiernos del mundo, están detrás de todo lo que se publica en Internet, supervisan lo que se ve, lo que se dice y lo que se hace en cada rincón de este planeta.

¿Aún sigue pensando que esto no es con usted? Pues bien, Helen Thomas, antigua corresponsal de la Casa Blanca realizo declaraciones en el año 2010, las cuales le costaron que, la presión Sionista ordenara a La Universidad de Wayne State que le retirara el Premio a la Diversidad que en su honor le habían otorgado anteriormente.

Las declaraciones que hizo con propiedad y conocimiento de causa, ya que se desempeñó durante muchos años en las altas esferas de poder en Estados Unidos y que despertaron tal represalia fueron las siguientes: "Los Sionistas son dueños del Congreso, la Casa Blanca, Hollywood y Wall Street. Ellos ponen su dinero donde está su boca... Estamos siendo empujados a una dirección equivocada en todos los sentidos... Israel nunca puede ser criticado en EEUU porque los sionistas están en control de la política exterior de EEUU como también de sus principales instituciones." "Yo puedo llamar de cualquier forma a un presidente de EEUU en el libro, pero no puedo tocar a Israel, que tiene solo calles judías en Cisjordania", dijo Thomas.

Así mismo, todos hemos escuchado el nombre de Julian Assange, el "vengador que se enfrentó sin ningún temor a los Estados Unidos" sin embargo, no se rasgó las vestiduras en contra de Israel, lo cual no se debe a que no haya nada que decir de Israel o porque no existieran infiltración de documentos reveladores sobre el comportamiento terrorista y genocida del Gobierno de Israel, sino porque se puso dinero sobre la mesa. Asi lo denuncio un trabajo de periodismo de investigación realizado por el sitio Al-haqiqa, que declara la existencia de un acuerdo secreto grabado en vídeo entre Julian Assange y fuentes israelíes semi-oficiales, donde Julián Assange pactó "no avergonzar" a Israel publicando documentos comprometedores para el sionismo internacional.

Según las fuentes de Al haqiqa, Assange se reunió con funcionarios israelíes en Ginebra a principios de 2010 y llegó a un pacto secreto. El gobierno de Israel de alguna manera conocía la existencia de una gran cantidad de documentos relativos a los ataques israelíes contra El Líbano y el Genocidio que está implementando en Gaza, desde 2006 y 2008. Las fuentes añadieron que estos documentos, que dicen que vinieron principalmente de las embajadas de EEUU en Tel Aviv y Beirut, han sido eliminados y destruidos por Assange posiblemente, la única persona que sabe la contraseña para abrirlos.

El ex portavoz de Wikileaks Daniel Domscheit Berg, en una entrevista del año 2010 con el diario alemán Die Tageszeitung declaro que "Dentro Wikileaks", Assange actúa como un "rey" en contra de los deseos de otros miembros. Su política pasa por "llegar a acuerdos" con los medios de comunicación que tienen por objeto crear un "efecto explosivo".

Todo lo que se documenta en este artículo está al alcance de quien lo quiera investigar, y está escrito con la única finalidad de despertar a los pueblos de todo el mundo, sin etiquetas, a todos los seres humanos, del profundo adormecimiento en el que éste grupo depredador y criminal que es el Sionismo nos quiere tener aletargados.

Como hemos querido demostrar, el Sionismo es un movimiento pernicioso que algunas personas poseídas por la avaricia y la falta de humanidad, forjaron a base de su imponente soberbia.

Pero hay un proverbio que dice "La soberbia no es grandeza sino hinchazón, y lo que esta hinchado parece grande pero no está sano"

Y es por eso que cada día están más nerviosos. Les inquieta cada vez que un país de Latinoamérica o del mundo reconoce la legitimidad del Estado de Palestina, les inquita que el movimiento anti sionista cuente cada vez con más gente, que el Islám este calando cada vez más hondo en el corazón de un número creciente de seguidores, les retuerce cada nuevo lazo de unión, cooperación y amistad de Gobiernos como Iran con los países latinoamericanos, y que cada vez que sale el sol, hay menos gente que se deja doblegar por las desautorizadas y ridículas amenazas de su títere Estados Unidos.

Crece cada minuto el número de personas que se indignan y se asquean ante la desvergonzada conducta criminal del Sionismo y que, en la desesperación por sentir como se debilitan ya no se molestan ni en disfrazar sus atrocidades, hasta volverse evidentes en el Genocidio de Gaza, y su injerencia en Siria, en el Norte de África, en Turquía o en Ucrania, como a un titiritero que se le ha caído el telón y aun no se da cuenta que está al descubierto y el truco ya no engaña a nadie.

Ya son muchos los ciudadanos del mundo que han comenzado a pensar y abrir los ojos, pero sobre todo a perder el miedo a los "grandes poderes" que pretenden dominar y controlar, lo que vemos, lo que sentimos, las condiciones en las que trabajamos, lo que debemos y no debemos soñar o querer, lo que votamos y hasta lo que pensamos.

Esta es una invitación a asumir el propio poder que le corresponde a usted, y a cada uno de nosotros por nuestra propia condición humana, la cual se fortalece de la unión de todos, para asumir con ello también la gran responsabilidad que nos recae de plantar cara a estos depredadores que solo van sembrando discordia y conflictos a donde vayan con la bandera de "divide y vencerás".

Debemos como humanos, crear alianzas de diálogo, de respeto y de paz, para cortar de raíz con aquello que parece grande pero no está sano.

La Dirección de TERCER CAMINO, deja expresa constancia que las opiniones vertidas en esta sección son exclusivamente responsabilidad de sus autores y que ella puede o no coincidir con lo que en dichas notas se exprese.

Fuente: Puntos de vista

---------------------------------------

ÍNDICE DE "LA CUESTIÓN JUDÍA"