CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

RATZINGER AUTORIZÓ EL USO DE
LA PÍLDORA DEL DÍA SIGUIENTE
PARA CASOS DE VIOLACIÓN


La PÍLDORA DEL DÍA DESPUÉS actúa modificando el endometrio. Produce una “disociación madurativa glándulo-estromal” que he visto montones de veces en mi trabajo como anatomo-patólogo y cuyo efecto es que RECHAZAN AL EMBRIÓN, impiden que él se anide. Es decir son antiabortivos tempranos, abortan el embrión en su etapa de blastocisto. Esto explica la falacia de jugar con las palabras. La consigna de todos los que defienden los presuntos “anticonceptivos” es llamar “óvulo fecundado” o “pre-embrión” al embrión de los primeros días (m/m de 1 a 15 días) y decir que el ser humano empieza a ser tal cosa sólo cuando el blastocisto se anida en el endometrio, sin ninguna razón científica que lo apoye. Es tan absurdo decir que un blastocisto humano no es un ser humano antes de anidarse, como si dijéramos que un niño recién nacido no es hijo de su mamá antes de agarrarse al pecho y comenzar a mamar y que si se muere o se le mata antes de ese agarrarse no es un crimen, porque todavía no es un niño, sólo es un “pre-hijo”.


Berlín y Ciudad del Vaticano • Benedicto XVI autorizó en los hospitales católicos alemanes el uso de la píldora anticonceptiva de urgencia, conocida como píldora del día siguiente, en los casos de mujeres víctimas de violación, a raíz del escándalo en torno a una joven que no fue atendida en dos clínicas de Colonia tras sufrir abuso sexual.

Así lo reveló ayer el arzobispo de Colonia, cardenal Joachim Meissner, en declaraciones al rotativo Kölner Stadt Anzeiger, en las que comentó que su reciente decisión de autorizar el uso de esa pastilla fue consensuada con la Congregación para la Defensa de la Fe y la Academia Papal.

“Hablé también con el secretario del papa, el arzobispo Gänswein. Él me dijo: ‘el Papa lo sabe. Todo está en orden”, afirmó Meissner, considerado un religioso conservador que el 31 de enero anunció inesperadamente que la Iglesia autorizaba en Alemania el uso de la píldora en hospitales católicos.

El arzobispo señaló entonces en un comunicado que, desde su punto de vista, ese anticonceptivo podía utilizarse “si se aplica con la intención de evitar la fecundación”, pero que no sería aceptable su uso para evitar que se desarrolle una célula ya fecundada.

Meissner comunicó también que no había objeción a que los médicos de centros católicos informen a sus pacientes de métodos que para la Iglesia no son aceptables, aunque los doctores deberían, sin hacer presión sobre el paciente, informar y argumentar adecuadamente sobre la postura católica.

El cardenal subrayó entonces que ese tipo de información para pacientes se refería exclusivamente a las víctimas de violaciones.

Meissner comentó entonces que había cambiado de postura hacia ese método anticonceptivo tras consultar con varios especialistas que le explicaron que su uso temprano evita que se produzca una fecundación, sin que llegue a efectuarse un aborto.

*********

La Píldora del Día Siguiente (Levonorgestrel 0.75 mg), también conocida como anticoncepción oral de emergencia o AOE, es una hormona sintética en dosis 5 a 15 veces mayor a la existente en los anticonceptivos comunes, incrementando los efectos secundarios. No es medicamento ni vacuna. No cura ni previene enfermedad alguna. Al ingerir las dos pastillas recomendadas es como si se tomara 50 pastillas anticonceptivas juntas.

Tiene tres mecanismos: impide la ovulación (anovulatorio), espesa la mucosidad cervical (anticonceptivo) e impide la anidación del óvulo fecundado (abortivo). Estos mecanismos son informados por la Food and Drug Administration (FDA), el organismo gubernamental que garantiza la salubridad de los alimentos y las medicinas en Estados Unidos.

Fuente:

NOTICIAS DE 2013