CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

LA NUEVA “CARTA APOSTÓLICA” DE FRANCISCO,
AMPLÍA LAS FACULTADES DE LA FSSPX


La Fraternidad San Pío X, cada vez más cerca de la secta conciliar: En esta nueva "Carta Apostólica", Francisco extiende indefinidamente el poder de jurisdicción de sus sacerdotes.


Antipapa Francisco 
"Carta Apostólica"  Misericordia et Misera
Misericordia Paz 
20 de noviembre de 2016

En una conferencia de prensa especial, el Vaticano publicó hoy, el último documento oficial de Francisco, la "Carta Apostólica" Misericordia et Misera . El texto está disponible en varios idiomas  en el sitio web del Vaticano. Aquí proporcionamos los enlaces de las versiones en inglés y en castellano:

Sorprendentemente, el documento no tiene miedo de usar la palabra "adulterio", inckuso en su primera frase. Por supuesto, sólo se la menciona en relación con el perdón, pero aún así es digno de destacarlo porque en   Amoris Laetitia se había evitado usar el término, hablando en cambio de "situaciones irregulares".

No es de extrañar que el texto esté impregnado de innumerables referencias a la "experiencia" y "sensación". La palabra "experiencia" y sus cognados aparecen 28 veces a lo largo de este texto relativamente corto. Esto era de esperar, ya que para los modernistas, toda la religión, toda la fe, en última instancia, se reduce a la experiencia personal, y nadie ha hecho más hincapié en esto que Jorge Bergoglio, alias "Papa" Francisco.

En cuanto a la gran noticia que se había rumoreado con respecto a la Sociedad de San Pío X, resulta que en la Misericordia et Misera , Francisco simplemente extiende indefinidamente a los sacerdotes y obispos de la FSSPX las facultades jurisdiccionales que necesitan para impartir la absolución sacramental válidamente (bueno, válidamente suponiendo que Francisco fuera Papa, y por supuesto no lo es). Ya habíamos  dado a entender que esto podría suceder  de nuevo en 2015, y dado que  Mons. Fellay afirmó explícitamente en abril de este año que Francisco extendería estas facultades, era seguro que así sucedería. Lo que hace todo esto muy divertido, es que Francisco no es verdadero Papa,no tiene ningún poder  para extender las facultades de la FSSPX, e incluso si lo hiciera, la posición de la FSSPX siempre ha sido que sus absoluciones son válidas, con o sin esas facultades. Por lo tanto, todo el asunto es una farsa de ambos lados: Francisco no tiene el poder y la FSSPX piensa que no lo necesita - pero de todas formas, ha sido dado.

The “Missionaries of Mercy” Francis dispatched with the beginning of the Year of Mercy will continue indefinitely as well: “This extraordinary ministry does not end with the closing of the Holy Door. I wish it to continue until further notice as a concrete sign that the grace of the Jubilee remains alive and effective the world over” (n. 9).

Los "Misioneros de Misericordia" que Francisco despachó al comienzo del Año de la Misericordia, también continuarán indefinidamente: "Este ministerio extraordinario no termina con el cierre de la Puerta Santa. Quisiera que continuara hasta nuevo aviso como signo concreto de que la gracia del Jubileo permanece viva y eficaz en todo el mundo "(n.9).

En el n. 10 de la "Carta Apostólica", Francisco afirma que quiere sus confesores sean " claros en la presentación de los principios morales", cuando eso es exactamente lo contraio de lo que él ha estado haciendo desde el primer día de su falso pontificado - por supuesto, a menos que quiera decir que se presenten los principios para ser explícitamente ignorados

En el n.  12, Francisco extiende las facultades concedidas a todos los "sacerdotes" de su secta para absolver el pecado del aborto (antes, para esto, cada "sacerdote" debía obtener facultades especiales del obispo del lugar). Como acabamos de mencionar, también extiende las facultades a los sacerdotes de la FSSPX lefebrista: "Para beneficio pastoral de estos fieles y confiando en la buena voluntad de sus sacerdotes para luchar, con la ayuda de Dios, por la recuperación de la plena comunión con la Iglesia Católica, he decidido personalmente extender esta facultad más allá del Año del Jubileo, hasta que se hagan nuevas disposiciones, para que nadie se vea privado del signo sacramental de la reconciliación por el perdón de la Iglesia ".

En el n. 16, Francisco hace la afirmación desconcertante de que "cuando la misericordia ha sido verdaderamente experimentada, es imposible retroceder". No hace falta decir que él no aclara lo que quiere decir, pero noten que una vez más que todo se trata de experimentar misericordia y Él mismo continúa describiendo la misericordia como "un encuentro entre dos corazones". Experiencia, sentimiento, encuentro - traten de encontrar aquí algo objetivo, algo que atraiga al intelecto más que a las emociones.

El término "gracia santificante", por cierto, no aparece en la Misericordia et Misera en absoluto.Sorpresa desagradable. "Visión beatífica"? Tienes que estar bromeando. Por supuesto no.

Por cierto, el término "gracia santificante", no aparece para nada en Misericordia et Misera. Desagradable orpresa. Por supuesto que no, ¿"Visión beatífica"? Tienes que estar bromeando.

En general, el documento realmente parece enfatizar de algún modo la necesidad de un sincero arrepentimiento y enmienda de vida como condición para el perdón. Es una lástima que esto sea algo que la mayoría de la gente no quiere oír porque casi nadie lee documentos del Vaticano y, por supuesto, en su predicación diaria, Francisco siempre actúa como si alguien pudiera obtener el perdón simplemente pidiéndolo. Esos Modernistas del Vaticano II son astutos. Las "ortodoxas notas al pie de página" quedan ahogadas por lo que hacen y por lo que dicen.

Por cierto, Francisco nunca dice lo que les sucede a aquellos que no se arrepienten y no son perdonados por Dios. Por otra parte, Nuestro Señor lo mencionó con frecuencia (por ejemplo, véase Mt 18: 8, Mt 25:46). Sin embargo, esto no es nuevo en Francisco. Consideremos, por ejemplo, que cuando Benedicto XVI publicó su primera encíclica sobre la caridad, omitió deliberadamente algunas palabras del versículo bíblico que citó: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en Él no puede perecer, sino que tendrá vida eterna." (Jn 3, 16). Benedicto omitió las palabras "no puede perecer". Véalo por usted mismo en la página web del Vaticano aquí (en el número 1, segundo párrafo).

Hacia el final de Misericordia et Misera, Francisco amenaza: "Ahora es el momento de desatar la creatividad de la misericordia ..." (18). Teniendo en cuenta lo que hemos visto hasta ahora en términos de creatividad, no nos gustaría pensar en lo que puede deparar el futuro.

A continuación, el antipapa jesuita introduce el concepto de misericordia como un valor social que, según él, "nos impulsa a ponernos manos a la obra para restituir la dignidad a millones de personas que son nuestros hermanos y hermanas, llamados a construir con nosotros una «ciudad fiable y restablecer la dignidad de millones de personas; Son nuestros hermanos y hermanas que, con nosotros están llamados a edificar una "ciudad fiable" (n.18). Desafortunadamente, esa "fiable" ciudad de la que Francisco sueña no es la ciudad que el Papa San Pío X dijo "no puede ser construida de otra manera a como Dios la ha construido". Es decir, la idea Bergogliana no es esa ciudad que "ha existido y sigue siendo ... la civilización cristiana, ... la Ciudad Católica" (Pío X, Carta Apostólica Notre ChargeApostólique), a la que aborrece Bergoglio. No siendo la Ciudad Católica,la ciudad "confiable" de Francisco, se derrumbará porque estará construida sobre la arena (Mt 7: 24-27). San Pío X buscó "restaurar todas las cosas en Cristo" (Encíclica E Supremi Apostolatus, n. 4) - Francisco quiere restaurar todas las cosas en el hombre. En su visión del mundo, Cristo sólo existe para perdonar nuestros pecados y como un incentivo para ser amables con nuestro prójimo. Esto es diabólico.

Francisco termina su documento estableciendo de un Día Mundial de los Pobres para ser observado cada año "en el Trigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario" (n. 21).

Para todos aquellos que estén buscando el verdadero catolicismo, recomendamos la refutación San Alfonso del falso concepto bergogliano de la misericordia:

El pecador exclama: "Pero Dios es misericordioso!" Este es el  tercer engaño  que es común a los pecadores, y por medio del cual muchos se han perdido. Un erudito autor observa, que la misericordia de Dios envía más almas al infierno que la justicia de Dios; porque estos miserables, confiando en su misericordia con audacia, no dejan el pecado, y por lo tanto se pierden. Dios es muy misericordioso. ¿Hay alguien que pueda decir que no lo es? Pero a pesar de esto, ¿cuántos hay que diariamente son enviados al infierno? Dios es misericordioso - pero también es justo, y por eso está obligado a castigar a los que lo ofenden. Él usa de misericordia, pero ¿con quién?  con los que le temen. "Grande es su misericordia con los que le temen Así es el Señor misericordioso con los que le temen." (Sal. CIII. 11-13.) Pero ccon los que le desprecian y abusan de su misericordia, Él, ejerce su justicia. Y con mucha razón. Dios perdona el pecado; Pero no puede perdonar el deseo de pecar. San Agustín declara que quien peca pensando en arrepentirse después de haber cometido el pecado, no es penitente, sino escarnecedor de Dios. Y, por otra parte, el Apóstol nos dice, que de Dios nadie se burla: "No os engañèis, de Dios no nos podemos burlar." (Gal 6: 7) Sería burlarse de Dios, ofenderlo a nuestro antojo, como nos plazca, y después esperar llegar al cielo.Sin embargo, para aquellos que lo desprecian, y abusan de su misericordia con el fin de la más lo desprecian, Él ejecuta su justicia sobre ellos. Y con mucha razón. Dios perdona el pecado; pero Él no puede perdonar el deseo de pecado. S. Agustín declara que el que peca, pensando que arrepentirse después de que ha cometido el pecado, no es un penitente, sino un burlador de Dios. Y, por otro lado, el Apóstol nos dice que Dios no puede ser burlado: "No os dejéis engañar; Dios no puede ser burlado. "(. Gal VI. 7.) Sería burlarse de Dios, ofenderle cuando nos plazca, y cómo nos plazca, y después esperar para llegar al paraiso.

Pero, como durante mi vida pasada Dios ha mostrado tanta misericordia hacia mi y no me ha castigado, espero que en el futuro tenga misericordia [como en, "Dios no se cansa de perdonar" -N.O.W.]. Esta es la cuarta ilusión. ¿Así que porque Dios ha tenido compasión de ti, por esta razón, Él siempre debe mostrarse misericordioso, y nunca debe castigarte? No, pues, cuanto más grandes han sido sus misericordias para ti, más debes temblar temiendo que nunca te perdone, y que te castigue si vuelves a ofenderlo. Se nos dice que no digamos: "He pecado, ¿y qué daño me ha sucedido? Porque el Altísimo es un Juez paciente "(Eccles., Versículo 4), Dios perdona, pero no lo hará para siempre; Cuando las misericordias que Él está dispuesto a mostrar hacia un pecador lleguen a su fin, entonces castigará al pecador por sus pecados. Y mientras más tiempo haya esperado que el pecador se arrepienta, tanto más severo será el castigo; Como observaS. Gregorio, "Aquellos a quienes más espera, más severamente castiga. Si, por lo tanto, hermano, has ofendido muchas veces a Dios, y Dios no te ha enviado al infierno, debemos decir: "Es por la misericordia del Señor que no somos consumidos." Señor, te doy gracias porque no me has enviado al infierno como yo lo merezco. Piensa en los que han sido condenados por menos pecados que los tuyos. Y con este pensamiento debes buscar expiar las ofensas que has cometido contra Dios hasta donde puedas, por el arrepentimiento, la oración y las buenas obras. La paciencia que Dios ha mostrado hacia ti debe animarte, no para desagradarle más, sino para servirle mejor y amarlo más; Viendo que Él te ha mostrado tantas misericordias que no ha mostrado a los demás. (St. Alphonsus Maria de Liguori, Preparation for Death  [Philadelphia, PA: Lippincott & Co., 1869], pp. 171-172)

De: Novus Ordo Watch

-------------------------------------------

MAGISTERIO DE BLASFEMOGOGLIO