CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

DESAICERTOS DE SU SANTIDAD PÍO XII Colaboración del Sr. Arturo Ferrés


Desaciertos de Su Santidad Pío XII
Juan Bautista Montini con S. S. Pío XII

Me referiré sólo a dos casos: el caso Montini y el caso Rahner. 

EL CASO MONTINI

Juan Bautista Montini, en su puesto de Pro-Secretario de Estado, era ya muy activo en misiones subversivas, aunque, por supuesto, cuidando no le salpicase ninguna responsabilidad. Para ello se instrumentaba con terceras personas. Así, la elección del joven jesuita Alighiero Tondi para secretario particular. Este cargo le permitía libre acceso a los archivos e informes confidenciales. Como ser, los nombres y destinos de los sacerdotes que Pío XII mandaba a la “Iglesia del silencio”, en la URSS, de lo que el P. Tondi informaba a la policía soviética, que los encontraba y los mandaba a la cárcel, o a Siberia. El paso de Tondi por la Secretaría de Estado fue también decisivo para montar la red de curas comunistas que operarían en Hispanoamérica (como el hebreo Antonio Hortelano).  Esto obligó a Pío XII a apartarle de la Secretaría de Estado y, “Promoveatur ut moveatur”, nombrarle Arzobispo de Milán con negativa histórica la entrega del capelo cardenalicio que le correspondía a la diócesis. 

EL CASO RAHNER:

En los años 40 y más en los 50 Rahner difundía errores propios de su distorsión antropocéntrica sistemática de la teología. Se le prohibió escribir sobre varios temas y se lo puso bajo censura previa. Pío XII mismo, alertó en un discurso público al final del año mariano 1954 contra algunas de las tesis de Rahner. Éste movió cielo y tierra, y sobre todo la «opinión pública», para presionar a Roma: recogió firmas, escribió cartas a obispos amigos, y entendió todo esto como acciones de política eclesial. A su amigo Vorgrimler le manifestó su intención de hacerle las cosas difíciles al «horrible bonzo» cardenal Ottaviani: “si nota resistencia, la próxima vez lo pensará dos veces antes de atacarme”. 

SOLUCIONES DE BUEN GOBIERNO: 

Caso Montni: una buena solución pudo haber sido el reducirlo al estado laical por traición a la Iglesia y Cristiandad, y más aun, confinarlo en una Trapa, incomunicado con el mundo exterior. 

Caso Rahner: en este caso, lo atinado era llamar al Papa Nero y decirle que él tomara las medidas que se nos sugieren para Montini. Caso de que se insubordinara, hacer una declaración pública, declarándolo hereje y fuera de la Iglesia por Ley Divina, con recuperación reservada al Sumo Pontífice. [*]

Estas simples medidas hubieran ahorrado grandes de dolores de cabeza a la Santa Iglesia Católica; Apostólica y Romana.

____________________________________________________

[*] Nota de "Católocs Alerta": Karl Rhaner sólo fue declarado "sospechoso de herejía, en un lista en la que también figuraba JOSEPH RATZINGER (Ver: "Benedicto XVI sospechoso de herejía"