CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

CURA CONCILIAR DICE: EL PAPA
VENDE FLORES Y NO FRUTOS


CURA CONCILIAR DICE: EL PAPA VENDE FLORES Y NO FRUTOS

No todos están tan ciegos. Este pobre "cura" (¿habrá sido ordenado con el nuevo rito?) parece que algo ve.


Hace ya años que no hago la colecta de Caritas”, afirmó el párroco de El Burgo Ranero (León) al ser preguntado acerca de la ONG católica. Durante una nueva entrevista en la edición del pasado jueves en ‘La Ratonera’, el cura leonés razonó de esta forma su disconformidad con la entidad supuestamente benefactora. “En una reunión clerical a la que acudieron representantes de Caritas, nos dijeron que no preguntaban nunca quiénes son, ni qué piensan, ni tampoco en lo que creen las personas necesitadas a las que ayudan. Como los católicos tenemos la virtud de la caridad, aportamos una ayuda gracias al amor de Dios y, sin embargo, otros explotan la fe que ellos no tienen y nos pisarán el cuello el día que puedan”.

En una clara alusión a la comunidad musulmana, “estamos criando cuervos que algún día nos arrancarán los ojos”, el Padre Calvo prosiguió: “Que hagan ellos  su Caritas y su beneficiencia, pero por qué se tiene que meter la Iglesia, pese a estar siendo perseguida en sus países. Se llama Caritas, pero no se funda en la caridad sino en la filantropía”.

Tras opinar que Caritas puede tratarse de una “tapadera” de la masonería para propiciar la llegada de ilegales a nuestros países” y recordar que recibe fondos del Estado y de entidades financieras, el presbítero lamentó que la institución se haya convertido en una ONG y defendió que se atendiera primero “al de casa, al próximo, que es lo que significa la palabra prójimo”.

Vendedor de flores

Por otra parte, el párroco de El Burgo Ranero dijo que el Papa Francisco I “vende flores y no vende frutos”. “Es más facil hacer gestos populistas. Durante su viaje a Brasil no se atrevió a decirle a los jóvenes lo que Cristo dijo: ‘el que no coge la Cruz y me sigue no es digno de mí’, ‘el que no está conmigo está contra mí’ y ‘el que no recoge conmigo desparrama’. ¿Por qué no dice eso el Papa y prefiere hacer la vista gorda? Lo que dice el Papa es pan para hoy y hambre para mañana”, manifestó.

Criticó también que el Sumo Pontífice no condene los ataques que sufren los cristianos en países de obediencia islámica y criticó que “en nombre de una falsa libertad religiosa, aquí les dejamos hacer mezquitas mientras los cristianos están perseguidos en sus países”.

Liberalismo y progresismo

En otro momento de su intervención en ‘La Ratonera’, el Padre Calvo criticó el concepto conocido como progresismo. “El progresismo es regresismo, es volver a las cavernas. El progreso supone que una cosa que ya ha sido conquistada se perfeciona, pero el regresismo es todo lo contrario”.

También se mostró crítico con el liberalismo, causa en su opinión de muchos de los problemas actuales. “Estamos en la órbita del liberalismo, que es otra forma de ateísmo, porque hace que el fin justifique cualquier medio. El liberalismo es un concepto ateo de la vida que se basa en el antropocentrismo, que pretende que el hombre y no Dios sea el centro, que el hombre se haga Dios”.

Se mostró contrario a la división Iglesia-Estado al ir a su juicio en contra de la doctrina católica y, en ese sentido, acusó al Papa de “herético” por sostener que los estados aconfecionales favorecen la Religión. Explicó que la aconfesionalidad de los estados fue condenado en 1864 por Pío X y subrayó que la encíclica Quas Primas de Pío XI, además de instituir la fiesta de Cristo Rey, estableció que “todas las cosas se unan en Cristo”. “Separar la Iglesia del Estado es tanto como decir que el Estado tiene derecho a una religión que no existe”, señaló.

Traidor y perjuro

Luego de calificar al rey Juan Carlos I de “traidor a España y a Franco”, el Padre Calvo acusó al monarca de ser “un perjuro, un hipócrita y un excomulgado según el derecho canónico 1398".

Por último, al ser preguntado si la enfermedad del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez puede ser consecuencia de un castigo divino, el sacerdote manifestó: “Teológica y doctrinalmente no hay ninguna incompatbilidad en creer en ese castigo. El pecado ocasiona, no solamente daños personales a título de prueba, sino que también puede ser un aviso del Cielo, a través de un mal, para que se corrija el pecador o para que otros tomen nota de lo que les puede pasar si infringen la ley de Dios”.

Fuente: Alerta Digital

NOTICIAS DE 2013