CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

¡PUEDE QUE NO VEAMOS LA VICTORIA,
PERO TAMPOCO VEREMOS LA DERROTA!

Monseñor Mc Kenna OP


[…] Por otro lado está el dolor que sentimos, y de esto quiero hablar, aunque sea brevemente. Me refiero al dolor de contemplar a nuestra Santa Madre Iglesia en condiciones tan desesperadas, aunque, humanamente hablando, no haya desaparecido. Digamos que la barca de Pedro ha caído en manos de los piratas o, para ser más claro, que la tripulación, incluido el capitán, se ha amotinado. Obispos, sacerdotes, los mismos Papas conciliares. Ahora todos han emprendido el cambio de rumbo del barco, ya no hacia el cielo sino hacia la tierra. En palabras de Jeremías: “El enemigo es ahora el capitán” esto es, se ha hecho con el mando. […] Sin embargo, en palabras de San Pablo, “nuestro dolor no tiene que ser como el de aquellos que no tienen esperanza.” La Iglesia Católica, como lo enseña la Fe, es infalible e indestructible, pero humanamente hablando, no vemos ninguna ayuda, no hay perspectiva terrenal de que llegue la liberación de la Iglesia; incluso después de 25 años del Concilio, no hay esperanza de ver la restauración de un verdadero Papa. Sin embargo, este es el quid de la cuestión: Nuestro Señor nos ha asegurado: “Yo estaré con vosotros todos los días” y “las puertas del infierno no prevalecerán” contra Su Iglesia. El mundo se acabará antes de que eso pueda suceder. Pues entonces, queridos hermanos, sólo hay que seguir y no desmayar. […] Así que sed fieles en ayudarnos, a nosotros, los pocos obispos, sacerdotes, seminaristas y religiosas. Quizás no vivamos para ver la victoria, pero tampoco veremos la derrota.

S. E. R. Monseñor Robert Fidelis McKenna OP (12 de enero 1991)

Visto en "Amor de la Verdad"

---------------------------------------

IGLESIA CATÓLICA