CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

EL ISLAM Y LA ESPADA, EMPRESA JUDÍA
Juan Pampero


A pesar de que estuvo y está prohibido hacer retratos del Profeta, en una edición de Al Korán de 1935, el autor encontró este retrato que copió para ser usado en ocasiones como ésta.
EL PROFETA


Ahora hay otra Iglesia, la que pide diálogo y servicio, que es justamente lo que no pidió Cristo, ni los Santos Apóstoles y menos los Padres de Iglesia que estoicos se enfrentaban cara a cara con el martirio. Un diálogo en el que se procura eliminar toda pretensión a tener la verdad. Y un servicio que, en la práctica, va en detrimento de nuestra civilización y, finalmente, contra el prestigio y la influencia católica en los países de misión. Sobrevolando sobre todo esto se encuentra  el terror de ser tildado, al que se aparta de estas consignas, de fundamentalista (neologismo que además está pervertido por la prensa venal), que es algo que se equipara a la lepra o a los sifilelcos. Se acepta más al pederasta que al fundamentista. Porque entre los dos el degenerado es el fundamentalista.


Para leer el documento "on line", o descargarlo:
PULSE AQUÍ

  ÍNDICE DE "LA CUESTIÓN JUDÍA"