CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

NUEVO CÓDIGO CIVIL ARGENTINO:
SUICIDIO COLECTIVO CONSUMADO

Javier Ordoñez


NUEVO CÓDIGO CIVIL ARGENTINO: SUICIDIO COLECTIVO CONSUMADO

Colaboración de Alejandro Sosa Laprida

Hijos escuchados. Se reconoce el derecho de los hijos a ser escuchados, no sólo ante un juez, en procesos que los involucre [Sobreentendido: contra sus padres]. Los adolescentes, desde los 13 años deberán asentar su consentimiento para ciertos tratamientos médicos o para salir del país incluso con sus dos padres. Pueden hacerse por sí mismos estudios no invasivos. Los mayores de 16 podrán realizarse prácticas médicas invasivas sin consentimiento de sus padres [Aborto, "cambio de género" y "muerte digna", entre otras abominaciones que claman al cielo]

Formar pareja. Para casarse hay que tener 18 años y los conceptos de hombre o mujer se reemplazan por "contrayentes". Se incorpora al Código el matrimonio igualitario[Neologismo bárbaro totalmente falaz y cuya aceptación masiva demuestra la inenarrable indigencia intelectual, moral y espiritual de nuestra decadente sociedad] con todos sus alcances [Es decir, fundar el matrimonio en el pecado contra natura, hacer de las yuntas sodomíticas "esposos" y  constituirlos "padres" de los pobres niños privados de padre o de madre y "acogidos" en un "hogar" fundado en la perversidad sexual y en el escándalo cotidiano de su inocencia hecho norma...]

Divorcio exprés. Cambia la manera de divorciarse. Desaparecen los plazos y las causas. No habrá que demostrar ante un juez quién tuvo la culpa del fracaso matrimonial ni tampoco estarán obligados a hacer una terapia para recuperar la relación. Alcanzará con que uno de los dos decida romper la pareja. Para eso, deberá elaborar un plan y presentarlo ante el juez, proponiendo cómo se organizará la vida familiar desde entonces: los gastos, la vivienda, los hijos, las deudas, etcétera. La otra parte de la pareja podría enterarse de tal decisión, al recibir la notificación judicial[¿Acaso hace falta explicar que en esas condiciones es una burla a nuestra inteligencia y una indecencia incalificable que nuestros "legisladores" sigan hablando de "matrimonio"?]

Fin de la fidelidad. Desaparece el deber conyugal de fidelidad y el adulterio ya no existe como causa de divorcio. La pareja tampoco está obligada a convivir y desaparece el deber de "mutuo respeto". En cambio se deben asistencia y alimento.["Matrimonio" sin deber de fidelidad, sin convivencia, sin prohibición del adulterio, vínculo soluble en cualquier momento por cualquier motivo, el "concepto" de alteridad sexual excluído: conservan el nombre pero la cosa ya no existe. No obstante, el "pueblo soberano" y los "ciudadanos libres, autónomos y emancipados" se tragan el sapo sin chistar...]

Tener hijos. Hay nuevos términos y criterios que se instalan con el nuevo Código. Desaparece el concepto de "tenencia" de los hijos y se reemplaza por el de "cuidado". Ya no se habla de "patria potestad", sino de responsabilidad parental.Tampoco de padre o madre sino de vínculo filial. No hay más un régimen de visita, sino un sistema de comunicación. Aparece el criterio de "voluntad procreacional", según el cual, la paternidad no se define por un vínculo biológico sino por la voluntad de tener un hijo. [Nuestro "legisladores" son dementes de peligro, nuestro "pueblo soberano", un rebaño de ovejas descerebradas, nuestra "iglesia argentina", cómplice hasta la médula en esta farsa insoportable (con Panchito transformado en gurú ecológico mundialista pero sin mover un dedo para evitar este engendro...) y nuestro pobre país desahuciado es como un barco a la deriva, como un muerto en vida, pero eso sí, "bailando por un sueño", antes de desbarrancarse en el precipicio de la historia... Y pensar que hay quienes se imaginan que las "elecciones presidenciales" podrán modificar el rumbo de esta "fuga hacia adelante" insensata y suicida de este régimen "democrático" inicuo cuyo único objetivo es el consumar la desintegración definitiva de lo poco sano que subsiste aún en la sociedad argentina en ruinas...]

Fin del castigo físicoEl nuevo Código prohíbe expresamente el castigo físico de los hijos en todas sus formas, algo que en cambio estaba contemplado por el Código anterior. [En criollo: Si le hacés "chas chas" en la cola a un hijo y éste se enoja, te puede denunciar ante un "juez" y mandarte a la cárcel. Hablemos claro: estamos ante un plan de destrucción en regla de toda forma de autoridad paterna, de la familia, de la infancia y, en definitiva, del ser humano lisa y llanamente luciferino. Pero parecería ser que a nadie le interesa: tinto y chori a voluntad hipnotizados e idiotizados ante "fútbol para todos"...]

Ver:

--------------------------------------

SOBRE NUESTRA ARGENTINA