CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

LAS VOCACIONES EN LA SECTA CONCILIAR


 

Hemos visto este vídeo en "Radio Cristiandad", no estamos de acuerdo con su posición (la de R. C.), pues, pese a que la critican, es la misma que la de la FSSPX, se difernecian sólo en matices. Aquí podemos ver los recultados de la "formación" de la secta conciliar. Es penoso ver cómo vocaciones, seguramente auténticas, puesto que Nuestro Señor sigue llamando, se deforman con la línea de pensamiento del post-concilio. Incluimos el comentario que aparece en el sitio del vídeo, por considerar que aclara su sentido.


"El semillero de la Iglesia", es un documental emitido por TV3 en febrero de 2012 dentro del programa "30 minutos". El tema del documental es la escasez de vocaciones y la tesis de la que parte es que el origen de la mayoría de las escasas vocaciones juveniles se sitúan ahora entre los sectores más ortodoxos de la Iglesia. Se muestra el documental íntegro pese a que las referencias directas al Opus Dei, que justifican que este video se muestre aquí, no aparecen hasta el minuto 23'. En ese punto de la emisión aparece Carlos Barroso. Carlos Barroso, que es un sacerdote diocesano aunque formado en una familia del Opus, afirma: «El trabajo de un cura es estudiar, rezar y obedecer. Cuando falla una de estas 3 cosas, se tambalea. Entonces... si un cura no reza, termina predicándose a sí mismo. Si un cura no estudia, termina diciendo cosas contrarias a que la Iglesia dice. Y si un cura no obedece, apaga y vámonos, porque no hay unidad de vida. Con ello, los curas de postconcilio, "los desorientados", como yo les llamo, han tomado un poco el magisterio por su cuenta. Esto quiere decir que hay curas que sacan el reclinatorio y otros que lo ponen, y así, con ello, hemos hecho en la misma Iglesia un 'descriterio' ». La unidad de vida parece ser que se resume en si se pone o se quita el reclinatorio. Esta cuestión recuerda a aquello que ya mencionaba en el debate de 1984 de La Clave el sacerdote Enrique de Castro http://youtu.be/7ew9LFrfafQ, cuando hablaba de la superficialidad del Opus Dei, extremadamente rigoristas, centrados en la norma y que las veces que se dirigían a él era para mostrar su desacuerdo sobre que dijera copa en lugar de cáliz. La frase «"los desorientados", como yo les llamo» resulta dolorosa y supongo que era el efecto que quien la dice pretendía causar.

ÍNDICE DE "IGLESIA CONCILIAR"

PÁGINA PRINCIPAL