CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

EXCLUSIÓN DE LOS CARDENALES DE MÁS
DE 80 AÑOS DEL GOBIERNO DE LA IGLESIA


Jueves 26 de Noviembre de 1970: dos cardenales octogenarios criticaron ayer la decisión del Papa de prohibir a los purpurados que cuenten con 80 años de edad participar en la elección del nuevo pontífice.

Crítica de dos Cardenales contra el Papa Paulo VI

Ciudad del Vaticano, 26 (UP) - Dos cardenales octogenaríos excluidos del gobierno futuro de la Iglesia por un decreto pontificío, reaccíonaron hoy aíradamente ante la medida y uno de ellos indícó, indírectamente, que el Padre Santo está enfermo.

Las declaracíones separadas de ambos purpurados desataron una controversía en la Santa Sede y la cíudad eterna, míentras Su Santidad inicíaba la primera jornada de su largo víaje a Asía, Lejano Oríente y Oceanía.

Cardenal TisserantEl cardenal francés Eugene Tísserant, quíen cuenta 86 años de edad y es el decano del Sacro colegío Cardenalicio, observó que "es públíco y notorío" que el Papa estaba tan débil y enfermo hace apenas ocho días, que sus ayudantes tuvieron que ayudarle cuando concluyó su audiencia general de la semana en la basílica de San Pedro.

Preguntado si el Sumo Pontífíce, quien tiene 73 años de edad, se retiraría a los 80 conforme con el decreto que obliga a dejar entonces a los cardenales sus funciones ejecutivas, monseñor Tisserant respondió textualmente: "Esta hipótesis ha sido mencionada más de una vez. Ciertamente el estado de su salud es tal que quizás no necesite adoptar decisión alguna al respecto". Por su parte, el cardenal italiano Alfredo Ottaviani, quien cuenta 80 años de edad y fue prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe -es decir el antiguo Santo Oficio o Inquisición-", acusó al Papa de abandonar desdeñosamentelas tradiciones de la Iglesia y el derecho canónico al emitir su
decreto sobre los octogenarios.

Monseñor Ottaviani, un conservador que anteriormente se opuso públicamente a otros decretos pontificios, como el que excluyó el empleo del latín en la misa, figura al igual que monseñor Tisserant entre los 25 príncipes de la Iglesia que perderán su autorídad en la curia y no podrán elegir Papa.

El cardenal francés formuló sus declaraciones en una entrevista con la televisión de su país mientras que el italiano, a su vez, las hizo en una entrevista concedida al diario romano "Il Messaggero".

El decreto papal prohÍbe a los cardenales que lleguen a los 80 años ocupar posiciones en el gobierno central de la Iglesia y los obervadores interpretaron la medida como tendiente a facilitar el acceso al poder eclesiástíco a hombres más jóvenes y activos.

***********************

El ex secretario del Santo Oficio, cardenal Ottaviani, criticó abiertamente la decisión papal de prescindir de los cardenales de 80 años, y dijo que los motivos de tan grave medida no parecen valederos. "Grandes Papas, muy ancianos, gobernaron sabiamente la Iglesia"

ROMA (AFP,) - El ex secretario del Santo Oficio cardenal Alfredo Ottaviani, criticó Cardenal Ottavianiabiertamente la reciente decisión de Paulo VI de prescindir de los prelados de 80 años en materia de elección papal. Ottaviani, de 80 años de edad, confió esta "conversación" al diario romano de tedencIa moderada "Il Messagero", precisamente el día en que el Sumo Pontífice emprendió su viaje a Extremo Oriente. El cardenal, que dijo recoger el parecer de "canonistas, prelados y personalidades laicas", analizó severamente el fondo y la forma del motu proprio de Paulo VI y estimó que la decisión podría incluso tener consecuencias para el propio Papa. Afirmó el cardenal que "todos se sintieron impresionados por la manera desusada y expeditiva con que se procede a una revolución en materia reglamentaria; cambio radical opera do evidentemente sin previa consulta con los entendidos, siquiera fuese para guardar las formas. No es habitual -subrayó Ottaviani- que se rasguen con un simple motu proprio las páginas de una Constitución como la de la "Vacante sede appostólica" (que reglamenta la organización de los cónclaves y la elección del nuevo Papa) y del derecho canónico. Se trata, en sustancia, de un acto efectuado al margen de una tradición más que secular. En cuanto al motivo relativo a la edad avanzada, que debería justificar tan grave medida, no parece valedero". añadió el cardenal, que se remitió a las escrituras y evocó a los "grandes papas que, muy ancianos, gobernaron sa bia y santamente la Iglesia"; Los cardenales con 80 años, siguió diciendo "tienen ya una foja al servicio de la Iglesia, enriquecida por méritos, experiencia y doctrina, de los que ciertamente no sería ventajoso privarse para contar sólo con colaboradores más jóvenes y menos experimentados". Subrayó a continuación Ottaviani el riesgo de que los criterios del motu proprio sean también aplicados al Papa. "Si por razones de edad se considera a los consejeros y coadjutores del Papa como incapaces de cooperar con el jefe supremo de la Iglesia -dijo- se corre el riesgo de ver aplicar Por analogía el mismo criterio al Sumo Pontífice que tuviese más de 80 años, y de ver puestas en tela de juicio las decisiones tomadas por aquel en su vejez".

JUAN BAUTISTA MONTINI - PABLO VI