CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

DISTINTOS GRUPOS DE FIELES QUE
INTEGRAN LA SECTA CONCILIAR


DISTINTOS GRUPOS DE FIELES QUE INTEGRAN LA SECTA CONCILIAR

Trataremos de hacer un pequeño resumen de los distintos matices de fieles pertenecientes a la secta conciliar.

Dentro de la secta conciliar, podemos encontrar en primer lugar, a los ex-católicos borreguiles, que sin sentir se han ido apartando poco a poco de la verdadera Iglesia, para alinearse detrás de los falsos pastores de la secta conciliar; en segundo lugar, están los hijos de los anteriores, que no han conocido otra cosa, que jamás han asistido a una verdadera Misa y que de buena fe creen que la falsa religión que practican es la verdadera. Éstos pueden tener cerca de cincuenta años, ya que la apostasía viene de lejos; estos dos grupos, aceptan y obedecen ciegamente todo lo que viene del Vaticano actual, aplaudiendo incondicionalmente a los distintos usurpadores y todo lo que éstos hacen o dicen.

Hay un tercer grupo, menos numeroso, formado por algunos que al principio vieron el desvío, y hasta lo combatieron, pero ¿por comodidad? ¿por ser fieles al viejo dicho español: "Prefiero condenarme con el Papa que salvarme sin él"? se han transformado en lo que vulgarmente se llama "católicos" conservadores: buscan templos en los que se celebren "misas" "decorosas", no aceptan la "comunión" en la mano, etc., pero que, si les viene bien, no dudan en asistir a cualquier "misa". A nuestro modo de ver, evidentemente, cargan sobre sus hombros la tremenda culpa de no haber instruido a sus hijos en la Fe verdadera. Ven las desviaciones, pero se niegan a hondar en ellas, deliberadamente cierran los ojos para no perturbar sus conciencias, tratando de convencerse de que a ellos no se les pedirá cuenta, ya que siguen a sus "pastores". Ocasionalmente, se lazan contra alguno de éstos, sin querer ver que lo que le censuran al lobo vestido de oveja que tienen delante, es exactamente lo que predica el usurpador DE TURNO al que reconocen como "Papa". Como avestruces, entierran la cabeza para no ver la política internacional del Vaticano actual, unida al Nuevo Orden Mundial maitreyano, para establecer una religión politeísta, amparada por un falso ecumenismo, alejada de Dios y del prójimo, donde no existe la verdad, ni el amor, ni la humildad, ni la caridad y mucho menos El Espíritu de Dios…

En cuarto lugar, están los distintos matices de seguidores de Monseñor Lefebvre, ahora divididos en muchos grupos: primero, los que hace ya tiempo se separaron de la FSSPX para unirse definitivamente a la Roma apóstata; segundo, los que útimamente la han abandonado a raiz de las tratativas con el usurpador del trono Pontificio (también fragmentados), y tercero, los que siguen dentro, alineados detrás del superior, Mons. Fellay. Lo hemos dicho en repetidas ocasiones: la posición de Mons. Lefebvre y sus seguidores no es católica, ya que continuamente practican el libre examen protestante para ver qué pueden aceptar y qué no del usurpador de turno. Le obedecen en lo que les parece de acuerdo con la Tradición y hacen caso omiso del resto de sus disposiciones.

"CÓNCLAVE" 2013