CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

¿A QUIÉN ALABA JUAN PABLO II?


PAPADO SEGÚN LUTERO

LA MANO SE LUTERO(*)

   Por desgracia no fue ésta [pulse aquí] la única ilustración del libro de Lutero "El Papismo fundado por el diablo". Antes había ya sumado a sus ofensivas estampas otras destinadas a soliviantar las brutales pasiones de la muchedumbre.

   Una hoja volante ofrecía la imagen del Papa-Satanás. Un gigante espantoso, desnudo, pero oculto en los anillos de una cola enorme, coronado por una tiara que ostentaba dos orejas de asno, llevando en la diestra un tronco de árbol a modo de maza, y en la siniestra, y en amenazador, una  desmesurada y rota llave. Este Papa-Satanás aparece vomitando fuego, reptiles, plagas, remedo del dragón del Apocalipsis (cap. 16). Nácenle en la espalda dos alas de murciélago, coronadas de llamas, que parecen, asimismo, arder bajo él. Un diablo, con capelo cardenalicio, aparece sentado, a la derecha, sobre una Bula Pontificia, devorando un obispo y dejando caer sus inmundicias sobre el escudo Pontificio.

   En una colección de estas estampas destinadas a ilustrar "El Papismo fundado por el diablo", y que lleva por título "Retrato del Papismo" se contienen los siguientes dibujos: "El Papa-asno, monstruo descubierto en Roma en el Tíber, en 1496"; otro representativo del Papa saliendo del infierno; otro, la Bula, objeto dc irrisión para los pilluelos, desnudos por la parte posterior y dejando escapar ventosidades contra cl Papa; otro aún, en que tres personajes manchan con estiércol las armas pontificias: las llaves simulan ganzúas; la gratitud pontificia al Emperador, y en que se ve a Conradino decapitado por la mano de un Papa; la recompensa del muy satánico Papa y de sus Cardenales, que representa al Papa pendiente de la horca con dos Cardenales y un clérigo; el Papa cabalgando en una cerda y ofreciendo al mundo junto con su bendición, excrementos humanos por incienso (para hacer burla del Concilio por el Papa ofrecido); el Papa, bajo la figura de un asno tañedor de una dulzaina, como para poner en solfa la interpretación de la Biblia; el nacimiento del Papa, a quien da a luz ¡una diablesa totalmente desnuda!...

   Fuera de esta serie existe un grabado en madera -Alejandro III asestando un puntapié a Federico Barbarroja y el representativo del Papa-demonio antes citado. Otras dos estampas repugnantísimas quedan aun por reseñar, relativo al nacimiento de los anticristianos, o papistas, y al nacimiento de los frailes. Ambas, son, felizmente, muy raras. No las hemos de describir; han sido reproducidas hace poco; pero en interés de la documentación histórica, en modo alguno para dar prestigio al luteranismo.

   Es cosa confirmada por estudios e investigaciones muy recientes que la mano de Lutero no ha sido ajena a la composición y diseño de estas estampas...

Hartmann GRISAR S.J.
MARTÍN LUTERO. Su Vida y su
Obra, (pág. 401, ed. Fundación)

WOIJTYLA - JUAN PABLO II

La Sede estuvo y está vacante

__________________________________________________

(*) Fuente: Revista "Roma" Nº 125, Navidad de 1992.