CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

JUAN PABLO II Y EL CONCILIO VATICANO II EN LA OPINIÓN CONTEMPORÁNEA


Ellos mismos lo declaran:

“Cuando el  Párroco Jean-Luc, sacerdote  francés en Tadschikistan, se encontró con unos cristianos de origen ortodoxo, les mandó que les dijeran a los sacerdotes rusos lo que el Papa espera de ellos”  (Le Figaro del 25 de enero de 2000)

El padre Claude Geffre O.P., profesor en el Instituto Católico de París, decano de la Claude GeffreFacultad de Teología de Saulchoir, director de la Escuela Bíblica de Jerusalén, en el diario Le Monde del 25 de enero de 2000, dijo:
    
    “Durante el Concilio Vaticano II. la Iglesia Católica descubrió y aceptó que no posee el monopolio de la verdad, que debe abrir sus oídos al mundo, que no sólo debe dejarse instruir por las otras   tradiciones religiosas, sino también por la  nueva lectura de los derechos fundamentales de la conciencia de la humanidad. Todas las religiones deben abrirse a este consenso universal, al llamado de la conciencia del derecho y de la libertad de todos los hombres. Aquellas  religiones   que    se opongan a estas exigencias legítimas, están condenadas a reformarse o desaparecer. Reformarse, significa en este contexto, admitir  que la apertura frente  a   las exigencias de la conciencia moderna, no está en oposición al contenido de la revelación”.-

EINSICHT,  año XXXII. Número I; marzo de 2002; pag. 22.
Traducción del alemán: Hugo E. Córdoba Aliaga.

Nota del traductor: Al fundamento racional de lo arriba traducido lo encuentro en Hegel:  HEGEL cree en la naturaleza espiritual de toda realidad. “ El espíritu universal es el espíritu del universo tal como se explicita en la conciencia humana”. Die vernunft in der Geschichte ( la razón en la historia) T. Urdánoz,  Historia de la Filosofía,  Tomo IV, pag. 352, Madrid MCMLXXV.
Luego, el imanentismo o naturalismo racionalista en el Concilio Vaticano II es total.

Córdoba, 5 de julio  de 2012.