CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

¿APAGANDO O INCENTIVANDO EL FUEGO?


¿APAGANDO O INCENTIVANDO EL FUEGO?

Desde Roma, para el Denzinger-Bergoglio

Una vez más el Padre Lombardi interviene para aclarar lo que dice y/o lo que piensa Francisco. “Cuando el "Papa" habla ‘de manera improvisada’, espontáneamente, el texto transcrito es siempre objeto de una revisión por parte de quien es responsable del cuidado de los textos del 'Papa'” (ACI).

La explicación que da un jesuita ágil sobre la patinada de otro jesuita torpe, no resuelve el problema, más bien lo agrava. Porque resulta evidente que aquello dicho por Francisco en el Congreso de la Diócesis de Roma es lo que él piensa; que, por otra parte y muy tristemente, no es tan ajeno de la realidad.

El problema es la falta de matización en un tema no precisamente “de cierto relieve” en el decir del P. Lombardi, sino de absoluta importancia porque dice respecto a la célula madre de la sociedad. Además, Francisco reincide en su irresponsabilidad al decir cosas que puedan servir de soporte a su eterno ritornello de la “cultura de lo provisional o del descarte”. Aquí, la cita le vino anillo al dedo…

Pero el obispo de Roma, absolutamente no puede seguir la escuela de lo espontáneo y de lo improvisado; debiendo ser escrupuloso en evitar a toda costa las inexactitudes.

Querer poner ungüentos en una realidad que salta a los ojos, precisamente relativizándola, aguándola, es muy perjudicial para la causa de la indisolubilidad y de la fidelidad matrimoniales.

Pues ese es el servicio que ha hecho el Padre Lombardi al frenar el ímpetu de la afirmación bergogliana, haciéndola pasar de “la gran mayoría de nuestros matrimonios sacramentales” a “una parte”.

Si a eso le sumamos los divorciados, los vueltos a “casar”, los juntados, etc. etc. pues no queda nada de la familia cristiana. Terrible realidad.

Pero de todas maneras, lo más grave no es que lo que maquilló el P. Lombardi sino lo que dijo Francisco, ya que hace pesar sobre todos los que han celebrado el sacramento, la duda de si ha sido nulo o válido.

La afirmación de Francisco ya no retrata a la Iglesia “como un hospital de campaña tras una batalla. ¡Qué inútil es preguntarle a un herido si tiene altos el colesterol o el azúcar!” (así ve a la Iglesia según declaró a la Civiltá Cattolica) sino en estado ¡mucho más crítico, con la familia deshecha!

En la misma entrevista, Francisco reveló: “No podemos seguir insistiendo sólo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Es imposible. Yo no he hablado mucho de estas cuestiones y he recibido reproches por ello. Pero si se habla de estas cosas hay que hacerlo en un contexto. Por lo demás, ya conocemos la opinión de la Iglesia y yo soy hijo de la Iglesia, pero no es necesario estar hablando de estas cosas sin cesar” (Civiltá Cattolica)

Ahí están los resultados de esa “pastoral” en la que los hijos de la Iglesia no se hacen eco de sus enseñanzas: Matrimonios inexistentes y pastores fuera del contexto que ven esa realidad terrible como algo banal. El tema ya fue diseccionado en su día por el Denzinger-Bergoglio (ver aquí). Aquí vemos las consecuencias naturales…

Difícilmente se puede concebir un golpe más letal hecho al matrimonio cristiano.

Pero, ¿es un golpe de pastor o de lobo?

-------------------------------------------

MAGISTERIO DE BLASFEMOGOGLIO