CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

PERSISTENCIA REAL, EN EL BUEN COMULGANTE, DEL ALMA DE CRISTO HIPOSTÁTICAMENTE UNIDA A LA DIVINIDAD
Cardenal Belluga (Traducción: Patricio Shaw)


PERSISTENCIA REAL, EN EL BUEN COMULGANTE, DEL ALMA DE CRISTO HIPOSTÁTICAMENTE UNIDA A LA DIVINIDAD

Para descargar la obra en formato PDF, pulse AQUÍ

CONTENIDO

- VIDA DEL CARDENAL BELLUGA
- I APROBACIONES A LA OBRA DEL CARDENAL CIENFUEGOS, RESUMIDA POR EL CARDENAL BELLUGA
- § II PRESUPUESTOS, Y PRIMERA SENTENCIA INSOSTENIBLE.
- § III. SEGUNDA SENTENCIA INSOSTENIBLE. –
- § IV. SE COMIENZA A DECLARAR Y CORROBORAR POR PARTES LA CONCLUSIÓN PROPUESTA.
- § V. SE EXAMINA LA NATURALEZA DE ESTA UNIÓN, Y SE LA DECLARA SER ASUNTIVA Y MUY PARECIDA A LA UNIÓN HIPOSTÁTICA, Y SE PONDERAN LAS OTRAS PARTES DE LA CONCLUSIÓN.
- § VI. PRINCIPAL PARTE DE LA CONCLUSIÓN: LA PERMANENCIA DEL MISMO CRISTO SEGÚN SU ALMA UNIDA A LA PERSONA DEL DIVINO VERBO.
- § VII. NO SE PUEDE RECURRIR A LA SOLA PERMANENCIA DEL DIVINO VERBO.
- § VIII. TESTIONIOS ESCRITURÍSTICOS DE ESTA PERMANENCIA DEL ALMA DE CRISTO.
- § IX. DEMOSTRACIÓN A PARTIR DE LA RAZÓN FUNDADA EN LA TEOLOGÍA Y EN LA SAGRADA ESCRITURA, Y PRIMERAMENTE POR EL TÍTULO «EXTENSIÓN DE LA ENCARNACIÓN» DADO A LA EUCARISTÍA POR PADRES Y TEÓLOGOS.
- § X. LA MISMA DOCTRINA SE CORROBORA POR OTRA RAZÓN TOMADA DEL GRANDÍSIMO AMOR DE CRISTO A NOSOTROS. –
§ XI. ESTA PERMANENCIA Y UNIÓN DEL ALMA DE CRISTO NO SÓLO ES POSIBLE, SINO TAMBIÉN CONVENIENTE.
- § XII. ÚLTIMA PRUEBA TOMADA DEL ABSURDO POR LAS HEREJÍAS ANTIGUAS DE LOS ARRIANOS Y MODERNAS DE LOS NOVADORES, ACERCA DE LA EUCARISTÍA.
- § XIII. OBJECIÓN: SOBRAN ESTA UNIÓN Y PERMANENCIA PERPETUAS Y REALES DE CRISTO PARA LA ARGUMENTACIÓN ANTERIOR.
- § XIV. NO HAY FUNDAMENTO NI RAZÓN PARA APARTARNOS DEL RIGUROSO SENTIDO LITERAL DE LAS PALABRAS ANTEDICHAS.
- § XV. SE RESUELVE OTRA OBJECIÓN, Y DE PASO SE MUESTRA EL VERDADERO PENSAMIENTO DE SANTO TOMÁS ACERCA DE LA PRESENTE MATERIA; Y SE DEDUCEN VARIAS COSAS DEL MISMO SANTO DOCTOR QUE QUITAN DEL MEDIO TODA DIFICULTAD DE LA PRESENTE MATERIA.
- § XVI. DECLÁRANSE TODAS LAS COSAS BUENAS QUE VIENEN A NUESTRO ENCUENTRO, Y DE LAS QUE PODEMOS GOZAR POR LA PERMANENCIA DE CRISTO EN NOSOTROS MEDIANTE SU ALMA Y DE LAS QUE ESTARÍAMOS PRIVADOS CON UNA PERMANENCIA DE LA SOLA GRACIA.


---------------------------------------

ÍNDICE DE LIBROS