CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

DOSIER SOBRE ORGÍAS CLERICALES NOVUS
ORDO, EXTORSIÓN, FIESTAS DE DROGAS


03 de marzo de 2018 - Un joven abogado documentó unos 50 casos y entregó el informe a la diócesis de Nápoles


Un explosivo informe enviado a la diócesis de Nápoles reveló prácticas homosexuales y el pago de servicios de prostitución masculina por parte de al menos 50 "sacerdotes" de distintas diócesis de Italia, incluido un "obispo", lo que provocó un nuevo escándalo en la Curia Romana.

El documento fue elaborado por un joven abogado italiano llamado Francesco Mangiacapra, quien ejerció como gigoló y se dedicó a recopilar una por una las rutinas sexuales de los hombres de la Iglesia. El texto es voluminoso, consta de 1.200 páginas, y fue revelado por el sitio Gay News.

El arzobispado de Nápoles, dirigido por el cardenal Crescenzio Sepe, reconoció la existencia del informe, aunque pidió prudencia y tiempo para investigar cada uno de los hechos, que son numerosos.

El cardenal Sepe, señala el comunicado del arzobispado, “habiendo tomado nota de este documento que contiene chats, y teniendo en cuenta que se refiere a diferentes diócesis, ha decidido transmitirlo a las autoridades eclesiásticas vaticanas competentes para las formalidades que se consideren necesarias”.

El dossier implicó un trabajo minucioso que incluye un CD con todos los datos necesarios. Cuenta con imágenes, registros de tarjetas de crédito, mails de los involucrados, capturas de mensajes de celulares y conversaciones de aplicaciones móviles utilizadas para conseguir parejas en el ambiente gay.

Entre las decenas de revelaciones figura un obispo coadjutor que habría abonado el servicio a sus acompañantes con Postepay, un sistema para realizar pagos seguros por Internet; el director de una oficina diocesana de cuidado pastoral escolar que acostumbraba a buscar encuentros sexuales a través de una aplicación; un sacerdote que concurre asiduamente a discotecas gay; un párroco que organizaba orgías en la Rectoría y un guardián capuchino que hacía lo mismo, pero en un convento.

Las dos aplicaciones que más se utilizaban en el grupo son Grindr y Romeo, que funcionan en celulares con sistema operativo Android, y son muy populares en el ambiente gay.

Hay que tener en cuenta que este polémico informe revela una práctica que la Iglesia católica no acepta, ni siquiera entre sus feligreses. Si bien el "Papa" Francisco permitió la comunión a los gays y cuestionó declaraciones homofóbicas, el Vaticano mantiene una doctrina de rechazo a la homosexualidad a través de tres documentos oficiales aún vigentes, que la condenan abiertamente.

Según Mangiacapra, los actos destacados por él en el informe son producto de la impunidad con que se mueven las altas jerarquías de la Iglesia: “El comportamiento de los clérigos, en muchos casos el resultado de la impunidad a la cual los han acostumbra los líderes de la Iglesia, es la tolerancia injusta que nutre la idea de poder continuar separando lo que se dice de lo que se hace, como es típico de aquellos que tienen una doble moral esquizofrénica”.

Mangiacapra explica que entregó a la diócesis de Nápoli su trabajo, que le llevó años, “porque vivo en Nápoles y esta es la curia más fácil para mí”. También porque allí se encuentra uno de los sacerdotes que más aprecia.

En una declaración hecha ante el arzobispado, puntualiza que el documento no incluye ningún acto de pedofilia, por lo que “no hay conductas criminales relevantes”. “Estos son pecados, no crímenes”, aclara.

El abogado señala que “con demasiada confianza estos sacerdotes están acostumbrados a contar con la discreción que han disfrutado durante demasiado tiempo, y que injustamente les permite sacarse ocasionalmente de su hábito para uso personal”.

La revelación impactó fuerte en el ámbito eclesiástico. “Más allá de la competencia y del hecho de que en el documento publicado e impreso, dejado y firmado por el autor, no se incluyen los nombres atribuibles a la Diócesis de Nápoles, siguen siendo graves los casos reportados”, sostiene el comunicado subido a la página del Arzobispado. Luego, el cardenal Sepe sentencia: “Cuando se determine, aquellos que están equivocados deben pagar y se les debe ayudar a arrepentirse por el mal hecho”.

Este dossier no es el primero en revelar hechos de homosexualidad, aunque si parece ser el más escandaloso. El año pasado el periodista Gianluigi Nuzzi publicó un libro en el que revelaba la existencia de una comunidad homosexual en un seminario en la localidad italiana de Como. En un primer momento la diócesis dijo que la investigación resultó negativa, pero luego tuvo que reabrir la causa con la aparición de nuevos testimonios.

Fuente: Clarín

----------------------------------------

APOSTASÍA 2018