CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

LA SECTA CONCILIAR EXIGE
A LOS POBRES QUE PAGUEN
SU PROPIA DESTRUCCIÓN


LA SECTA CONCILIAR EXIGE A LOS POBRES QUE PAGUEN SU PROPIA DESTRUCCIÓN
Hoy, la santa casa respira soledad

A continuación, un artículo que hemos tomado y adaptado del Blog "Página Católica", Blog extraño si los hay, que dice defender la verdadera Misa, pero que promueve la falsa, critica hasta el cansancio a Francisco, pero lo reconoce como "Papa".


La secta conciliar exige a los pobres
que paguen su propia destrucción

"Vuestra opción preferencial han de ser los pobres", dice Francisco, que usurpa la Sede de Pedro.

Plantea así una falsa e ideologizada antinomia entre Caridad, por un lado, y una equivocada y automática identidad entre Progresismo Neomodernista y verdadera ayuda a los más necesitados.

En efecto, como enseña la sana doctrina católica, la primera Caridad es corregir al que yerra indicándole el camino de la salvación. Pues el amor verdadero ansía el bien del amado; bien que en última instancia no puede ser otra cosa que ganar el cielo.

Por eso, los que rechazamos la secta conciliar y denunciamos sus herejías somos los primeros que hemos optado preferencialmente por los pobres, manteniéndonos firmes en la fe verdadera, tratando, dentro de nuestras posibilidades de difundirla por doquier con todos los medios a nuestro alcance.

A los que se autoproclaman adelantados en la solicitud hacia los pobres, aunque ellos no se den cuenta, con frecuencia se les cae la careta. 

En su pose de "humilde", Bergoglio se puso Francisco para remarcar su preferencia por una vida desarrollada en la pobreza. Por lo tanto debemos suponer que los Frailes Franciscanos de la Inmaculada son verdaderamente pobres.

No obstante, en el decreto firmado el 11 de Julio por el cual se intervenía esa Congregación mediante la designación de un Comisario Pontificio, que incluye solo tres disposiciones, se establece:

  1. Designar al R. P. Fidenzio Volpi, OFM Cap, Comisario Apostólico ad nuntum Santæ Sedis de la Congregación, con todos los poderes del caso.
  2. Disponer "que corresponderá al Instituto de los Frailes Franciscanos de la Inmaculada, reembolsar tanto los gastos realizados por el Comisario y el personal que él eventualmente designe, como los honorarios por sus servicios".
  3. Además de lo expuesto, el "Santo Padre" Francisco ha dispuesto que cada uno de los religiosos de la Congregación de los Frailes Franciscanos de la Inmaculada está obligado a celebrar la liturgia según el rito ordinario y que, eventualmente, el uso de la forma extraordinaria (Vetus Ordo) deberá ser explícitamente autorizada [sic] por las autoridades competentes, para cada religioso y/o comunidad que lo pida".


Por ahi cantaba Garay, dicen en nuestra tierra cuando se le empieza a ver la pata a la sota. Unos monjes que, pese a su proclamado amor a la verdadera Misa, siguen en la secta concioliar, serán muy probablemente despojados de su joya más preciosa, la Liturgia Tradicional.

Quienes tengan dudas de lo que esta intervención puede significar consideren lo siguiente: el decreto que comentamos sólo tiene dos disposiciones: prohibir la Misa Tridentina y determinar quién pagará el costo de tal operación. ¡Vaya abanderados de los pobres, que Dios les pague abundantemente y cuanto antes su extrema generosidad!

La situación planteada tiene similitudes con un caso dramático ocurrido en Buenos Aires bajo el "pontificado" del Cardenal Bergoglio.

Algo de este lamentable asunto, puede leerse aquí: "ESTA ES LA "OPCIÓN PREFERENCIAL POR LOS POBRES" SOBRE LA QUE TANTO CACAREA BERGOGLIO - FRANCISCO" volver a ese caso, aunque sea suscintamente, puede ilustrarnos acerca de lo que espera al Instituto de los Frailes de la Inmaculada.

Fundada en el siglo XVIII por la Madre Antula, María Antonia de Paz y Figueroa, la Congregación de Hijas del Divino Salvador había alcanzado un grado de prosperidad que, en nuestro tiempo, la hacía poseedora de varios colegios católicos con miles de alumnos, uno sobre la exclusiva Avenida del Libertador en San Isidro, y, sobre todo, de los terrenos donde fue edificado el Santuario de San Cayetano en Liniers (mucho dinero en limosnas) cuyos ingresos eran administrados por las monjas.

En una oportunidad el Cardenal Bergoglio le pidió a la Madre Superiora que la propiedad del Santuario de Liniers fuera transferida al Arzobispado de Buenos Aires.

Días después, luego de consultar con su consejo la Madre Hilda Ledesma respondió al Cardenal por la negativa.

De haber tenido la bola de cristal quizá se hubiera evitado la catástrofe cediendo a la voluntad del ahora "Papa" Francisco, para evitar el despojo de todos los bienes y la casi extinción de la orden, como luego aconteció.

Porque, no mucho tiempo después, se designó un visitador apostólico en la persona de un jesuita amigo de Bergoglio: el actual "obispo" Hugo Salaberry de Azul, en la provincia de Bs As.

La excusa: que las cerca de treinta monjas que vivían en la Santa Casa de Ejercicios, jóvenes en su mayoría paraguayas conquistadas por el celo apostólico de una hermana de esa nacionalidad, estaban allí retenidas contra su voluntad y aisladas de la sociedad.

El aislamiento se deducía del hecho de que estas hermanas eran instruidas en el mismo convento por profesoras designadas ad hoc, lo cual se hizo para evitar el excesivo contacto con el mundo al que están acostumbradas ahora muchas monjas; pues, debemos aclarar, que estas monjas, pese a mantenerse en la secta conciliar, dentro de todo, seguían viviendo de acuerdo a la regla de su congregación.

Tiempo después, y en las primeras horas de la mañana, cuando aún algunas hermanas no habían terminado de asearse, un despliegue inusual de funcionarios curiales las enteraron de que la "Santa Sede", con la firma del Cardenal Re, había designado Comisario Apostólico a "Mons." Horacio García, Pro Vicario General de la Arquidiócesis.

El "sacerdote" letrado que debía acompañarlo se excusó por no estar de acuerdo, lugar que fue tomado por el "padre" Alejandro Russo, actual Rector de la Catedral de Bs As (¿favor con favor se paga?)

Reinaba en la Congregación para los Religiosos e Institutos de Vida Consagrada el "Cardenal" Re, que vivió aquí y tiene a uno de sus parientes en la Curia Arzobispal. Hombre muy cercano a Bergoglio, fue el que le alcanzó el molde del anillo del pescador que ostenta Francisco y que heredó de un secretario de Pablo VI.

El fin de esta larga historia, que daría argumento por sus vicisitudes a un drama de segura venta en las librerías, terminó con la madre superiora recluida en Córdoba, las hermanas devueltas al mundo en tal forma que se puede decir que la congregación ha dejado de existir, y el dinero y las propiedades en manos del Comisariato Apostólico cuya intervención se prolonga sine die.

Ejemplo eminente de cómo estos fariseos atienden a los pobres (Nota de C. A.: sobre los que tanto cacarea el usurpador Bergoglio), es el caso de Mirna, joven paraguaya que estaba en el convento desde los 14 años y fue despedida por Mons. García quien la puso en la calle sin avisar a sus padres, y sin darle ni siquiera un centavo para atender sus necesidades.

La historia de MIrna y elvídeo en el que ella misma la cuenta, pueden encontrarse

AQUÍ

¡A quien quieren engañarestos atorrantes! se dicen "solidarios" (ya no se habla más de caridad cristiana), y no sólo ponen a las almas en serio peligro, sino que ni siquiera saben dar de comer y de vestir al cuerpo.

Según han contado las mismas víctimas, el Comisario Apostólico dispuso que las monjas y novicias probaran su verdadera vocación, con una técnica que para nosotros es un baño de mundo: psicoanálisis y exposición al erotismo incluido.

NOTICIAS DE 2013