CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

LA PRIMERA CARA DEL ANTICRISTO


Arturo Ferrés

Esta denominación del tema, proviene, de que hemos rozado el sujeto, a propósito de las discusiones FSSPX y Vaticano. Esas discusiones incluyen dos artículos del Observatore: uno del obispo del Opus Dei, y otro de Mons. Ocáriz; ambos exigiendo la aceptación plena del Vaticano II, a pesar de haber sido un conciliábulo cismático y herético, y por otro lado la respuesta del Dr.Gleize al de Ocáriz, que muestra la perversidad de las mentes encaramadas en la Sede Roma. En ellas se dibuja la penetración en el Templo de Dios (II Tess: 2;4) con una especial referencia a la Carta a los Padres Sinodales de G.de Nantes (1985 20º Aniversario del Vaticano II) que así lo acusa. [1]

Por tanto la otra cara es la más vivencial; el Anticristo es la potencia secular, cuyo espíritu penetra en el Templo de Dios. Intentamos documentar una serie de hechos cotidianos que muestran con claridad, el cómo está actuando en este mundo, y cómo su espíritu es el que reina hoy en él.

Lista:

A - Degradación moral forzada desde los poderes mundiales. Cotidianamente vemos informaciones que muestran a los institutos que dependen de la ONU, el promover y obligar a los pueblos que insensatamente aceptaron unirse a ella, cuanta degradación moral pasa por sus mentes. [ver Ban ki-moon (vid. NG 1097) y plasmada por el Consejo de Derechos Humanos (vid. NG 1114). ]

B - Dominio total de los medios de difusión social. Todos trasmiten el mismo espíritu.
La TV cable nos permite recibir señales de todo el mundo occidental. Ya sea los canales que dependen totalmente de los poderes degradados, cuánto lo que ponen un cartel para decir que no son eso, todos repiten el mismo trasfondo de aceptación de la degradación que registramos bajo “A”.-

C - Definición del único pecado de la era actual, es actuar contra la democracia liberal.
Toda la información mencionada bajo “B”, que incluye la muestra de la acción de los políticos, nos permite ver en éstos el mismo espíritu de aceptar esas degradaciones, en nombre de la defensa de la democracia. Esto se extiende a casos que ya entran en la categoría de cosas de Ripley. Véase el caso de la llamada primavera árabe. El caso de Libia nos muestra la capacidad de mentir y cinismo de los mandos mundiales que dicen luchar contra el terrorismo que se encarnarían en Bin Laden y Al Quaeda, y encargan al segundo de aquél para que encabece la revolución disolvente.
La realidad supera toda imaginación, cuando analizamos estos cinismos. ¿Qué buscan los mandos mundiales en la llamada primavera árabe? No es otra cosa que la destrucción del principio de autoridad, sustituido por la democracia liberal. Todos los exegetas de la Tesalonicenses, entienden por el “Katejon”; “el que lo detiene”, es el principio de autoridad: “hasta que sea quitado de en medio”. En esto estamos.

D - Corrupción de costumbres en y por los medios privados (RED Internet y servidores) y en todos los medios televisivos.
Concomitantemente, la degradación moral por imposiciones legales, está acompañada desde todos los medios audiovisuales, de una degradación moral insistente. No pierden ocasión por buena o indiferente que sea, para mostrar indecencias playeras; no pierden ocasión para proyectar programas que son moralmente degradantes; no pierden ocasión para imponer a esas estrellas de los inmundos programas como los ídolos del tiempo presente.

______________________________________

[1] “Juzgad por vosotros mismos lo que afirmamos: la religión conciliar y post-conciliar tienen por fuente un iluminismo carismático enteramente modernista y cismático. Tiene por dogma central un liberalismo carismático enteramente masónico, por lo que, más que hereje es apóstata. Constituye la venida del Anticristo. Tal es nuestra acusación”