CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

RECURSO JUDICIAL CONTRA BASE MILITAR
CHINA A LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
SUICIDIO COLECTIVO CONSUMADO
Javier Ordoñez


POLEMICO PROYECTO EN BAJADA DEL AGRIO (NEUQUEN)

POLEMICO PROYECTO EN BAJADA DEL AGRIO (NEUQUEN)

POLEMICO PROYECTO EN BAJADA DEL AGRIO (NEUQUEN)

Recurso judicial contra base militar china, a la Corte Suprema de Justicia

El amparo contra la edificación del complejo militar
de la República Popular China en Bajada del Agrio...

30 de Agosto de 2015

El amparo contra la edificación del complejo militar de la República Popular China en Bajada del Agrio, Provincia de Neuquén, llegó al máximo tribunal, tras de un sinuoso recorrido por la Justicia Federal de Mar del Plata, Neuquén y Zapala.

Con el recurso intentado, se persigue la urgente paralización del proceso de construcción de la base militar ilegal china, hasta tanto se dé a conocer el contenido clasificado, secreto y oscuro del acuerdo con la República Popular.

Enmendar el error que se comete, permitiendo una ocupación militar de territorio nacional por parte de China, puede costarle a la Argentina no solo un reclamo millonario de ese Estado-potencia, sino un complejo problema diplomático.

La Agencia Estatal China de Lanzamiento, Seguimiento y Control General de Satélites (CLTC) a cargo de la edificación, está dirigida por el General Zhang Youxia, quien ocupa ese cargo por su condición de jefe del Departamento General de Armamentos del Ejército Popular de Liberación. A su vez, Zhang es miembro de laComisión Militar Central del PC chino, presidida por el dictador Xi Jinping. El General Zhang también es director del Science and Technology Committee (STC), a cargo de la innovación tecnológica de armamentos, otra entidad que participa en el programa de modernización de misiles de corto alcance hasta los vectores intercontinentales, incluyendo aquellos con capacidad para transportar ojivas nucleares. 

El hecho de que se trata de una base militar y no de otro tipo de emprendimiento tomó estado público en el programa Periodismo Para Todos, conducido por el periodista Jorge Lanata.

Lo cual, a su vez, ha motorizado la preocupación de los pobladores del lugar y zonas aledañas, que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad; lo que no significa en absoluto que tal vulnerabilidad sea exclusiva, conforme toda cesión de soberanía para fines claramente militares reviste una gravedad tal que afecta a toda la nación.

El recurso de amparo fue presentado en el mes de febrero en defensa de la soberanía argentina, por los letrados marplatenses Damián De Angeli, Marcos Tusar, Fernanda Boggia y Rosana Martínez. En la presentación, se expuso el triple impacto de permitir la edificación de la base militar en Neuquén: el interno, por la mera presencia de elementos militares extranjeros en territorio nacional; el externo, por el arrastre de nuestro país de cualquier conflicto con Estados o potencias extranjeras; y el diplomático, que variaría la visión de nuestro país ante los ojos del mundo, así como debilitará nuestra posición frente a china, toda vez que no nos aporta reciprocidad.

La República Popular China es una potencia mundial de peligro, reconocida por su autoritarismo, genocidios, conquistas, torturas, una evidente falta de democracia, la inexistencia de prensa o internet libre, la multiplicación abortos obligatorios, la ocupación ilegal de territorios, el unipartidismo, la proliferación de campos de concentración y la declarada inexistencia de derechos civiles y garantías individuales.

Estas armas modernas permitirán a las fuerzas de baja tecnología como China prevalecer sobre las fuerzas de alta tecnología como Estados Unidos en un escenario de conflicto localizado, junto al accionar de ciber-ataques, el empleo de radiación por microondas y armas de pulso electromagnético, entre otras categorías de armamento sofisticado.

En su estrategia de enfocarse en la guerra espacial, China también está desarrollando sistemas de interferencia y armas de energía dirigidas para misiones ASAT (anti-satélite) y rara vez Pekín reconoce las aplicaciones directas de su programa espacial, y se refiere a casi todos los lanzamientos satelitales como científicos o civiles. El último de estos casos ocurrió el 12 de mayo pasado, cuando China probó una de sus armas antisatélite, el Dong Ning-2, declarando que se había tratado de una misión científica.

Ante esto, no existe posibilidad de que la CLTC no siga las directivas del Ejercito Popular de Liberación en el marco del uso militar del espacio; al contrario, procederá a la utilización del emplazamiento como parte de la estrategia global de la República Popular China.

Lectura complementaria

 

--------------------------------------

SOBRE NUESTRA ARGENTINA