CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

MASONERÍA Y MUERTE
DE LA SOCIEDAD


Henry Makow Ph.D
15 de enero de 2005

Reproducción del artículo "Feemasonry: Mankind's Death wish"
publicado en: http://www.savethemales.ca/000768.html

MASONERÍA Y MUERTE DE LA SOCIEDAD  

El libro de 600 páginas de la historia de la masonería "Architects of Deception", del autor estonio Jyri Lina, ofrece un estudio profundo sobre el verdadero carácter de la historia moderna.

Básicamente, un segmento dominante de la sociedad occidental se ha unido a la elite financiera judía, al abrazar la masonería, una filosofía satánica que representa un deseo de muerte para la civilización. Se imaginan que de algún modo sacarán provecho de la carnicería y del sufrimiento causado por su "Nuevo Orden Mundial".

Tan increíblemente extraño y deprímeme como suena, Lina escribe que 300 familias de banqueros, principalmente judías, han usado la masonería principalmente como instrumento para subvertir, controlar y degradar el mundo occidental.

Este punto de vista es coherente con el interrogatorio que realizó la NKVD (policía secreta de la Unión Soviética) en 1938, de un miembro iluminista que nombró a muchas de estas familias de banqueros y confirmó que los masones son instrumentos prescindibles. (Ver las dos partes de mi artículo "Rothschild Conducts Red Symphony" ("Rothschild Conduce la Sinfonía Roja") [1] y "Terminated! Freemasonry's Final Revelation" ("¡Terminado! La Revelación Final sobre la Masonería")  [2].

Basado en los archivos de la poderosa logia francesa del Gran Oriente, capturada en junio de 1940 y más tarde hecho público por los rusos, Lina detalla cómo la Masonería ha conspirado en favor de la dominación mundial y ha orquestado todas las revoluciones y guerras principales de la era moderna. (Lina, p. 332)

Los masones, a menudo judíos, son responsables del Comunismo, el Sionismo, el Socialismo, el Liberalismo (y el Feminismo). Aman los gobiernos grandes debido a que facilitan el monopolio final. El "Gobierno Mundial" (dictadura) es el trofeo final. Esta es la visión tras lo acontecido el 11 de septiembre de 2001 y la "Guerra contra el terrorismo".

Todos estos movimientos "progresistas" de la "revolución mundial" son un espejo de la rebelión de Lucifer contra Dios y expresa la naturaleza que se encuentra en el corazón de la Masonería. Atrapan a miles de idealistas ingenuos a los que prometen una utopía basada en el materialismo y la "razón", dedicada a la "libertad, la igualdad y la fraternidad", la "propiedad pública" y algunos otros disparates idealistas. Utilizan la táctica de venta que hace morder el anzuelo al comprador ofreciendo un producto a muy bajo precio, para terminar entusiasmándolo en la compra de otro por un precio mucho más alto ("bait-and-switch").

Conforme a las palabras de Lina: "El objetivo primario de la Masonería actual es construir el Nuevo Orden Mundial, un Templo de Salomón espiritual, donde quienes no sean sus miembros serán esclavos |y| ...donde los seres humanos serán sacrificados a Yahvé". (52)

Lina cita muchas fuentes judías que alegan que la masonería se basa en el judaísmo y que es "el órgano político ejecutivo de la elite financiera judía". (81-83)

El objetivo común de estos movimientos inspirados por la masonería es destruir la raza, la religión, la nación y la familia ("todas las fuerzas colectivas excepto la que es propiamente nuestra"), promoviendo la división social, la auto satisfacción, la "tolerancia", es decir, la mezcla de razas, el ateísmo, el nihilismo, el globalismo (internacionalismo), la "liberación" sexual y la homosexualidad, por medio de lo cual reducen la humanidad a una masa uniforme disfuncional y maleable.

Lina y otros que intentan alertar a la humanidad respecto a su verdadera condición son rutinariamente difamados, por la gente empleada indirectamente por los banqueros como antisemitas, fascistas, y como los "odiados" de derecha. Esta táctica protege a los conspiradores de la vigilancia estrecha y hace que la discusión de nuestro poco alentador predicamento sobre la situación sea imposible. Yo mismo soy judío. No formo parte de este monopolio de banqueros, tampoco lo hace la mayoría de los judíos [3]. Por analogía, la mafia es considerada principalmente italiana, pero la mayoría de los italianos no pertenecen a la mafia.

Los italianos no atacan brutalmente a los opositores del crimen organizado, ni los llaman "racistas" ni "traficantes de odio". Esto sería terriblemente sospechoso. Los judíos se comprometen al defender los banqueros masones y su visión perversa de la humanidad.

Mis cuatro abuelos perecieron en el holocausto judío. Exijo conocer la verdadera razón por la cual murieron. Los banqueros masónicos que se encontraban en Londres y sus amigotes hicieron que Hitler asumiera el poder a fin de provocar la guerra, controlar a Stalin, y justificar la creación del Estado de Israel. Traicionaron a los judíos que no eran sionistas y los dejaron perecer [4]. Usan del pueblo judío del mismo modo que usan a los masones [4].

La conspiración iluminista

No podemos entender el mundo moderno a menos que apreciemos que él es el resultado de la conspiración masónica. La gente se burla ello aunque a diario se le refrieguen las evidencias en la cara.

El Gran Sello de los EE. UU. en cada billete de un dólar es un símbolo masónico. Tiene 33 escalones en los lados de la pirámide, que representan los 33 grados de la Masonería. Los masones establecieron en EE. UU., como una base para progresar en su objetivo de supremacía mundial. Conforme a "The Temple and the lodge" ("El Templo y la Logia"), los generales ingleses masones permitieron que sus "hermanos" norteamericanos ganaran una aparente independencia (Baigent & Leigh, p. 252 y siguientes)

De igual modo, el emblema de la Naciones Unidas es también un símbolo masónico. El mundo está atrapado en una grilla de 33 espacios rodeado de hojas de acacias que representan la intensa actividad en la masonería (215).

La tres cuartas partes de los presidentes norteamericanos del Siglo XX fueron masones de alto grado. En ciertas ocasiones también lo fueron la mitad de los miembros de la Suprema Corte. Tanto Bush como Kerry son masones (Skull and Bones). Roosevelt, Churchill, Lenín, Trotsky y Stalin fueron masones. La mayoría de los líderes sionistas fueron y son masones. Gerhard Schroeder, Jacques Chirac y Tony Blair son masones. También lo es Sadaam Hussein, lo que sugiere que la guerra contra Irak podría ser una farsa sádica.

Existen más de seis millones de masones en 32.000 logias alrededor del mundo, de los cuales 2,5 millones están en EE. UU. En 1929, el 67% de los miembros del Congreso eran masones. Hay 500.000 masones en Inglaterra, con más de 100 logias sólo en la City de Londres (es decir, en el distrito financiero), incluso existe una en el banco de Inglaterra. Más del 5 % de los jueces ingleses son masones

Lina cree que "la masonería desempeña en la sociedad occidental el mismo papel que cumplió el Partido Comunista en la Unión Soviética. Sin pertenecer a la masonería no existe posibilidad alguna de realizar una carrera rápida, por más talentoso que se pueda llegar a ser."

Tenga en cuenta que el Comunismo fue una empresa masónica y el rompecabezas comienza a lomar forma. La gente educada se burla de la idea de una conspiración. ¿Alguna vez se preguntó por qué? los graduados usan un cubrecabeza académico, de forma rectangular en la parte superior y horizontal, que es un símbolo masónico. La toga negra representa lo oculto. ¡Ellos han sido adoctrinados sin tener idea de esa situación!

Lina dice que los masones no solo controlan la política, sino que también casi todos los sectores de la sociedad occidental, incluso la ciencia y la cultura. "La actual vida cultural se ha vuelto prácticamente inconsciente", escribe. "Hemos estado sido testigos de la senilidad cultural". (333)

En su folleto "The Open Conspiracy: Blueprint for a World of Revolution" (1929) ("La Conspiración Abierta: Cianotipo de una Revolución Mundial"), el masón H.G. Wells describe una "sociedad secreta abierta" compuesta por los dirigentes que operan como una fuerza oculta para asegurarse los recursos mundiales, reducir la población mediante guerras y remplazar al estado nación por una dictadura mundial (340)

La ideología masónica

Para el común de la gente, y para sus grados más bajos, la masonería aparece como dedicada a "lograr que la humanidad sea más buena", al humanismo, a la tolerancia, al cristianismo.

Si esto fuera verdadero: ¿tendrían la necesidad de exigir juramentos secretos a sus miembros, bajo pena de cortarles el pescuezo? ¿Habrían sido condenados por tantos Papas y prohibidos en numerosos países? (84)

No deseo impugnar a la cantidad de hombres buenos que se encuentran en los "Grados Azules" más bajos, que son inconscientes del verdadero carácter y función de la Masonería. Pero existen abundantes pruebas y testimonios de que la masonería es un culto satánico dedicadoa la adoración de la muerte. (134-138)

Por ejemplo, cuando se desalojó a la Logia Italiana del Gran Oriente del Palazzio Bourghese de Roma, en 1893, el propietario encontró un lugar sagrado dedicado a Satanás. Los masones italianos publicaronun diarioen los años 1880 donde confesaron en varias oportunidades que "¡Nuestro líder es Satanás! (135)

Los masones también admiten tener una agenda política revolucionaria. Una de las típicas declaraciones que Lina cita de las publicaciones masónicas de la revista alemana de 1910, es la siguiente: "El pensamiento conductor se concentra en la destrucción y aniquilación, porque el poder de esta gran sociedad secreta sólo puede levantarse sobre las ruinas del orden existente en las sociedades". (272)

Conclusión 

La Conspiración Iluminista es el freno responsable de la detención del desarrollo de la humanidad. Ésta se asemeja a una persona que sufre una grave enfermedad y que está entrando en coma.

Jyri Lina ha escrito un libro valiente para despertarnos. Declara que estamos enfrentando "la crisis espiritual más grande de la historia de la humanidad... Ellos han tomado nuestra historia, nuestra dignidad, nuestra sabiduría y nuestro honor, nuestro sentido de la responsabilidad, nuestra perspicacia espiritual, y nuestras tradiciones."

En parte somos culpables, afirma: "Fallamos en reaccionar contra la demencia masónica debido a nuestra enorme credulidad. Fuimos totalmente engañados y no hicimos caso a las señales de alerta". (274)  

Termina con una nota alentadora, explicando que el mal es disfuncional e inevitablemente termina destruyéndose a sí mismo. "La masonería lleva consigo las semillas de su propia destrucción". (563)

Las guerras, las revoluciones y depresiones todas son parte de un proceso "revolucionario" diseñado para llevar por la fuerza a la humanidad hacia el "gobierno mundial" bajo la rúbrica de la masonería, que puede ser un sustituto de una alianza del judaísmo oculto y de las elites financieras de los gentiles. Su "autodestrucción" parece ser nuestra mejor esperanza, ya que el común de la gente es muy incapaz y débil para resistir.

¿Necesita una organización benévola obligar a sus miembros a guardar el secreto bajo pena de cortarle el cuello?

Albert Pike, Cabeza del Rito escocés, en el gran engaño de "Moráis a Dogma" (1871) declara: "La masonería, como todas las religiones, todos los misterios, el hermetismo y la alquimia oculta sus secretos a todos excepto a Adeptos y Sabios, o a los Elegidos, y utiliza falsas explicaciones e interpretaciones erróneas de sus símbolos para desorientar a aquellos que merecen ser desorientados..."

"Los Grados Azules no son más que la corte externa o el pórtico del Temí Allí se muestran parte de los símbolos a los iniciados, pero se le dan adrede falsas interpretaciones. No se pretende que entiendan; pero se desea que se imaginen haberlas entendido. Su verdadero significado es reservado a los Adeptos: los Príncipes de la Masonería." (Pag. 104, 105 y 819)
__________________________________________________