CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

LA IGLESIA ES INACCESIBLE AL
MAL ESPÍRITU Y FALSA DOCTRINA
Patricio Shaw


LA IGLESIA ES INACCESIBLE AL MAL ESPÍRITU Y FALSA DOCTRINA - Patricio Shaw

Palabras del rey Salomón: "Huerto cerrado eres, hermana mía esposa, huerto cerrado, fuente sellada" Cant. 4, 12


Torres Amat, en su autorizadísima versión católica traducida de la Vulgata, comenta:

"En sentido espiritual se entiende por esta fuente cerrada la Iglesia; según se ve en el profeta Zacarías 13, 1. Es fuente de pura y santa doctrina, sin mezcla de error.

El gran teólogo y exégeta medieval Haymon de Auxerre, bastante prestigioso para ser incluido en el "Corpus Thomisticum", comenta ese mismo pasaje

"La llama hermana y esposa, porque de esclava la constituyó en hermana para sí mismo, y prendada con la dote del Espíritu Santo, la hizo su esposa. Esta Iglesia, pues, es un huerto, porque produce los brotes de las virtudes espirituales, que en los siguientes [versículos] son designadas con nombres de aromas. Y éste es un huerto cerrado, porque la santa Iglesia está munida de la ayuda de su Redentor y Señor y, vallada con el presidio de las fuerzas angélicas, no sufre ningunas insidias de los espíritus malignos. Esta misma Iglesia es una fuente sellada. Fuente, porque mana de la celestial doctrina fluyente, con la que lava de los pecados a todos los que creen en Cristo, y les da de beber el conocimiento de la Verdad. Esta fuente está sellada, porque la palabra de la Fe está munida con el sello de la verdad evangélica, de tal modo que ni los espíritus malignos ni los herejes puedan violar o romper."

De lo antedicho se deduce que una sociedad religiosa mundial en la cual el mal espíritu y la herejía no sólo tienen entrada, sino centralidad y fontanalidad, no puede ser la Iglesia Católica, es amenazadora y está privada de la razón principal para estar en ella. En ella no ha entrado "el humo de Satanás", sino que ella se ha refugiado en los núcleos sedevacantistas de supervivencia eclesial que Ella misma ha suscitado. La Iglesia llama a todos a Sí misma de parte de Dios, porque se sabe divina, y Casa digna de Dios.

Podrá haber pecadores en la Iglesia, pero no pecados ni menos herejías ni hechos diabólicos..

IGLESIA CATÓLICA