CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

CERTERO ANÁLISIS DE LA
SITUACIÓN DE LA SECTA CONCILIAR
A LA MUERTE DE JUAN PABLO II


De un sitio de izquierda, recogimos algunos párrafos que hacen un certero análisis de algunos aspectos del "pontificado" de Karol Wojtyla.

Los resaltados son nuestros
Nuestros comentarios están en rojo

"El abrumador show televisivo montado a escala mundial con motivo de la muerte del papa ha servido, entre otras cosas, para que el "gran público" continúe en la santa ignorancia acerca de los elementos de crisis que se vienen desarrollando en la Iglesia Católica y que ahora, en la era post-Wojtyla, amenazan pasar a primer plano.

"Karol Wojtyla –que cuando era un joven polaco vaciló entre las vocaciones de ser actor o sacerdote (y luego fue incluso autor teatral)–, si ahora está sentado a la diestra del Señor y desde allí ve la CNN (o por lo menos Crónica TV), debió sentirse conmovido con la magnitud del espectáculo que lo tuvo de primera figura. En verdad, no sólo su último episodio sino todo su papado fue un largo reality-show. Pero, como toda estrella del show-bussines, sabe que en algún momento baja el telón y se vuelve a la realidad, marcada por la antigua frase: "la commedia è finita".

"Efectivamente, la función ha terminado. Luego del reality-show llegó la hora de la realidad-real. Aunque ya están en rodaje las partes 2 y 3 de esta super-producción (cuyos títulos podrían ser "El nuevo papa" y "Los milagros de San Wojtyla"), la situación de la Iglesia es bien diferente (y mucho más desagradable) que la pintada en las pantallas.

"Allí, los cientos de miles de asistentes a sus funerales dieron la imagen de una apoteosis triunfal. El espectador desprevenido pensaría que nunca la Iglesia de Roma estuvo tan fuerte y sólida. En verdad, Juan Pablo II deja en herencia una maraña de problemas y serios elementos de crisis".

Para los incautos:

"Wojtyla aparece en escena como el papa que había vencido al demonio socialista".

La madeja de la crisis y sus hilos

"Como parte del mismo show triunfalista que se expresó en los funerales de Wojtyla, se suele remarcar el crecimiento del catolicismo en algunos países del África negra y de Asia-Pacífico, como la India, Corea del Sur, etc. La Iglesia estaría entonces con algunos problemas, pero en plena y saludable expansión.

"Pero toda esa historia tiene aspectos dudosos. En el caso del Asia-Pacífico, el catolicismo, salvo en Filipinas, sigue siendo una ínfima minoría. Crece, pero a partir de cero. Llega apenas a un 1,75% en la India y un 0,18% en Bangladesh. Aunque estas proporciones son mayores en ciertos países de África negra (Nigeria 17%, Uganda 40%, Congo 42%, RD del Congo 52%, Angola 52%), existe la duda de si eso refleja mucho más que la desesperación por encontrar un refugio material a la brutal crisis social".

................

"En todo caso, es evidente que la Iglesia no puede, ni siquiera a largo plazo, sustituir con Nigeria, el Congo o la India a sus dos cimientos históricos, Europa occidental y América Latina. Si éstos se agrietan, todo el edificio cruje... y eso es lo que está pasando.

"Como decíamos, la crisis presenta combinaciones y se desarrolla a través de hechos muy diferentes en ambas regiones. Diríamos que en Europa se expresa a través de una "descristianización", en el sentido de un alejamiento masivo de la Iglesia y en general de la práctica religiosa, mientras que en América Latina se manifiesta en el retroceso del catolicismo frente a lo que podríamos llamar las "religiones de la barbarie".

..................................................

"Descristianización" en el mundo

..................................

Hans Küng sintetiza bien lo que está ocurriendo en Europa occidental: "La situación actual es seria. En la mayoría de los países hay una rápida declinación no sólo de la ordenación de sacerdotes, sino de la identificación de la generación más joven y de las mujeres con la Iglesia y, en términos generales, de la influencia de la Iglesia en la gente".[1]

Esto no sólo sucede en países de tradición anticlerical, como Francia. En la antes muy católica España, las iglesias también se están vaciando, especialmente de jóvenes. En Bélgica, otro tradicional bastión del catolicismo, pasa lo mismo. Incluso en la fiel Polonia y otros países del Este la tendencia es la misma, aunque la caída ha comenzado desde más alto".

..................................

"Este alejamiento masivo explica, por ejemplo, que en un país antes tan católico como España la forma más barata que tiene el gobierno del PSOE de lograr popularidad es tomar a la Iglesia de "cabeza de turco". Un día, propone sacarle los subsidios que recibe del estado. El otro, dispone liquidar, de hecho, la enseñanza religiosa en la escuela pública.

"Un tema especialmente grave es el descenso vertiginoso de seminaristas. Si se mantiene el actual ritmo de caída, en una generación casi no habrá sacerdotes europeos, por lo menos de Europa occidental. ¡La cuna del cristianismo se quedaría sin curas propios!"

.............................

"Un párrafo especial merece la situación de la Iglesia en EEUU. Allí, el catolicismo siempre fue minoritario (e incluso discriminado), pero en la segunda posguerra la Iglesia fue ganando terreno. La consagración inédita de un presidente católico, Kennedy, fue algo más que una anécdota. Después de un período de anticomunismo rabioso en la época del maccartismo (en los años 50), la Iglesia norteamericana ganó espacio al identificarse con algunas causas "progresistas", como por ejemplo oponerse a la segregación racial.

"Ahora, en la era Bush, el avance del archirreaccionario fundamentalismo "neoconservador" no ha favorecido al catolicismo estadounidense. Las corrientes religiosas que ganan terreno con las campañas antigay y con la islamofobia son las expresiones más retrógradas del evangelismo. Bush se apoyó en ellas para ser reelecto y son ellas las que han ocupado a nivel religioso el espacio "neoconservador", no los católicos."

....................................

"Por otro lado, la Iglesia norteamericana en los últimos años se ha visto envuelta en escándalos masivos de pedofilia, que, por causas que no están claras, tomó dimensiones inéditas. Además, como en EEUU los diversos cultos actúan como empresas que pelean duramente por el mercado, este escándalo fue obviamente aprovechado por la "competencia" para alentar una campaña abrumadora en los diarios y la televisión. Durante largo tiempo machacaron un lema en la cabeza de la gente: "cura católico = violador de menores".

"Internamente, la evidente extensión de la pedofilia en su seno dio un matiz propio a la discusión del celibato en la Iglesia norteamericana. En EEUU hay una crisis de vocaciones sacerdotales como la de Europa, situación en parte atribuida al celibato. Pero aquí se tiñó además con los colores de estos terribles escándalos.

En resumen, en el otro (y principal) centro del mundo, los EEUU, el cielo de la Iglesia también presenta nubarrones."

Las "religiones de la barbarie" en América Latina

"La 'Iglesia de la contrarreforma' que emergió en esos años no ha resultado muy atractiva para las masas. En cambio, comenzó a costa del catolicismo el crecimiento vertiginoso de las sectas, especialmente de las más delirantes corrientes evangélicas, pentecostales, etc.

"Aunque con ritmo muy desigual según los países, regiones y sectores sociales, lo constante en los últimos 20 años ha sido el progreso de todas esas corrientes, que invariablemente se alimentan de sacarle fieles a la Iglesia. Mientras el catolicismo en América Latina se muestra incapaz de conquistar ningún terreno nuevo (o reconquistar alguno perdido), el resto de cultos religiosos crece a costa suya.

"Brasil es el país católico más poblado del mundo. Hace algo más de 20 años, sólo el 6% de la población se definía como no católica. Hoy esto llega al 25%. Si este ritmo se mantiene, en una generación la Iglesia Católica sería minoritaria en Brasil. Situaciones parecidas se dan en otras zonas de América Latina.

Por supuesto, no estamos aquí en condiciones de desarrollar un análisis completo de las causas y consecuencias de este crecimiento de las sectas (en algunos sectores vertiginoso).

En primer lugar, pensamos que el desembarco y crecimiento de estas "nuevas" religiones no puede explicarse sin tener en cuenta lo que ocurrió con la Iglesia.

..........................

"Las "nuevas" religiones –que podríamos calificar como las "religiones de la barbarie"– son más adecuadas que el catolicismo para responder a esa catástrofe social y más hábiles para operar y prosperar en medio de la descomposición general de la sociedad.

...................

Las "religiones de la barbarie", son más eficaces que el catolicismo para cumplir la función de ilusionar a la gente con la obtención del "paraíso en la tierra". Estas nuevas "religiones de la barbarie" apelan a eso directa y brutalmente. Al ingresar al canal de TV de una de las sectas de más éxito, La Iglesia Universal del Reino de Dios, un cartel permanente lo exhorta: "Pare de sufrir". Abajo, un número teléfonico para llamar de inmediato. A los que llaman, sean cuales fueren sus "sufrimientos", se les informa que son víctimas de "un daño": alguien les hizo un "trabajo". Debe venir a la Iglesia para que los pastores le expulsen los demonios. Luego, otras vistas muestran a los pastores vociferando en portuñol: "¡Fora demonio! ¡Va embora!" Los poseídos vomitan, los diablos se retiran, y los ex endemoniados informan que ahora se sienten bien. Luego, pasa al escenario una señora que informa que la semana pasada el "Bispo" Roberto la curó de un cáncer terminal mediante la "imposición de manos". ¡Aleluya! En cada sesión se producen siempre tres o cuatro milagros de este calibre.

Pese a los cambios, alejándose de los ritos verdaderos y de la verdadera doctrina, el Vaticano no ha conseguido nuevos fieles, al contrario, ha alejado a los que se dieron cuenta de que la religión que predica ya no es la católica, sino un engendro salido del Concilio Vaticano II.

La liturgia de estas sectas atrae a los desesperanzados:

"Un día, está el "Manto de la Descarga". La gente se pone bajo una inmensa tela que va progresivamente cubriendo la platea, mientras todos con las manos levantadas para sostenerla, aúllan como locos. Otro día la liturgia consiste en el "Camino de la Sal": se tiran al pisos montañas de cloruro de sodio para caminar y revolcarse allí. Parece que esto también limpia los gualichos. Si ya se aburrió de esto, puede volver el día en que se reparten botellitas con el "Óleo Sagrado de Israel", cuya unción aleja los demonios, cura las más diversas enfermedades y da prosperidad en los negocios...

"En resumen, es este tipo de religiones las que están devorando la influencia de la Iglesia en América Latina. Hemos citado una particularmente estrafalaria. Otras sectas y corrientes son más "discretas"; pero todas, de una u otra manera, tienen que ver con el desarrollo de los diversos elementos de barbarie y descomposición social. El Vaticano tiene una responsabilidad fundamental en esol.

Pero "en el pecado está la penitencia". No fue Roma quien capitalizó esto, sino las sectas que le están ganando a sus antiguos fieles.