CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

EN BOSTON: SERVICIO INTERFE


No se cansan de profanar las iglesias

RELATO DE UN TESTIGO PRESENCIAL

El Cardenal O’Malley abrió las pueras de la Catedral de la Santa Cruz para que se celebrara una ceremonia ecuménica por los muertos en el atentado de Boston. Dicha ceremonia NADA tuvo de religiosa. En su mayor parte fueron discursos sobre temas cívicos, dando ánimos a la gente que sufrió la catástrofe, o bien, discursos pro-Boston.

Además, fue una afrenta para los católicos.

Pese a que la Iglesia Católica no permite mujeres sacerdotes, dos pastoras pronunciaron discursos vestidas de clergyman: una con pantalones y la otra con una pollera bastante más arriba de la rodilla, y esto, frente al altar mayor de la catedral. Entre una y otra, habló un ortodoxo cuyo discurso también fue puramente cívico.

Obama, masticaba chicle o caramelo, dentro de la catedral católica… ¡Atrévanse a hacer lo mismo dentro del Congreso! ¿Lo hizo como acto de desprecio hacia las "predicadoras" mujeres? Puede ser, pues en cuanto tomó la palabra el rabino, dejó de masticar y por supuesto tampoco lo hizo mientras hablaba el musulmán.

Como si esa ‘cosa ecuménica’ fuera poco, el rabino pronunció su discurso insertando numerosas frases en lengua hebrea, mientras que más tarde, cuando después que hablaron todos los lideres religiosos (incluyendo un ‘obispo’ protestante negro), habló el “Cardenal” O’Malley no usó ni una palabra en latín pero sí una frase ¡¡¡también en hebreo!!! (tikkun olam –reparando al mundo) [*]

O’Mallet, vestido con hábito franciscano y con sólo el solideo rojo indicando su dignidad de cardenal, se sentó en medio de los líderes de las otras religiones (más o menos siete) y habló justo antes de que lo hicieran el Gobernador de Massachussets y Obama. Sus palabras tuvieron un poquitito más de espiritualidad que las de otros porque terminó leyendo la oración de San Francisco, pero como con los anteriores, su tema principal fue el valor de aquellos que no vacilaron en acudir en auxilio de las víctimas. Estableció la diferencia entre las palabras “crowd” (multitud) y “community” (comunidad). Dijo que la multitud son aquellos que sólo buscan su propio interés y que en cambio la comunidad la constituyen los que trabajan por el bien común. (En Florida las Iglesias Católicas ya no se llaman por ejemplo “Iglesia de San Patricio”, sino “comunidad” de San Patricio. Todas han sacado la palabra Iglesia de sus carteles, no sé si ocurre lo mismo en todos los estados).

En estos días en que en Siria los católicos son asesinados por los musulmanes, continuaron las afrentas: habló un sirio musulmán y recitó palabras del Corán en árabe. Dijo que acababa de hacerse ciudadano de los EEUU y que había jurado defender la Constitución.

Según las noticias, el tipo de bomba que explotó es de las que hechas para herir y dañar, más que para matar y no puede haber sido puesta por blancos supremacistas (como algunos insinúan) porque prácticamente todas las víctimas fueron blancos. De todos modos, seguramente los van a culpar a ellos. (Aquí llaman “blancos supremacistas” a los que usan símbolos de la SS, Hitlerian, etc)

En medio de ese circo, cantó, y muy mal, el coro de niños de Boston (eran casi todos adolescentes y la solista, también malísima. Un chino que tocó el chelo intentó darle a la ceremonia un tono dramático, tocando una melodía que nada tenía de religiosa. ¡HORRIBLE!

Después, el gobernador habló de “nuestra fe civil” la cual no permitiremos que sea probada y que por lo tanto se pedirá cuenta, aunque sin venganza.

Finalmente, Obama categorizó a Boston como “el perfecto estado de gracia”. Esto, en el contexto de una Catedral Católica, en donde el concepto de “estado de gracia” significa el estado de un alma sin pecado, fue una burla más al Catolicismo, tan grande como transformar la fe Cristiana en una simple “fe cívica”.

La Catedral fue usada como un teatro, sólo como lugar apto para reunir un gran número de personas, pero no como lugar sagrado.

Para finalizar el dia, Obama usó primero, de modo estúpido, un versículo de San Pablo (sobre la carrera de la vida hacia la salvación) y luego hizo amenazas bravuconas, diciendo: “se metieron con la ciudad equivocada” “los vamos a encontrar y les haremos enfrentar la justicia” “momentáneamente nos han hecho caer, pero nos levantaremos y volveremos a llevar a cabo las maratones, esto no nos frena, una bomba no nos gana”, “el tercer lunes de abril del año que viene, nos verán aquí”.

NOTICIAS DE 2013

PÁGINA PRINCIPAL

 

______________________________________________________

[*] Explicacion del sentido del “TIKKUN OLAM” usado por el Cardenal O’MALLEY: Tikkun olam (תיקון עולם or תקון עולם)  frase Hebrea que significa "reparando al mundo" (o "sanando al mundo") que sugiere que la humanidad tiene la responsabilidad de, en forma compartida, sanar, reparar y transformar al mundo. En el judaismo, el concepto de  tikkun olam se origina en el periodo rabinico. Al concepto se le dio un nuevo sentido en la kabbalah del periodo medioeval y en el judaismo moderno tiene otras connotaciones .
En la Mishnah la expresion tikkun olam se usa en la frase mip'nei tikkun ha-olam ("por el bien de tikkun del mundo") para indicar que una  practica no debe seguirse porque se requiera en la ley Biblica sin porque ayuda a evitar la falta de armonia social.  Ejemplo: Gittin 4:2.
En la oracion judia:
La frase tikkun olam está incluida en el Aleinu, una oración judía  que tradicionalmente se recita tres veces al dia. El Aleinu, se dice que fue escrita por el profeta Joshua, y alaba a Dios por permitir a los Judios servir a Dios y expresa esperanza de que el mundo entero un dia reconozca a Dios y abandone la idolatria (ciertamente es el Dios de los Judios que no es la Trinidad, ya que ellos niegan a Cristo). La frase tikkun olam es usada en la expresion  l'takken olam b'malkhut Shaddai, "el mundo perfecto bajo la soberania de Dios" En otras palabras, cuando toda la gente del mundo abandone los falsos dioses y reconoza al ‘Dios de los Judios’, entonces el mundo se habrá perfeccionado.
Esta frase también tiene otras acepciones, que aquí no vienen al caso.