CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

JURAMENTO DE CORONACIÓN PAPAL*


Este sagrado juramento fue dado por 1300 años.
Juan XXIII (1958), Pablo VI y Juan Pablo I
fueron los primeros en quebrarlo
.
Juan Pablo II fue el primero en ni siquiera darlo.
¿Por qué?

Llaves de San Pedro

  Este sagrado juramento, según consta en los anales de la Iglesia, fue dado por cada Soberano Pontífice de la Iglesia Católica desde el Papa San Agatón el 27 de junio de 678. Muchos creen que  inclusive fue dado por muchos predecesores de San Agatón. No se sabe el autor. Lo que sí se sabe es que por lo menos 185 Sumos Pontífices dieron este juramento solemne durante 1300 años del pasado. En él, el Vicario de Cristo juro no contradecir nunca el Depósito de la Fe, ni cambiar ni innovar nada que le haya sido transmitido.

   « YO PROMETO:

     No disminuir o cambiar nada de aquello que encontré conservado por mis probísimos antecesores y  no admitir  novedad alguna, sino conservar y venerar con fervor, como su verdadero discípulo y sucesor, con todas mis fuerzas y con todo empeño, todo aquello que me fue transmitido.

     De enmendar todo cuanto esté en contradicción con la disciplina canónica y de guardar los sagrados Canones y Constituciones Apostólicas de nuestros Pontífices, los cuales son mandamientos divinos y celestiales, (estando Yo) consciente de que deberé dar cuentas delante de (Tu) juicio divino de todo aquello que profeso; Yo que ocupo tu lugar por divina designación y  lo ejerzo como tu Vicario, asistido por tu intercesión. Si pretendiese actuar diversamente, o permitir que otros lo hagan, Tu no me serás propício en aquel dia tremendo del divino
juicio... (pp.43 e 31).

    Por tanto, sometemos al riguroso interdicto del anatema, si por ventura cualquiera, o nós mismos, u otro, tuviera la presunción de introducir alguna novedad en oposición a la Tradición Evangélica, o a la  integridad de la Fe y de la Religión, intentando mudar o disminuir cualquier cosa concerniente a la integridad de nuestra Fe, o consintiendo, a quien quiera que sea que pretenda hacerlo»

(del: "Liber Diurnus Romanorum 
Pontificum", pp 54, 44, P.L. 1 a 5).

               "EGO PROMITTO...

               Nihil de traditione quod a probatissimis praedecessoribus meis servatum reperi, diminuere vel mutare, aut aliquam novitatem admittere;  sed ferventer, ut vere eorum discipulus sequipeda, totia viribis meis conatibusque tradita conservare ac venerari. Si qua vero emerserint contra disciplinam canonicam, emendare; sacrosque Canones et Constituta Pontificum nostrorum ut divina et  coelestia mandata, custodire, utpote tibi redditurum me sciens de omnibus, quae profiteor, districtam in divino judicio rationem, cuius  locum divina dignatione perago, et vicem intercessionibus tuis adjutus impleo. Si praeter haec aliquid agere praesumsero, vel ut praesumatur, permisero, eris mihi, in
illa terribili die divini judicii, depropitius (...)
               Unde et districti anathematis interdictionis subjicimus, si quis unquam, seus nos, sive est alius, qui novum aliquid praesumat contra huiusmodi evangelicam traditionem, et orthodoxae fidei Christianaeque religionis integritatem, vel quidquam contrarium annintendo immutare, sive subtrahere de integritate fidei nostrae tentaverit, vel auso sacrilego hoc praesumentibus consentire."


   El juramento anterior fue escrito por el Papa San Agato el año 678 D.C, pero se  presume que tiene mucho más siglos de antigüedad. Fue hecho por todos los Pontífices Romanos, hasta Juan Paulo II.

LOS "PAPAS" DEL CONCILIO

La Sede estuvo y está vacante

________________________________________

* * Fuente: fuente: www.traditio.com