CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

BREVE HISTORIA DE LA
FRATERNIDAD SACERDOTAL SAN PÍO X


I

Durante los días en que se celebraba el Concilio Vaticano II (1963-1965), la crisis de vocaciones religiosas y, sobre todo, sacerdotales, comenzaba a llamar la atención. La degradación de la enseñanza y de las virtudes y aptitudes de los profesores, la indisciplina, la falta de piedad y de fervor, el abandono de la Teología Tomista por la de Karl Rahner, la de Hans Kung y otros "teológos" que influenciaron a Cardenales alemanes, principalmente, fueron resultado del Concilio que inquietaron a algunos pocos pastores celosos de las almas, a las familias cristianas y a los jóvenes inclinados al Servicio Divino.

En un afán de búsqueda acudieron con Mons. Marcel Lefebvre, con la angustia en el corazón, suplicándole pusiera remedio a tales males. Confiando en el Seminario Francés de Roma, dirigido por la congregación de los Padres del Espíritu Santo, les orientó hacia esta casa.

Desde 1964, una docena de estudiantes conservadores recibieron la formación que allí se impartía. Dos años más tarde, en 1966, llegaron a 20 los seminaristas, quienes formaban un grupo muy influyente en el ambiente un tanto relajado del centro. Mons. Marcel Lefebvre los visitaba para alentarlos por el camino de conducta que él les tenía trazado.

Llegado el tiempo de la tonsura, y a pesar de haber estado tres años en el seminario, se les negó, casi a la totalidad del grupo, por considerarlos inadecuados, es decir, porque no habían conseguido hacerles aceptar el liberalismo y el modernismo. Marcel Lefebvre se dio cuenta que era necesario y urgente encontrarles otro lugar más seguro, no liberal y sí Católico. Dos Universidades conservaban, por entonces, una enseñanza segura: la Lateranense y la de Friburgo. En 1968 no quedaban en el Seminario Francés de Roma más que dos seminaristas con sotana.

En el Sínodo episcopal de 1967 Lefebvre había rechazado la idea de una “nueva misa” que se estaba imponiendo contra la verdadera Misa, con la colaboración rabiosa del P. Aníbal Bugnini, conocido masón y comunista de ideas protestantes. Un grupo de 5 o 6 teólogos y liturgistas, bajo la presidencia de Mons. Marcel Lefebvre, elaboró el célebre “Breve examen crítico del Novus Ordo”, redactado en definitiva por el sacerdote dominico Gerard des Lauriers, y que los Cardenales Ottaviani y Bacci prologaron y presentaron a Paulo VI, sin que éste lo tomara en cuenta.

Mons. Lefebvre, rebasando los 60 años de edad, recomienda a varios de esos estudiantes acudir a la Universidad de Friburgo, atendida por los padres Dominicos, en la que era prominente profesor el P. Marie-Dominique Philippe, profesor de buena filosofía. Otros seminaristas se acercaron al P. Theodosios, ex ortodoxo convertido al catolicismo, quien había fundado una pequeña Hermandad a las afueras de Roma.

Sin embargo, cuando en la Universidad de Friburgo los padres dominicos comenzaron a desviarse hacia el modernismo, los mismos seminaristas y sus padres solicitaron a Mons. Lefebvre que hiciera algo más por ellos.

El 6 de Junio de 1969 Mons. Lefebvre visita a Mons. Francois Charriere, Obispo de Friburgo, solicitándole su aprobación para abrir una casa en Friburgo que pudiera albergar a los aspirantes al sacerdocio que estudian en la Universidad de Friburgo.

II

En el verano de 1969 Mons. Lefebvre alquiló 12 habitaciones en el Hogar Don Bosco, en Friburgo, propiedad de los Padres Salesianos para iniciar el año escolar 1969-1970, que comenzaría en Octubre. Nueve habitaciones eran para los seminaristas y 3 para los profesores. El Profesor Bernard Fay los visitaba de vez en cuando para dar cursos sobre la historia de la masonería y la revolución.

Del original grupo de estudiantes del Seminario Francés de Roma sólo acudió al Hogar Don Bosco para el curso 69-70 el seminarista Paul Aulagnier y otro que no permaneció. De los 9 seminaristas iniciales, sólo Bernard Tissier de Mallerais permanece en la Fraternidad actualmente.

Para 1970, de los originales 9 seminaristas sólo quedaban 4 (Aulagnier, Tissier, Gregory Post y Hector J. Bolduc, estos dos últimos norteamericanos), ya que cinco habían abandonado el Hogar y sus clases.

En Octubre de 1970 el Sr. Fellay, director de la central eléctrica próxima a Ecóne presta a Mons. Lefebvre algunas habitaciones dependientes de la central eléctrica para iniciar el curso 1970-1971.

Para el curso 1970-1971 se habían incorporado el estudiante Jean-Yves Cottard, proveniente del primer grupo del Seminario Francés de Roma, y dos nuevos candidatos: Patrick Groche Michaud y Emmanuel de Taveut du Chalard. Para tal año escolar ya se había comprado una casa en la calle Vignettaz, en Friburgo. Groche Michaud y Du Chalard se alojaron en la casa de Ecóne.

El 22 de Mayo de 1970 se decide que una casa ubicada en Ecóne sea utilizada como casa de espiritualidad para los nuevos estudiantes. Abre el 7 de Octubre con 11 seminaristas y 3 sacerdotes como maestros: el P. Maurice Gottlieb, el P. Jacques Masson,  y el P. Claude Michel.

Después se sumarían los padres Francois-Olivier Dubuis (patrología e historia), René Berthod (teología moral) y a partir del curso 1972 el P.Ceslas Spicq, OP. (exégesis del Nuevo Testamento). Un año después se agregaría el P. Thomas Mehrle (teología dogmática). También se unió el P. Edouard Guillou, OSB (liturgia), el P. Gerard des Lauriers (mariología), y el P. Ludovic-Marie Barrielle (retiros espirituales).

Los seminaristas y sus padres le comunican a Mons. Lefebvre su preocupación por el futuro de los estudiantes, ya que una vez concluidos sus estudios y ordenados sacerdotes, tendrían que mezclarse con el clero modernista de sus respectivas diócesis, diseminados en lugares lejanos sin mayor comunicación ni contacto entre ellos.

Mons. Lefebvre decide entonces fundar una Fraternidad. Le comunica tal deseo al Obispo de Friburgo, Mons. Francois Charriere, y éste lo apoya entusiasta, al igual que Mons. Adam, Obispo de Sión.

El 17 de Junio de 1970 Mons. Lefebvre redacta en Roma los estatutos de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, “sociedad de vida común sin votos, que va en pos del modelo dado por las congregaciones misioneras radicadas en el extranjero; para conjuntar todos los esfuerzos requeridos para la instrucción religiosa de los sacerdotes y todo lo que a ello concierne; ayudar a la santificación de los sacerdotes al brindarles la ocasión para su recogimiento y vocación espiritual; con el deber de instituir escuelas plenamente libres para poder conferir a la juventud una educación íntegramente cristiana; así como el ministerio parroquial y la formación de congregaciones y misiones parroquiales”.

El 1º de Noviembre de 1970 Mons. Francois Charriere le entrega a Mons. Lefebvre la carta donde autoriza los Estatutos de la Fraternidad de San Pío X, naciendo así oficialmente tal agrupación.

Para entonces ya funcionaba un pequeño Seminario tradicionalista en Flavigny, en la Costa de Oro Francesa, dirigido por el sacerdote Louis Coache, ex cura de Montjavoult, suspendido por su Obispo.

III

En marzo de 1971 Mons. Lafebvre visita los Estados Unidos, en busca de jóvenes candidatos para su seminario en Ecóne, y habla con los obispos Richard Ackerman, de Covington, y Vincent Leonard, de Pittsburg, acerca de la posibilidad de establecer casas de la Fraternidad de San Pío X en sus diócesis.

En Covington conoce el 15 de marzo a los seminaristas Anthony Ward, Clarence James Kelly y Donald J. Sanborn, todos de Nueva York, quienes fueron aceptados para ingresar en la Fraternidad.

Para el curso 1971-1972 ingresan 24 nuevos seminaristas, entre ellos los tres norteamericanos ya mencionados.

El día 6 de Junio de 1971 se colocó la primera piedra del Edificio de San Pío X, con 9 habitaciones para alumnos y 3 para profesores.

El 10 de Junio de 1971, Mons. Lefebvre les comunicó a sus seminaristas, en la Casa de San Pío X en Friburgo, su total rechazo al Novus Ordo.

El 28 de junio de 1971 ordenó en Ecóne al ex sacerdote anglicano Peter Morgan, quien trabajó mucho para la Fraternidad en su natal Inglaterra, hasta 1978, cuando regresó al anglicanismo

El segundo seminarista ordenado sacerdote por Mons. Lefebvre fue Paul Aulagnier, el 17 de Octubre de 1971

En la fiesta de la Epifanía del Señor, 7 de enero de 1972, Mons. Lefebvre dirige un mensaje a sus 30 seminaristas sobre la importancia del sacerdocio y les impone la sotana.

El 28 de agosto de 1972 en Estados Unidos ordena sacerdote a Gregory Post, en la capilla de Powers Lake, Dakota del Norte, siendo el primer norteamericano en ser ordenado para la Fraternidad.

Entre marzo y noviembre de 1972 ordenó también en Ecóne a dos franceses: Claude Michel y George Salleron.

Al año siguiente, curso 1972-73, ingresan a Ecóne 32 candidatos más, entre ellos el inglés Richard Nelson Williamson, graduado en literatura en la Universidad de Cambridge, ex anglicano convertido al catolicismo por un sacerdote irlandés que operaba en Londres, el P. John Flanagan

En la reunión de clausura del Episcopado Francés, en noviembre de 1972, se calificó a Ecóne de “seminario salvaje”, mientras proponían formar a los jóvenes estudiantes para el sacerdocio en “Centros Diocesanos”.

El 24 de diciembre de 1972 ordenó sacerdotes 2 monjes benedictinos del convento de San José de Clairval, en Flavigny, fundado por el P. Agustín-Marie Joly: Antoine-Marie Caillaud y Pierre-Marie Joly.

En 1973 se establece en Friburgo el Preseminario, y se traslada a la casa de Ecóne el Seminario Mayor.

En Marzo de 1973, Lefebvre declaraba en París, con ocasión de la presentación de la Fraternidad: “Mis colaboradores y yo no trabajamos contra nadie; trabajamos para construir, para continuar lo que la Iglesia de siempre ha hecho y no para ninguna otra cosa. No estamos ligados a movimiento alguno, a ningún partido, a ninguna organización particular. Estamos ligados a la Iglesia Católica Romana ¡y nada más! Queremos hacer una obra de la Iglesia”.

El 14 de Abril de 1973 ordena sacerdote en Ecóne a los seminaristas norteamericanos Clarence James Kelly, de 32 años de edad; y Anthony Ward; y, al francés Jean-Yves Cottard.

En ese mismo año de 1973 se establece otro Seminario en la ciudad de Royal Oak, Michigan, que en diciembre de 1974 se trasladaría a Armada, estado de Michigan, en los Estados Unidos, por el recién ordenado sacerdote Anthony Ward, con 3 seminaristas, que recibieron la sotana, asistidos por el P. Héctor Bolduc. El P. Ward queda como superior del Distrito y Rector del Seminario, asistido por el P. Bolduc.

En el verano de 1973, el P. Clarence J. Kelly se establece en Long Island, Nueva York, y pone una capilla en un garaje adaptado.

IV

En octubre de 1973, Mons. Lefebvre informa que cuenta con 12 sacerdotes, de los cuales 3 han sido enviados a otros países, 3 continúan sus estudios, y 6 fungen como profesores en Ecóne.

Ingresan 36 nuevos seminaristas, para un total de 95. De los nuevos, 10 son ingleses, 2 australianos y 2 canadienses.

Para febrero de 1974, la Fraternidad contaba con 6 sacerdotes propios:

  • Paul Aulagnier, francés
  • Jean-Yves Cottard, francés
  • Clarence James Kelly, norteamericano
  • Peter Morgan, inglés
  • Gregory Post, norteamericano
  • Anthony Ward, norteamericano

Así como 6 sacerdotes colaboradores, en su mayoría profesores del Seminario:

  • Jacques Masson, francés, quien saldría en 1974
  • Claude Michel, francés, quien saldría en 1974
  • Dominique de la Presle, francés, que saldría en 1975
  • Georges Salleron, francés, que saldría en 1975
  • Urban Snyder, norteamericano, que saldría en 1975
  • Bernard Waltz, francés, que saldría en 1977

En 1974, el P. Gregory Post, californiano, es autorizado por Mons. Lefebvre para establecerse en San José, California.

En 1974 Ecóne tenía más de un centenar de seminaristas. Monseñor Roger Etchegaray, Arzobispo de Marsella, pronosticó que si Ecóne no “reventaba” en breve plazo, él dejaría de llamarse Etchegaray. En ese año Mons. Lefebvre ordena al seminarista norteamericano Héctor J. Bolduc.

Del 11 al 13 de Noviembre de 1974 se presentaron en Ecóne los visitadores apostólicos Mons. Deschamps, ayudado por Mons. Onclin, quienes hicieron una inspección de todo el Seminario. El informe, que no fue entregado a Lefebvre, reconocía que “este Seminario es bueno en un 99 %”. La indignación llevó a Lefebvre a formular una declaración el 21 de Noviembre de 1974 que es considerada como su más claro posicionamiento en defensa de la Tradición Católica:

V

El 13 de Febrero y el 3 de Marzo de 1975 Mons. Lefebvre es de nuevo llamado a Roma para conversar con los miembros de una comisión integrada por los Cardenales Wright, Garrone y Tabera sobre el Seminario y la Fraternidad. El Cardenal Garrone lo trató de loco y lo acusó de romper la comunión de la Iglesia. Una carta de Mons. Mamie, nuevo Obispo de Friburgo, fechada el 6 de Mayo de 1975 decretaba la supresión inmediata de la Fraternidad y del Seminario.

En la misma fecha los 3 cardenales de la comisión firman una carta en la que dicen que la declaración de Mons. Lefebvre del 21 de Noviembre de 1974 es “inaceptable en todos sus puntos”.

Monseñor Lefebvre impugna legalmente el 21 de Mayo la resolución que suprimía su Seminario basándose en que la única congregación romana facultada para examinar el texto de la declaración era la de la Doctrina de la Fe, que no estaba representada en ninguno de los tres cardenales, además de que una vez erigida canónicamente una congregación, ningún obispo la puede suprimir sin haber seguido antes un procedimiento en Roma, pero su recurso es bloqueado ilegalmente por el Cardenal Villot, Secretario de Estado, quien lo desecha sin examinarlo el 10 de Junio.

Paulo VI le escribe una carta a Lefebvre “haciendo suya” la decisión de la comisión cardenalicia.

El Cardenal Villot, por su parte, envía una carta a las conferencias episcopales de todo el mundo, según la cual los Ordinarios eran invitados a no conceder la incardinación en sus diócesis a los seminaristas de la Fraternidad de San Pío X que fueran ordenados.

Para abril de 1975, la Fraternidad tenía 104 seminaristas en Ecóne y 8 en Armada.

El 29 de Junio de 1975 ordena sacerdotes a tres seminaristas, entre ellos al francés Bernard Tissier de Mallerais, de 30 años de edad, al francés Blain y al norteamericano Donald J. Sanborn, de 25 años.

El 10 de Junio Paulo VI escribe una carta de su puño y letra a Mons. Lefebvre en la que le pedía que, en un acto público, declarase su sumisión “al Concilio, a las reformas posconciliares y a las orientaciones que imparte el mismo Papa”. Mons. Lefebvre no contestó. Paulo VI le vuelve a escribir, y Mons. Lefebvre le responde el 10 de Noviembre: “Otorgo mi sumisión al sucesor de Pedro en lo que respecta a su función esencial que es la de transmitir fielmente el depósito de la Fe”.

En su “Carta número nueve a mis amigos y benefactores”, escrita en septiembre de 1975, Mons. Lefebvre resumía nuevamente su posición: “El problema de Ecóne es el de miles y miles de conciencias católicas desgarradas, divididas, trastornadas desde hace seis años por un martirizante dilema: obedecer, a riesgo de perder la fe, o desobedecer y conservar la fe intacta. Obedecer y colaborar en la destrucción de la Iglesia; desobedecer y trabajar en su preservación y continuidad. Aceptar la Iglesia reformada y liberal o conservar la militancia en la Iglesia católica. El liberalismo sirve sólo para liberar a la inteligencia de la fe y de la ley, lo que significa que tales principios y sus consecuencias: libertad de pensamiento, de enseñanza, de conciencia, de escoger religión; falsas libertades que suponen un Estado laico, y la separación de la Iglesia y Estado, han sido condenados sin cesar por los ocupantes del trono de Pedro, desde el Concilio de Trento hasta Paulo VI. Y por el propio Concilio de Trento, en principio. Así llegamos al tema que nos preocupa: ¿cómo explicar, en nombre del Concilio Vaticano II, que es posible oponerse a las tradiciones seculares y apostólicas hasta cuestionar el carácter mismo del sacerdocio católico y del santo sacrificio de la misa.”

Informa también que en Ecóne ingresaron 25 seminaristas, 5 en Weissbad, Alemania, y 6 más en Armada, Michigan.

Para noviembre de 1975 el Seminario afronta su supervivencia: 4 profesores se habían retirado (Masson, Michel, Dominique de las Presle y Georges Salleron, así como el P. Ceslas Spicq y el P. Urban Snyder).

VI

El 8 de Diciembre de 1975 ordena en Ecóne al seminarista alemán Franz Schmidberger, de 29 años de edad, quien había ingresado al seminario para el curso de 1972.

El 21 de abril de 1976, el Card. Benelli, sustituto del Card. Villot en la Secretaría de Estado, envía una carta a Mons. Lefebvre en la que detalla las condiciones de un posible acuerdo: aceptar el Concilio Vaticano II y todos sus documentos, adhesión a la persona del Papa Paulo VI y a todas sus enseñanzas y seguir el Novus Ordo como prueba concreta de sumisión.

Paulo VI, en el consistorio del 24 de Mayo de 1976 pronuncia una alocución en la que denuncia públicamente a Mons. Lefebvre como “desobediente”, especialmente en lo que se refería a la nueva misa, y califica el tema como “grave y amargo”.

El 12 de Junio de 1976 el Card. Benelli amenaza de parte de Paulo VI a Mons. Lefebvre con la “suspensión” si llevaba a cabo las ordenaciones anunciadas para el 29 de Junio.

El 29 de Junio de 1976 Mons. Lefebvre ordena sacerdotes a 13 seminaristas de Ecóne, así como a 14 diáconos, formados todos íntegramente en su seminario. Los nuevos sacerdotes eran: 8 franceses, un suizo, un alemán, un inglés y un norteamericano, siendo ellos:  Patrick Groche Michaud (francés, de 27 años)  Christian Chenevier (francés)  Emmanuel de Taveut du Chalard (francés)  Pierre D´Argenson (francés)  Luis Paul Dubroeucq (francés)  Denis Roch (suizo)  Klaus Wodsack (alemán)  Richard Nelson Williamson (ingles, de 36 años)  Daniel Lytle Dolan (norteamericano, de 25 años)

Entre ellos dos sacerdotes para comunidades amigas de su Fraternidad, así como 14 diáconos.

En el sermón anunció: “Tal vez mañana, en los periódicos, aparecerá nuestra condena y yo mismo seré sancionado con la suspensión. Pues bien, yo invoco a San Pío V y, en consecuencia, sus censuras son absolutamente inválidas”.

VII

El 1 de Julio se le confirma a Mons. Lefebvre la “suspensión a collatione ordinum”, es decir, la prohibición de ordenar sacerdotes por un año, y suspende a los 12 ordenados, y los declara “irregulares”. Mons. Pierre Mamie, Obispo de Friburgo, le prohibió además predicar en todo el territorio de la Diócesis, y prohíbe al suizo Denis Roch celebrar misa, confesar o ejercer cualquier otro ministerio sacerdotal.

El 14 de Julio Mons. Lefebvre escribe a Paulo VI solicitándole una entrevista y añade: “la confusión extendida en la Iglesia en los últimos años, que Vuestra Santidad denunció en sus discursos y en el último consistorio, son precisamente las razones de las graves reservas que nosotros hacemos a los peligros de la adaptación de la Iglesia al mundo moderno”.

El 17 de Julio de 1976 Lefebvre escribe a Pulo VI lo siguiente: “Santísimo Padre, dígnese Usted manifestar su voluntad de ver extenderse el reino de Nuestro Señor Jesucristo en este mundo, restaurando el Derecho público de la Iglesia, devolviendo a la Liturgia su valor dogmático y su expresión jerárquica, según el rito latino romano consagrado por tantos siglos de uso, restableciendo con honor la Vulgata, devolviendo a los catecismos su verdadero modelo, el del Concilio de Trento.... Que Su Santidad abandone esta empresa nefasta de compromiso con las ideas del hombre moderno, empresa que encuentra su origen en un acuerdo secreto entre altos dignatarios de la Iglesia y los de las Logias Masónicas, desde antes del Concilio. Perseverar en esta orientación, es proseguir en la destrucción de la Iglesia. Su Santidad entenderá que no podemos colaborar en un intento tan funesto, lo que haríamos si consintiéramos en cerrar nuestros seminarios. Que el Espíritu Santo se digne dar a Su Santidad las gracias del don de fuerza, a fin de que Su Santidad manifieste, por actos no equívocos, que no hay más salvación que en Jesucristo y en su Esposa Mística, la Santa Iglesia Católica y Romana”.

Como respuesta, el 24 de Julio de 1976, una “suspensión a divinis”, por un año, es impuesta, prohibiendo a Marcel Lefebvre administrar los sacramentos, entre ellos el celebrar la “misa”.... "nueva", como él mismo declaraba. Tal decreto estaba firmado por el secretario de un Cardenal, y no por un Cardenal, como se requería.

Algunos seminaristas de Ecóne abandonan el seminario. El grupo integrista francés “Los Silenciosos de la Iglesia”, capitaneados por Pierre Debray, se declararon fieles a Paulo VI. El abad George de Nantes, demostró su desaprobación a Lefebvre. Éste declara entonces: “cismático es el Papa. No nosotros que estamos en línea con los veinte siglos de la Iglesia... no es sólo la cuestión jurídica la que importa, sino también el aspecto teológico: quieren suprimir totalmente el verdadero sacerdocio. Es por ese motivo por el que no pueden aceptar nuestro seminario: porque quieren cambiar el sacerdocio, cambiar toda la liturgia, toda la formación de los seminaristas”.

Poco a poco se llegaría a la conclusión de que, para el reconocimiento público de la Fraternidad, su Superior General debía aceptar la nueva misa y el ritual nuevo de los sacramentos.

VIII

El 15 de Agosto los institutos de opinión pública dan a conocer un informe que establece que el 24% de los católicos en Francia aprueban a Mons. Lefebvre, el 28% está en contra y el 48% se muestra indiferente.

Es entonces cuando algunos medios acusan a Mons. Lefebvre de ser apoyado por grupos ultraderechistas y fascistas. Monseñor responde: “Es siempre así, un grupo quiere disciplina, autoridad, tradición y es siempre definido como de derechas o dicen que van del brazo de movimientos políticos de derecha. ¡Pero eso es pura imaginación¡ Yo no tengo nada que ver con los movimientos políticos de derechas, aunque lo innegable es que estamos a favor de la disciplina, la autoridad y la tradición”.

Mons. Lebevre celebra Misa multitudinaria en el Palacio de Deportes de la Feria Internacional de Lille, el 29 de Agosto de 1976, en la que declara que someterse a la “suspensión a divinis” sería contribuir a la destrucción de la Iglesia. Asistieron más de 5 mil fieles y 300 periodistas.

En el sermón dice: “Esta misa no es un reto. Sois vosotros, queridos hermanos, tan numerosos y venidos de tan lejos, quienes la habéis deseado para hacer profesión de nuestra Fe católica. Se me ha llamado jefe de los tradicionalistas, pero no soy más que un simple católico -sacerdote, eso sí; obispo, eso sí- pero con las mismas reacciones que vosotros. Hago las mismas cosas que hacía antes del Concilio y resulta que he sido suspendido y tal vez sea excomulgado; se me considera sospechoso, renegado, separado de la Iglesia. Se reconoce al árbol por sus frutos y los frutos del Concilio Vaticano II son frutos amargos que le hacen mal a la Iglesia. El Concilio ha consumado el matrimonio de la Iglesia con la revolución... pero lo que ha hecho la revolución no es nada comparado con lo que ha hecho el Concilio. Cincuenta mil sacerdotes se han perdido, se han casado. Incluso muchos de ellos se han divorciado. Veinte mil religiosos de los Estados Unidos han abandonado la religión. Hubiese sido mejor que muriesen en la hoguera ya que así, al menos, hubieran salvado su alma. ¿Qué ha sido del hermoso seminario de Lille? ¿Dónde están los seminaristas? De la unión adúltera entre la Iglesia y la revolución sólo pueden nacer bastardos: esta unión se concreta con el diálogo en pie de igualdad entre la verdad y la mentira. No se puede dialogar con los protestantes: les amamos y por eso queremos convertirlos. No se puede dialogar con los francmasones ni con los comunistas porque con el Diablo no se dialoga. Los francmasones siguen celebrando misas negras, roban hostias sagradas. ¿Cómo puede hablarse de diálogo con los francmasones? Las sanciones que me han impuesto no son válidas ni canónica ni teológicamente. Se está destruyendo lo que queda de los Estados católicos. No somos nosotros los que provocamos el cisma, sino la Iglesia Conciliar. Nosotros estamos con todos los Santos del cielo que se regocijan con esta asamblea de hoy. Nosotros pedimos al Papa sólo una cosa: que entre todas las experiencias que hoy se llevan a cabo nos permita hacer la experiencia de la tradición. Dadnos una iglesia en cada diócesis en vez de dárselas a los musulmanes. Solamente dentro del orden, la paz y la justicia, la economía puede resucitar. Es evidente. Tómese el caso de la República Argentina. ¿En qué estado estaba hace dos o tres meses? En una anarquía completa.... los bribones mataban a derecha e izquierda, las industrias estaban completamente arruinadas, los patrones de las fábricas encerrados, secuestrados. Todo en un país que podría ser de una prosperidad increíble con riquezas extraordinarias. Ahora hay un gobierno de orden que pone un poco de orden en los asuntos, que tiene principios, autoridad, que impide a los criminales matar... y he aquí que la economía resurge, los obreros tienen trabajo y pueden entrar a sus casas sabiendo que no van a estar amenazados por una huelga. No tengo la certeza de que este Papa sea verdaderamente Papa. Existe la duda de que Paulo VI no haya sido nunca Papa o, por lo menos, que ya no lo sea en este momento. En la Iglesia todo está cambiando. Yo... yo ya no entiendo nada”.

IX

A principios de septiembre de 1976, 4 seminaristas viajan a Madrid con la pretensión de ofrecer una conferencia de prensa, que no es autorizada. Sin embargo, logran entrevistarse con muchísimos seguidores españoles. Los seminaristas eran: Ø Juan María Fernández Krohn (español, 26 años) Ø Olivier de Blignieres (francés, 27 años) Ø Jean-Michel Faure (francés, 35 años) Ø Anthony Cathey (norteamericano, 28 años)

El 2 de Septiembre Lefebvre visita el pueblito de Stefferhausen, en Lieja, Bélgica, invitado por el cura párroco, Paul Schoonbroodt para confirmar a los niños. Al día siguiente llega a Stein, Bélgica, y se entrevista con la Señora Berta Manders-Thomeer, dirigente de un grupo de apoyo a la Fraternidad de Mons. Lefebvre. Ambas visitas fueron prohibidas y boicoteadas por los Obispos locales. El 5 de Septiembre asiste a la primera Misa de Patrick Groche Michaud en Besancon, Francia.

En estos días Mons. Lefebvre declara: “No conozco la influencia del Papa en los asuntos que sacuden actualmente a la Iglesia, pero si él se identifica con estos cambios, entonces, yo creo que es un cismático. Además, prefiero decir que Paulo VI es un misterio para mí antes que discutir lo que realmente es”. También 28 sacerdotes franceses solicitan la revisión de las sanciones contra Mons. Lefebvre y los sacerdotes ordenados por él, y pedían que se autorizara a cuantos lo deseen a celebrar la misa según el misal y rito de San Pío V. El P.

Louis Coache afirma el 6 de Septiembre en Roma, invitado por los editores de la revista “Civitá Católica”: “Nuestra posición no es una revuelta contra el Papa. Simplemente, le pedimos que ponga orden en la Iglesia. No le acusamos (ni le acusa Monseñor Lefebvre) pero lo cierto es que a veces actúa como si quisiera propiciar la demolición de la Iglesia... la sanción vaticana no tiene fundamento jurídico porque decir misa en latín es, simplemente, seguir una milenaria tradición de la Iglesia, en tanto que la conciliar es equívoca y se asemeja a los ritos protestantes

Por su parte, Mons. Francois Ducaud-Bourget, Obispo de la Orden de Malta y suspendido tiempo atrás, declara: “No es la misa en latín lo que se debate. Lo que pedimos es orden, un orden que ya no existe en la Iglesia. El actual Pontífice niega los dogmas, modifica la religión, pone a todos los credos a un mismo nivel. Pedimos orden, jerarquía, limpieza moral. Nos alzamos contra quienes invadieron la Iglesia en nombre de la democracia, del marxismo, de la revolución. Lo he dicho antes y puedo repetirlo: Italia fue feliz con Mussolini; yo no lo exalto, como tampoco elogio a Hitler. Pero no se puede sentir más que admiración hacia el pequeño cabo que hizo arrodillarse a Europa. Lo pienso así y no estoy solo: cuento con Mons. Lefebvre y con todos cuantos se niegan a participar del complot masónico-judeo-marxista urdido para destruir a la Iglesia de Cristo”.

El P. Pierre Debray, líder de “Los Silenciosos de la Iglesia”, declara: “El verdadero problema es que en el interior de la Iglesia Católica se está cambiando la religión. La religión del Dios hecho hombre ha sido reemplazada por la religión del hombre hecho Dios. El verdadero problema se encuentra en esta herejía fundamental contra la cual los obispos no hacen nada y el Vaticano se limita a llorar y no en el cisma que se atribuye a Mons. Lefebvre”.

El 9 de Septiembre Mons. Lefebvre visita Albano Laziale, en Italia, donde viven 2 sacerdotes y 12 monjas de la Fraternidad de San Pío X.

X

El 11 de Septiembre Lefebvre se entrevista con Paulo VI en Castelgandolfo, sin que llegaran a ningún acuerdo. A la salida, Lefebvre declara: “En dos días se ha resuelto lo que no he conseguido en dos años y que aparecía como tan difícil, que ya no tenía ninguna esperanza. Estamos satisfechos de nuestro encuentro con el Santo Padre, esto ha sido un primer encuentro y esperamos que pueda continuar el diálogo... Ahora hay que pensar en las palabras que hemos pronunciado. No hemos llegado a ninguna conclusión, pero tal vez podamos encontrar soluciones para tantos católicos turbados por todas las cosas que se han producido después del Concilio... Espero volver a ver al Papa, quien hoy me ha hablado como un padre a su propio hijo.

El 11 de Octubre de 1976 Paulo VI escribe a Mons. Lefebvre una carta en la que le pide aceptar el Novus Ordo y entregar todos los bienes de la Fraternidad a Roma.

Al comenzar 1977, el P. Anthony Ward abandona la Fraternidad, y funda su propio seminario en Boulder Springs, Colorado, llevándose a casi todos los seminaristas de Armada, excepto a tres. El P. Kelly lo releva como superior de Distrito, y el P. Sanborn como director del Seminario.

A principios de 1977 Mons. Lefebvre presenta la jerarquía de su Fraternidad: Mons. Marcel Lefebvre, fundador y Superior General P. Paul Aulagnier, superior del distrito de Francia y primer asistente P. Peter Morgan, superior del distrito de Gran Bretaña y segundo asistente P. Clarence Kelly, superior del distrito de Estados Unidos P. Klaus Wodsack, superior del Distrito de Alemania P. Denis Roch, ecónomo P. Bernard Tissier de Mallerais, secretario general

El 27 de Febrero de 1977 varios centenares de fieles tradicionalistas, encabezados por el P. Louis Coache y por Mons. Francois Ducaud-Bourguet, rescatan la iglesia de San Nicolás de Chardonet, en pleno centro de París, que estaba en manos de los carismáticos.

El 29 de Junio son ordenados en Ecóne, 14 nuevos sacerdotes: un suizo, 2 ingleses, 1 norteamericano y 10 franceses; entre ellos: Ø Anthony Cekada, (norteamericano, 26 años) Ø Edward Black (escocés) Ø Jean-Michel Faure (francés, 36 años) Ø Pierre Buron (francés) Ø Didier Bonneterre (francés) Ø Philippe Guépin (francés) Ø Olivier de Blignieres (francés) sub conditione de guardar obediencia al Abad de Le Barroux, Gerard Calvet (ya antes había sido ordenado el P. Jean de Bellevine, OSB, siendo el primero para dicho Convento) Ø Miguel, OSB (francés) para la Abadía San José del P. Agustín Joly Ø Josef Bisig (suizo, 25 años)

Así como 22 diáconos: 1 australiano, 1 inglés, 2 españoles, 1 norteamericano y 17 franceses.

En julio Mons. Lefebvre viaja a Argentina junto con el recién ordenado P. Jean-Michel Faure, donde dos sacerdotes amigos se unieron a su apostolado: el P. Antonio Félix Mathet y el P. Raúl Sánchez Abelenda. También se les unieron dos laicos que dirigían publicaciones tradicionalistas: Andrés de Asboth (Verbo) y el Ing. M. Roberto Gorostiaga (Roma).

Inmediatamente después, el P. Faure viajó a México en viaje de prospección. El 9 de Julio, Monseñor bendijo la gran parroquia que el P. Héctor Bolduc había adquirido en Dikinson, Texas. La entrada a México, sin embargo, le fue prohibida al Arzobispo, a causa de las presiones que el Nuncio ejerció sobre el Gobierno.

En Agosto siguiente, al volver a Ecóne, se encontró con la noticia de que el rector y 3 profesores lo habían abandonado.

XI

Para Octubre de 1977 la Fraternidad tiene ya 45 sacerdotes, 150 seminaristas, 20 prioratos y 3 seminarios. En Ecóne ingresa como seminarista el joven Bernard Fellay, de 19 años de edad. También ingresa el norteamericano David Allen Bawden, de 18 años, quien en Enero del año siguiente es transferido al Seminario norteamericano de Armada, Michigan. Este personaje fue expulsado del seminario el 15 de Diciembre de 1978, pero tras reunirse con Mons. Lefebvre en Agosto de 1979, ingresa a laborar en la escuela de Saint Mary, en Arkansas en Enero de 1980, renunciando a la misma el 5 de Marzo de 1981. El 16 de Julio de 1990 anuncia públicamente que ha sido electo Papa bajo el nombre de Miguel I.

En 1978 se abre el Priorato de Madrid. El Seminario alemán de Weissbad se traslada a Zaitzkofen.

El 29 de Junio de 1978 son ordenados en Ecóne 18 sacerdotes y 22 diáconos: Ø Hervé Belmont (francés) Ø Jean-Pierre Boubee (francés) Ø Michael Bourdon (francés) Ø Bernard Diamond (canadiense) Ø Jacques Emily (francés) Ø Juan María Fernández Krohn (español) Ø Terrence Finnegan (norteamericano) Ø Roland Gierak (inglés) Ø Gerard Hogan (australiano) Ø William Jenkins (norteamericano) Ø Patrice Laroche (francés) Ø Pierre-Marie Laurencon (francés) Ø Bernard Lucien (francés) Ø Aurele Maillard (francés) Ø Philippe Pazat (español) Ø Bruno Ravilly (francés) Ø Jerome Fernández (francés) Ø Joseph Vannier (francés) Poco después es ordenado el suizo Alois Kocher.

En Julio Monseñor Lefebvre viaja a Buenos Aires, y en la casa de la familia Ferrari conoce a los jóvenes Andrés Morello, Alfonso Ruiz de Galarreta y Luis María Canale, quienes habían ingresado en 1974 al seminario de La Plata, y que después de este encuentro viajaron a Ecóne.

En agosto de 1978, el P. Sanborn, rector del Seminario de Armada, envía a 5 seminaristas a estudiar a Ecóne, debido a que no había cupo, pues sólo en el curso de 1977-78 se habían inscrito 16 nuevos: · David Bawden · John Parrot · Jeffrey Johnson · Alexander Riene · Allen Harris

En diciembre regresan Bawden y Harris, debido a que no sabían francés, y se encuentran el seminario de Armada con sólo 5 seminaristas (Stephen De Lallo, Christopher Hunter, Martin Skierka, Thomas Zapp y John Timothy Hogan). Harris pronto se va, y Bawden es expulsado por el director el 15 de Diciembre.

En 1979 el Seminario norteamericano se traslada a Ridgefield, estado de Connecticut.

XII

En la calle Venezuela de Buenos Aires, se abre en marzo de 1979 un seminario con 12 estudiantes: 3 colombianos (Rafael Navas Ortíz, Víctor M. de Jesús Camacho Forero y Juan Carlos Ortiz del Valle), 5 mexicanos (Sergio Ruiz Vallejo, Luis Alejandro Jiménez Bautista, José Carlos Ramírez, Oscar Neri Gil y Alfredo Medina) y 3 norteamericanos (William Welsh, Gavin Bitzer y Albert Gonzalez).

En Junio de 1979 son ordenados en Ecóne 28 seminaristas, entre ellos 7 frailes benedictinos: Ø Regis Babinet (francés) Ø Claude Barthe (francés) Ø Gabriel Baumann (suizo) Ø Jacques Berrou (francés) Ø Boyd Anthony Cathey (norteamericano) Ø Jorge Castillo (argentino) Ø Bruno Duthilleul (francés) Ø Josef Enstfelloer (alemán) Ø Francois Fernández (francés) Ø Christian Laffargue (francés) Ø Jean-Luc Lafitte (francés) Ø Philippe Laguerie (francés) Ø Philippe Francois (francés) Ø Douglas Laudenschlager (norteamericano) Ø Daniel Maret (suizo) Ø George Maurel (francés) Ø Freddy Mery (Isla de Guadalupe) Ø Francois Pozzetto (francés) Ø Martin Reinecke (alemán) Ø Paul Riquier (belga) Ø Pierre Vignalou (francés) Ø Bernard Marie, OSB Ø Thomas Marie, OSB Ø Bruno Marie, OSB Ø Benedict Marie, OSB Ø Xavier Marie, OSB Ø John Noel, OSB Ø Joseph Marie, OSB

A fines de 1979 y durante 1980, cuatro sacerdotes visitan México, para predicar retiros espirituales en la Universidad Autónoma de Guadalajara: Jean-Michel Faure, Jean-Luc Laffitte, Regis Babinet, y Alfonso Ruiz de Galarreta.

A principios de 1980, Mons. Lefebvre anuncia la creación de la “Facultad Católica San Pío X” en Francia, misma que después se convertiría en el “Instituto Universitario San Pío X”.

El 22 de Marzo de 1980 son ordenados en Ecóne los seminaristas Roger E. Petit (norteamericano) y Francois Pivert (francés). Poco después, en Junio, ordena al norteamericano Joseph Collins.

XIII

El 24 de agosto de 1980 ordena en Buenos Aires al español Alfonso de Galarreta, de 23 años, quien en 1975 había entrado en el Seminario Diocesano de La Plata, y en Octubre de 1978 ingresó a Ecóne, y al joven argentino Andrés Morello, de 25 años, quien pasaría a ser Rector del Seminario de Buenos Aires.

En ese mismo año son ordenados:

Ø Giulio Tam (italiano)

Ø Alain Delagneu (francés)

Ø Alberto Lehnen (alemán)

Ø Alain Lorans (francés)

Ø Gerard Herrbach (francés)

Ø Philippe Marcille (francés)

Ø Georg Pfluger (suizo)

A mediados de 1980, ante las diferencias entre el P. Kelly y el P. Bolduc, Mons. Lefebvre se ve en la necesidad de dividir en dos el distrito norteamericano, colocando al frente del distrito Noreste al P. Kelly; y al frente del distrito Suroeste al P. Bolduc.

Para septiembre de 1980 llegan algunos seminaristas de Argentina a Ecóne para proseguir sus estudios, entre ellos Rafael Navas, Juan Carlos Ortíz y Oscar Neri.

En el Seminario Norteamericano hay 12 nuevos seminaristas.

En Diciembre se cambia el seminario argentino de la ciudad de Buenos Aires a la localidad de La Reja, en el Municipio de Moreno, Provincia de Buenos Aires.

El P. Gerard des Lauriers es consagrado Obispo el 7 de Mayo de 1981 en Toulon, Francia, por el vietnamita Pierre Martín Ngo Dinh Thuc. Lauriers a su vez, consagró como obispos a los sacerdotes Gunther Storck, el 30 de Abril de 1984 en Etiolles, Francia; a Robert Fidelis McKenna, el 22 de Agosto de 1986 en Raveau, Francia; y al italiano Franco Munari, el 25 de Noviembre de 1987, en Ravaux, Francia. Este último había sido ordenado sacerdote en Ecóne por Mons. Lefebvre el 29 de Junio de 1982, junto con Bernard Fellay. Otro sacerdote ordenado sub-condicione en Ecóne esa misma fecha, Richard F. Bedingfeld, nacido en 1930, ordenado sacerdote modernista en 1970, es consagrado Obispo el 17 de Diciembre de 1987 en Sudáfrica por Mons. McKenna.

Mons. Gerard des Lauriers murió en 1988 a los 90 años de edad.

XIV

En Junio de 1981 Mons. Lefebvre ordena en Ecóne a los seminaristas: Ø Wolfgang Goettler (alemán) Ø Gunter Richter (alemán) Ø Paul Natterer (alemán) Ø Johannes Von Walderdorff (austriaco) Ø Bernhard Schubel (alemán) Ø John Francis Emerson (norteamericano) Ø Franz Prosinger (alemán) Ø Jean-Paul André (francés) Ø Emmanuel Berger (francés) Ø Jurg Bernhard (suizo) Ø Eugene Berry (norteamericano) Ø Dominique Bourmaud (francés) Ø Dominique Lagneau (francés) Ø Claude Prieur (francés)

En junio ordena en Ecône a los argentinos Luis María Canale, que había estudiado en Ecóne; y a Julio Edmundo Aonzo, proveniente del Monasterio Capuchino del P. Eugenio de Villeurbanne, en Morgon, Francia. El 19 de Agosto de 1981 ordena en en la capilla de Buenos Aires (aun no estaba el seminario de La Reja), al argentino Edgardo Albamonte, que también había hecho sus estudios en el Seminario suizo.,

El 20 de Septiembre ordena en Ecóne a los franceses Michael Simoulin y Hervé du Fayet de la Tour.

En ese mismo año se funda el primer priorato en Australia.

El 1º de Marzo de 1982 se compra la primera iglesia en Londres. Se aumenta el tiempo de preparación en el seminario de 5 a 6 años: 1 año de formación espiritual, 2 años de filosofía (latín, griego, introducción a las escrituras, exégesis, teología fundamental y canto gregoriano) y 3 años de teología (dogmática, moral, exégesis, liturgia, historia de la Iglesia, Derecho Canónico y canto gregoriano).

El 12 de Mayo de 1982, durante la visita de Juan Pablo II al santuario de Fátima, en Portugal, un joven de 32 años, el español Juan María Fernández Krohn, intenta apuñalarlo con una bayoneta, pero es sometido por los agentes de seguridad. Fernández había sido militante falangista en los años 60’s, ordenado sacerdote en Ecóne por Mons. Lefebvre en Junio de 1978, y hacía ya tiempo que se había distanciado de la Fraternidad. Fue juzgado en Portugal y sentenciado en 1983 a 6 años y medio de prisión. En 1985 salió libre y expulsado de Portugal. Se graduó de abogado e intentó ejercer esa profesión, hasta que en 1994 el Tribunal de Bruselas lo condenó por falsear su historial. Después se perdió en Holanda o Bélgica, hasta que en el año 2000 escandalizó durante la visita de los reyes de España a Bélgica.

En Ecóne ordena a: Franco Munari (italiano) Francesco Ricossa (italiano) Bernard Fellay (suizo) Richard F. Bedingfeld (norteamericano) Guillaume Devillers (francés) Francois Laisney (francés) Gerard Mura (suizo) Philippe Peignot (francés) Jean-Marc Rulleau (francés)

El 3 de Noviembre de 1982 en Oyster Bay Cove. Nueva York, Mons. Lefebvre ordena a los norteamericanos Christopher Hunter, Thomas Zapp y Martin Skierka.

El 23 de Diciembre de 1982, el nuevo prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, el Card. Joseph Ratzinger propone un acuerdo a Mons. Lefebvre: aceptar el Concilio Vaticano II y la legitimidad y catolicidad del Novus Ordo.

XV

En marzo de 1983 tiene lugar la más grave crisis de la Fraternidad en los Estados Unidos de Norteamérica. Nueve sacerdotes norteamericanos (Daniel L. Dolan, Anthony Cekada, William W. Jenkins, Eugene Berry, Martín P. Skierka, Joseph Collins y Thomas P. Zapp), encabezados por Clarence Kelly, Superior de Distrito y por Donald J. Sanborn, Rector del Seminario, escriben una carta a Mons. Lefebvre en la que lo atacan por utilizar el Misal de 1962, con las modificaciones litúrgicas del Papa Juan XXIII, a quien acusan de ser el causante del modernismo en la Iglesia. Zapp y Skierka apenas habían sido ordenados sacerdotes por Mons. Lefebvre en Noviembre de 1982.

Al mes siguiente los 9 abandonan la Fraternidad, formando el grupo “Restauración Católica”. En el verano, el P. Héctor Bolduc deja la Fraternidad por razones personales.

Todo el Distrito Noreste de los Estados Unidos es reestructurado, y el P. Richard N. Williamson queda como rector del Seminario de Ridgefield y el francés Francois Laisney como Superior de Distrito reunificado.

Clarence Kelly tenía una gran influencia sobre los seminaristas norteamericanos, a tal grado que en Mayo de 1984 Mons. Lefebvre ordenó sacerdotes a 4 seminaristas, 3 de los cuales (Daniel Ahern, Thomas Mroczka y Denis McMahon, el otro fue John T. Hogan) al mes siguiente suscriben junto con los 9 primeros renunciantes el 7 de junio de ese mismo año la Declaración de Intenciones de la “Fraternidad Sacerdotal de San Pío V”, estableciendo un seminario propio en la localidad de Oyster Bay Cove, Long Island, Nueva York.

La naciente Fraternidad de San Pío V se encontró con el problema de que ningún obispo tradicionalista quiso ordenar a sus seminaristas, hasta que el 3 de Septiembre de 1990 el puertorriqueño Alfredo Méndez González ordenó a los primeros sacerdotes emanados de su propio seminario: Joseph Greenwell y Paul Baumberger.

El 19 de Octubre de 1993 fue consagrado obispo Clarence James Kelly por el Obispo retirado de Arecibo, Puerto Rico, Alfredo Méndez González, en Carlsbad, California. El 19 de abril del 2006 Mons. Kelly ordenó a otros 2 seminaristas íntegramente formados en su Seminario, Paul Skierka y James Curatolo, y anuncia que para el próximo año serán ordenados otros dos, que fueron: James Carroll y Benjamin Selwey, ordenados el 11 de abril de 2007. Antes, el 28 de febrero, Mons. Kelly había consagrado obispo a Joseph J. Santay, ordenado por él en el año 2001. El 3 de Septiembre de 2008 ordenó a Matthew Newman.

Por su parte, Daniel Lytle Dolan fue consagrado obispo el 30 de Noviembre de 1993 en Cincinatti por Mons. Marck Anthony Pivarunas.

XVI

En Junio de 1983, 28 nuevos sacerdotes son ordenados en Ecóne. Irlanda recibe al primer sacerdote de la Fraternidad y para el otoño 11 nuevos seminaristas ingresan al Seminario norteamericano y el día 29 de Junio el alemán P. Franz Schmidberger, de 36 años, antiguo militante del grupo sedevacantista alemán organizado desde 1971 en torno a la revista “Einsicht” y su fundador, el Dr. Eberhard Heller, es electo Superior General de la Fraternidad.

Este grupo fue el que convenció a Mons. Thuc para que en 1981 consagrara obispos al sacerdote francés Gerard des Lauriers y a los mexicanos Adolfo Zamora Hernández y Moisés Carmona Rivera el 17 de Octubre en Toulón, Francia. En 1994 organizaron un cónclave en Roma para elegir a un Papa, de entre 12 sacerdotes asistentes. Resultó electo el sudafricano Víctor Von Pentz, quien se ostentó como “Lino II”, pero a verse perseguido por las autoridades vaticanas, renunció al poco tiempo.

El 21 de Octubre de 1983 Mons. Lefebvre conoce a Mons. Antonio de Castro-Mayer, Obispo de la Diócesis de Campos, en Río de Janeiro, Brasil, retirado en 1981. La Diócesis de Campos fue la última en todo el mundo en adoptar el Novus Ordo Missae.

El 21 de Noviembre de 1983 Mons. Lefebvre, junto con Mons. De Castro-Mayer, publican un Manifiesto Episcopal en el que se denuncia: una concepción latitudinarista y ecumenista de la Iglesia; un gobierno colegial y una orientación democrática de la Iglesia; un falso concepto de los derechos naturales del hombre como aparece claramente en el documento sobre la libertad religiosa; un concepto erróneo del poder del Papa; un concepto protestante del Santo Sacrificio de la Misa y de los Sacramentos y la divulgación libre de la herejías.

En Noviembre visita el seminario argentino de La Reja y ordena como subdiáconos a 6 seminaristas: los norteamericanos Gavin Bitzer y Albert González; al colombiano Víctor M. de Jesús Camacho Forero, y a los mexicanos Sergio Ruiz Vallejo, Luis Alejandro Jiménez Bautista y,José Carlos Ramírez.

El 9 de Diciembre de 1983 Mons. Lefebvre y Mons. Castro lanzan “un clamor de alarma” a Juan Pablo II solicitándole la corrección del rumbo en la Iglesia.

XVII

Para 1984 la Fraternidad tiene ya 120 sacerdotes, y Ecóne tiene 120 seminaristas.

En Junio de 1984 Mons. Francois Ducaud-Bourguet muere en París a los 88 años de edad.

En este año se fundan los Prioratos de la Ciudad de México, Colombia, Sudáfrica, Holanda y Portugal.

En Ecóne son ordenados 17 nuevos sacerdotes, 5 franceses (Denis de Crecy, Benoit de Jorna, Charles Moulin y 2 más), 3 canadienses (Daniel Couture, André Lemieux y Jean Violette), 3 italianos (Carlo Cacchi, Curzio Nitoglia y Giusseppe Murro), 2 colombianos (los primos Rafael Navas Ortiz y Juan Carlos Ortiz del Valle), un australiano (Michael Delsorte), un belga (Roland de Merode), un neozelandés, y un español (Ramón Anglés Domínguez).

En el seminario alemán, son ordenados 5 alemanes: Michael Wildfeuer, Frank Sauer, Otto Natterer, Tilo Muller y Winfried Hahnchen; así como el suizo Niclaus Pfluger.

En Marzo de 1985 se publica “Carta abierta a los católicos perplejos”, de Mons. Lefebvre.

En el verano son ordenados en Ridgefield, Connecticut, 4 nuevos sacerdotes: Christopher Brandler, John Rizzo, Gregory Foley y Loren Gerspacher, todos norteamericanos.

En junio de 1985 son ordenados en Ecóne:

James W. Peek (neozelandés) Claude Biovin (francés) Dominique de Vriendt (canadiense) Anthony Esposito (zimbawe) Philippe Godar (francés) Miguel Ángel Jiménez (boliviano) Alain Nely (francés) Franz Josef Maessen (alemán) Henri Margeli (suizo) Lukas Weber (suizo) Giuseppe Rottoli (italiano) En agosto ordena en Ecóne al mexicano Hugo Ruiz Vallejo.

El 31 de Agosto de 1985 Mons. Lefebvre y Mons. Castro entregan en propia mano a Juan Pablo II una carta en la que lo responsabilizan de la “nueva y falsa concepción de la Iglesia que arrastra al clero y a los fieles a la herejía y al cisma” y le piden no perseverar en esta orientación.

En noviembre ordena en La Reja a 8 nuevos sacerdotes (entre ellos 3 norteamericanos: William Welsh, Gavin Bitzer y Albert González; los mexicanos Sergio Ruiz Vallejo, José Carlos Ramírez, Luis Alejandro Jiménez Bautista y Alfredo Medina, y el colombiano Víctor de Jesús Camacho Forero), 7 diáconos y 4 subdiáconos, todos ellos formados íntegramente en dicho Seminario.

En diciembre de 1985, 4 sacerdotes italianos de la Fraternidad, el P. Franco Munari, el P. Curzio Nitoglia y el P. Giuseppe Murro, los dos últimos ordenados en Junio de 1984 en Ecóne, encabezados por el P. Francesco Ricossa, la abandonan para fundar el “Instituto Mater Boni Concilii” adheridos a la tesis de “cassiciacum”, estableciendo un Seminario en la localidad de Verrua, cerca de la ciudad de Turín, con presencia además en Francia y Bélgica, editando también la revista “Sodalitium”.

Junto a este grupo participan los sacerdotes norteamericanos Donald J. Sanborn, Joseph Collins y Daniel Ahern, además del francés Noel Barbará; el Obispo mexicano José de Jesús Roberto Martínez Gutiérrez y el norteamericano Robert F. McKenna.

Un seminarista italiano, Ugolino Giugni, fue ordenado sacerdote el 3 de Diciembre de 1988 por el recién consagrado Obispo Bernard Tissier de Malleráis en Ecóne y de inmediato se pasó al Instituto Mater Boni Concilii.

El 17 de Septiembre de 1994 sería ordenado por Mons. Robert Fidelis McKenna el primer sacerdote íntegramente formado en ese seminario, el francés Thomas Cazalas, de 23 años de edad.

En este seminario estudiaron algunos mexicanos, como el P. Jaime Siordia y el P. Luis Madrigal.

El 16 de Enero del 2002 otro sacerdote de este Instituto, el belga Geert Jan Stuyver, de 38 años de edad, ordenado en Noviembre de 1996, es Consagrado Obispo por Mons. Robert F. McKenna, y el 19 de Junio del mismo año es consagrado obispo en la ciudad de Detroit el sacerdote norteamericano Donald J. Sanborn, exrector del Seminario Americano de la Fraternidad de San Pío X, quien en Septiembre de 1995 abre el Seminario de la Santísima Trinidad en la localidad de Brooksville, Florida, junto con el P. Anthony Cekada, en colaboración con Mons. Daniel L. Dolan, quien realiza labor en la Iglesia de Santa Gertrudis la Grande en Cincinnati, Ohio.

XVIII

En 1986 se funda la Casa de la Fraternidad en Gabón, abre el priorato de Wanganvi, Nueva Zelanda, y el de Martinica.

Se abre el seminario menor en Flavigny, Francia, con 36 seminaristas.

En este año la Fraternidad sufre su tercer descalabro: un seminarista de nombre Carlo azuza a 9 estudiantes de Ecóne a abandonar el seminario. Al poco tiempo salen otros 8 más. El 15 de Octubre de 1986 el Card. Ratzinger funda en Roma un Seminario aparentemente tradicionalista con ellos denominado “Mater Ecclesiae” dirigido por el Card. Antonio Innocenti y al poco tiempo los obliga a aprender a celebrar únicamente el Novus Ordo Missae. A los 2 años este seminario estaba prácticamente vacío y tuvo que cerrar. Carlo escribió una carta en 1988 donde decía que las autoridades romanas los trataban “como parias, que les obligaron a quitarse la sotana, que nadie los recibía.”

Poco antes, el 22 de septiembre de 1985, el Monasterio Benedictino de San José de Clairval, ubicado en Flavigny, fundado en 1972 y dirigido por el Abad Agustín Joly, se separa de la Fraternidad y vuelve a la iglesia postconciliar, celebrando desde entonces el Novus Ordo. Como consecuencia de lo anterior, 2 monjes lo abandonan y se unen a la Fraternidad: Philippe Marcille y Bruno de Bligniéres.

El 30 de Marzo, previendo la visita a la sinagoga de Roma y la reunión ecuménica de Asís, Mons. Lefebvre declara: “Pienso que los obispos y el Papa tienen la intención de honrar a Dios por un culto no católico en el cual ellos participan... que implica la profesión de una falsa religión y consiguientemente renegar de la fe católica”. Y termina diciendo: “es posible que estemos en la obligación de creer que este Papa no es Papa”.

En el verano de 1986 son ordenados en Ridgefield 3 nuevos sacerdotes: Charles J. Ward, James P. Haynos y Richard González, todos norteamericanos.

El 30 de Noviembre de 1986 son ordenados en La Reja 5 seminaristas argentinos: Ricardo Olmedo, Ernesto Cardozo, Rubén Horacio Gentili, Juan Carlos Iscara y Álvaro Calderón Robello; 4 seminaristas mexicanos: Enrique León Martínez, Arturo Vargas Meza, José de Jesús Becerra Rodríguez y Rafael Lira Gutiérrez, quienes habían ingresado a raíz de unos ejercicios que algunos sacerdotes de la Fraternidad (Jean-Michel Faure, Alfonso de Galarreta, Jean-Luc Lafitte y Regis Babinet) habían predicado en la Universidad Autónoma de Guadalajara a fines de 1979 y durante 1980, así como dos brasileños seguidores de Mons. Castro-Mayer (entre ellos el Hno. Juan de la Cruz, argentino de nombre José Schoö).

En esa época llegaron a ser 18 los seminaristas mexicanos en este Seminario, casi todos provenientes de la Ciudad de Guadalajara, y vinculados de cierta manera con la Universidad Autónoma de Guadalajara.

El 2 de Diciembre de 1986, derivado de la visita de Juan Pablo II a la sinagoga de Roma y a la convocatoria para el Congreso de religiones en Asís, Mons. Lefebvre y Mons. De Castro-Mayer redactan una declaración en la que afirman que “las autoridades romanas vuelven la espalda a sus predecesores y rompen con la Iglesia Católica, poniéndose al servicio de los destructores de la cristiandad y del Reinado Universal de Nuestro Señor Jesucristo”.

XIX

Para 1987 la Fraternidad tiene 205 sacerdotes, trabajando en 23 países, y 263 seminaristas.

En Ecóne, el 25 de Enero de 1987, Mons. Lefebvre declara: “los principios que orientan y dirigen el espíritu del Papa y de los obispos no son ya los principios de la fe”.

El 9 de Mayo de 1987 se publica el libro “Lo destronaron”, de Mons. Lefebvre.

A fines de Julio de 1987 el Seminario norteamericano se traslada de Ridgefield a Winona, Minnesotta. Para el curso de Octubre entran 19 nuevos estudiantes.

El 26 de Julio de 1987 fallece el primer sacerdote de la Fraternidad: el P. Stephen Abdoo en un accidente de carretera en Nueva Zelanda. Apenas había sido ordenado el año anterior en Ecóne.

Del 8 de Noviembre al 8 de Diciembre de 1987 el Card. Eduard Gagnon visita el Seminario de Ecóne, enviado por el Card. Ratzinger. En el libro de visitas, deja el siguiente mensaje: “La Virgen Inmaculada se digne escuchar nuestras oraciones fervorosas para que la obra de formación que se lleva a cabo maravillosamente en esta casa encuentre todo su resplandor para la vida de la Iglesia”. El 8 de diciembre asistió solemnemente a la Misa Pontifical que celebró Mons. Lefebvre, supuestamente suspendido desde hacía 11 años.

XX

En 1988 abre el Seminario Australiano con 14 alumnos.

El 5 de Mayo de 1988 se firma el protocolo de acuerdo entre Mons. Lefebvre y el Card. Ratzinger. En tal acuerdo Roma aceptaba que la Fraternidad pudiese tener un obispo propio, pero sin plazo para decidir en cuanto a la fecha y elección del candidato. Además lo obligan a retractarse de sus “errores”. Mons. Lefebvre sospecha que la intención de Roma es esperar su fallecimiento (entonces Mons. Lefebvre contaba 83 años de edad), además de no designar a un Obispo que pudiera ordenar los sacerdotes salidos de los Seminarios de la Fraternidad y después obligarlos a celebrar el Novus Ordo Missae, por lo que al día siguiente Lefebvre rompe el protocolo firmado.

El 30 de Junio de 1988 Mons. Lefebvre asistido de Mons. Antonio de Castro-Mayer consagran Obispos a los sacerdotes Bernard Tissier de Mallerais (francés, de 43 años), Bernard Fellay (suizo, de 30 años), Richard Nelson Williamson (inglés, de 48 años) y Alfonso Ruiz de Galarreta (español, de 31 años). Un día antes habían sido ordenados 16 nuevos sacerdotes: Jean-Manuel Espi (francés), Peter Lemay (norteamericano), James Doran (norteamericano), Peter R. Scott (australiano), Christophe Héry (francés), Paul Morgan (inglés), Dominique Boulet (francés), Ugo Carandino (italiano) Francesco Paladino (italiano) Marc Gensbittel (francés) Shane Johnson (australiano) Daniel Joly (francés) Pascal Lorber (francés) Bernard Lorber (francés) Hervé Mercury (francés) Jean-Baptiste Quilliard (francés) Patrick Troadeck (francés)

En el seminario alemán son ordenados: Antonius Becker, Anselm Ettelt, Matian Grun y Karl Stehlin.

Ese mismo día Roma anuncia la excomunión de los 2 obispos consagrantes y de los 4 consagrados. En algunos medios se difunde también que quedan excomulgados los sacerdotes y los fieles.

El 2 de Julio Juan Pablo II emite el Motu Propio “Ecclesia Dei”, en el que condena las consagraciones y autoriza a los Obispos diocesanos para que permitan a su vez a los fieles que lo soliciten la celebración de la Misa latina, “indultándolos” para tal fin.

Consecuencia de lo anterior, un grupo de 14 sacerdotes franceses, alemanes y austriacos de la Fraternidad, encabezados por el suizo P. Josef Bisig, que había sido rector del seminario alemán, y aproximadamente 20 seminaristas, salen de la Fraternidad de San Pío X y se acogen a Ecclesia Dei, publicando una “declaración de intención”, formando así la “Fraternidad Sacerdotal de San Pedro”, autorizada el 18 de Octubre por Juan Pablo II, sociedad que gozaría de los “beneficios” del protocolo del 5 de Mayo.

Dichos sacerdotes eran: Josef Bisig (superior, suizo, 36 años) Engelbert Recktenwald Patrick du Fay de Choisinet Kaus Gorges Gabriel Baumann (segundo asistente, suizo, 35 años) Denis Coiffet (primer asistente, francés) Martin Lugmayer Raymund Noll Bernward Deneke Dominic Schubert Alexander Leonhard Peter Miksch Thomas Hauth Dietmar Aust

Establecen un seminario en la localidad alemana de Wigratzbad, en Baviera, en Noviembre de 1988 con 31 estudiantes. En Junio del año 2000 abrirían otro seminario en Denton, Estados Unidos, con 50 alumnos.

XXI

Sin embargo, hasta la fecha, a pesar de contar con más de 130 sacerdotes y presencia en Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Italia, Nigeria y Suiza, la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro aún no tiene un obispo, y celebran Misas “indultadas” a condición de no hablar nada de la actual crisis de las estructuras humanas de la Iglesia, y siempre con el riesgo de que en cualquier momento los Obispos Diocesanos revoquen la autorización respectiva, además de que sus sacerdotes, para poder oficiar en el rito tradicional, deben también concelebrar el Novus Ordo con los Obispos Diocesanos.

El 6 de Julio de 1988 el P. Josef Bisig se reunió con Juan Pablo II e informó que su finalidad era “recuperar a aquellos tradicionalistas seguidores de Mons. Lefebvre que quieran permanecer fieles a la obediencia del Papa”. A finales de mes ya eran 20 los sacerdotes que se habían pasado a la Fraternidad de San Pedro (los segundos fueron: Phillippe Tournyol du Clos, Christian Lafargue, Albert Jacquemin, Jean-Marie Gervais, Christian Gouyaud y Franz Prosinger).

Para fines de 1988 ya eran 25 los sacerdotes que se habían pasado a la Fraternidad de San Pedro. Del año 2000 al 2006 el P. Arnaud Devillers, fue el Superior de la Fraternidad de San Pedro. Después fue relevado por el P. John Berg, formado en el Seminario de Alemania.

El 18 de agosto, el Abad Gerard Calvet (1927-2008, ordenado en 1956), del Monasterio Benedictino de Santa Magdalena ubicado en Le Barroux (http://www.barroux.org/), fundado entre 1978 y 1981, se separa de la Fraternidad llegando a un acuerdo con Roma “sin ninguna concesión doctrinal ni litúrgica”, según dijo entonces para justificarse. Tal acuerdo origina que 3 monjes, el P. Cipriano, el P. Laurencio Fleichman y el novicio Thomas Haynos dejen el Monasterio y acudan con la Fraternidad de San Pío X. En 1991 abren un pequeño monasterio en Silver City, Nuevo México, llamado “Nuestra Señora de Guadalupe”.

El 27 de octubre de 1988 muere en un accidente de carretera en Francia el P. Dennis Marchal, de 32 años, ordenado en Ecóne en junio de 1983.

A fines de año son ordenados en La Reja los argentinos Pablo Arzuaga, Ernesto Olmedo, Manuel Joya Altamirano y el mexicano Gerardo Zendejas.

El 23 de Noviembre de ese año muere en Ecóne el monje benedictino Joseph Le Boulch, Director Espiritual del Seminario.

XXII

En 1989 son ordenados en Ecóne, 34 nuevos sacerdotes, entre ellos: Ø Francois Castel (francés) Ø José Ma. Mestre Roc (español) Ø Oliver Berteaux (francés) Ø Crain Bufe (zimbawe) Ø Coenraad Daniels (sudafricano) Ø Wolfgang Dickele (alemán) Ø Bruno Isenmann (alemán) Ø Burkhard Kaldenback (alemán) Ø Francois Knittel (francés) Ø Phillippe Lovey (suizo) Ø Robert Matheus (belga) Ø Markus Pfluger (suizo) Ø Jean-Luc Radier (francés) Ø Guillaume de Tanouarn (francés) Ø Klaus Wilhem (alemán)

En Winona, son ordenados los norteamericanos Paul Kimball, Timothy Pfeiffer, Paul Tague y John Young.

El 20 y 21 de mayo de 1989 tiene lugar la más grave crisis de la Fraternidad en Hispanoamérica: una salida masiva de Sacerdotes y seminaristas, la mayoría con un año o dos de estudios del Seminario argentino de La Reja. Catorce estudiantes mexicanos, entre ellos Manuel Odríz Ramírez, Salvador Velásquez Fuentes, Pedro Hugo Esquives, Luis Alberto Madrigal Madrigal, Florentino Panecatl, José Álvaro Reyes Cabrera (diácono), Urbano López, Edgard González y Jaime Siordia Portugal, así como el guatemalteco Luis Armando Argueta Rosal, y 10 sudamericanos, entre ellos el peruano Sixto Machaca Fernández (diácono), el colombiano Héctor Rodríguez y los argentinos Luis Alberto Jurado (diácono), Fernando Navarro, Julián Espina Leupold, Daniel y Juan José Squetino Schattenhofer, Carlos Augusto Ercoli, Diego Lima y Gerardo Granero, de un total de 45 seminaristas, junto con 6 sacerdotes, abandonan la Fraternidad argumentando relajamiento de la disciplina y criticando la posición ambigua de la Fraternidad respecto del reconocimiento de Juan Pablo II como legítimo Papa.

Los seminaristas que se quedaron, eran los mexicanos Gustavo Quintanar Rivera (ordenado al año siguiente), Juan Carlos Luna Navarrete, Marcelo Cohetero Terán (quien saldría al poco tiempo y fuera ordenado por Mons. Marco Antonio Pivarunas en 1992), Bernardo Castillo, los argentinos José Ramón García Gallardo (ordenado en 1990), Fabián Ham, José María Espósito, Alejandro Contento, Alejandro Sosa, Marcelo Castro Cano, Juan José Turco, Claudio Formica, Ezequiel María Rubio, el venezolano Tomás Paz, el dominicano Porfirio Martínez, el chileno Pedro Salas, y los brasileños Pablo de Lima, José de Matos Barbosa (ordenado en 1994) y el Hno. Anjo.

Los sacerdotes que salieron eran: Andrés Morello, Antonio Félix Mathet, Alfredo Medina, Ricardo Ruiz Vallejo, José de Jesús Becerra Rodríguez y Rafael Lira Gutiérrez.

En realidad esta salida masiva fue el resultado de una grave crisis que se venía gestando desde hacía tiempo. El Superior de Distrito desde 1980 era el P. Jean-Michel Faure, bajo cuya dirección sucedieron hechos bastante confusos:

a) el rector del seminario, el P. Andrés Morello, fue sustituido en 1988 por Mons. De Galarreta, y enviado al Priorato de Santiago en febrero de 1989. Otro profesor, el P. Sergio Ruiz, fue enviado a la ciudad de México. b) en el Seminario no se enseñaba a los alumnos sobre la infiltración judeo-masónica dentro de la Iglesia Católica. c) se aceptaron a malos seminaristas mexicanos recomendados por las familias Guiscafré Plata y Méndez Casanueva, tales como Juan Carlos Luna Navarrete y Abraham Medina. Ch) el papá del P. Faure era judío y en esas fechas murió y fue sepultado según el ritual judío. d) promovió el ingreso como seminarista de Gustavo Zonana, judío y sobrino del Rabino de Mendoza. e) promovía al P. Álvaro Calderón Robello y al P. Ernesto Cardozo para que fueran maestros en el Seminario, siendo ambos de origen judío (dos tíos de Calderón estaban casados con judías, y un tío suyo, hermano de su madre, recibió homenajes de un instituto científico israelí otorgados solamente a personas judías) f) designó el judío húngaro Andrés Tothvaradjay de Asboth como director de la publicación oficial del Distrito, “Roma Eterna”. g) hasta en tres ocasiones permitió la entrada de homosexuales como aspirantes al Seminario, siendo el caso más escandaloso el de Carlos Urrutigoity. h) mantenía relaciones con las familias judías brasileñas Rosen y Fleichman.

Desde 1988 el P. Sergio Ruiz se dio cuenta de esto y viajando sin permiso del P. Faure fue desde México a Ecóne a exponer la situación a Mons. Lefebvre, quien le pidió que le entregara un informe detallado al P. Schmidberger, Superior General de la Fraternidad. Así se hizo y el resultado fue que Schmidberger defendió a Faure y acusó a Ruiz de calumniador. Entonces el P. Ruiz viajó de nuevo sin permiso a Chile para contactar al P. Morello y juntos viajaron a Ecóne para volver a hablar con Mons. Lefebvre. Como éste no les hizo caso, ambos armaron expedientes completos con todas las pruebas y los mandaron a todos los superiores del Distrito. La respuesta fue que la Fraternidad expulsó formalmente al P. Sergio Ruiz. En el Seminario, el P. Schmidberger personalmente expulsó al seminarista Abraham Medina la mañana del domingo 20 de mayo, siendo éste el detonante para que 20 estudiantes más decidieran irse.

Algunos de ellos (Manuel Odríz Ramírez, Salvador Velásquez Fuentes) todos mexicanos, acuden con el antiguo Rector del Seminario, el P. Morello, y fundan el “Seminario de Nuestra Señora de Guadalupe”, en el poblado de El Bolsón, provincia de Río Negro, en la patagonia Argentina, con una mística jesuítica, formando la Congregación denominada “Compañía de Jesús y de María”, adheridos a la tesis de “cassiciacum”. En 1996 Mons. Martínez ordena en Guadalajara a Manuel Odríz, Salvador Velásquez y a Luis Alberto Madrigal. Este último decide quedarse permanentemente con Monseñor, mientras los 2 primeros regresan a la Argentina con el P. Morello.

El 16 de Junio del 2001 Mons. Martínez ordena en Guadalajara a Adán Martínez, Noel Ramírez y a Rigoberto Sánchez Mariscal. Ya antes había sido ordenado Pedro Hugo Esquives. El P. Odríz y el P. Velásquez llegan a Guadalajara a establecer una Misión. Con esto, en total había 7 sacerdotes y 5 seminaristas en la Congregación. El 21 de septiembre del 2002 Mons. Martínez ordena a Alfredo Contreras.

En México, cuatro sacerdotes de la Fraternidad (Alfredo Medina, Jesús Becerra Rodríguez, Rafael Lira Gutiérrez y Ricardo Ruiz Vallejo) la abandonan. Los tres primeros pasan a ser sedevacantistas y el último de ellos ingresa al año siguiente al “Instituto Cristo Rey Sumo Sacerdote”, haciéndose cargo de una capilla en Madrid. Los PP. Sergio Ruiz, Rafael Lira y José Álvaro Reyes fundan el 17 de Octubre de 1995 en Guadalajara la “Obra Mariana Carmelita”, congregación religiosa que sigue la Regla del Carmen, con el objetivo principal de orar por la conversión del pueblo judío y difundir el mensaje de Fátima.

En diciembre de 1989 son ordenados en La Reja: Ø Silviano Bernabé Uribe (mexicano) Ø Bernardo Terrera (argentino) Ø Porfirio Martínez (dominicano)

XXII

En Enero de 1990 se publica “Itinerario Espiritual siguiendo la Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino”, de Mons. Lefebvre.

En 1990 es electo el P. Peter R. Scott como Superior del Distrito de América del Norte, el segundo más importante para la Fraternidad después del de Francia.

En 1990 se funda al amparo de Eclessia Dei y es autorizada por Juan Pablo II la agrupación sacerdotal denominada “Instituto Cristo Rey Sumo Sacerdote”, fundada por los P. Gilles Wach y Phillipe Mora, el primero es su Superior General.

Establecen un Seminario en Sieci, Florencia, y realizan labor en Italia, Francia, Alemania, Austria, Bélgica, Suiza, España, y Gabón. Para el año 2002 tenían 35 sacerdotes y 60 seminaristas.

El 29 de Junio de 2005 ordenaron sacerdotes a los seminaristas Florent Guimbretiere, Pilles Guitard y Vicent Thomas. En Junio del 2006 son ordenados sacerdotes Laurent Jantaud y Christophe Fontaá, y como diáconos, William Avis, Joseph Luzuy, Matthieu Talarico y Jean de Viennay. Como subdiáconos, Francois-Xavier de Dainville, Rápale Ueda y Alexander Willweber.

El 23 de Junio de 1990 son ordenados en Winona por Mons. Lefebvre los norteamericanos Thomas Scott y Todd Angele. El 29 son ordenados en Ecóne Scott Allen y Kenneth Dean.

XXIV

El 25 de Marzo de 1991 muere Mons. Lefebvre en Ecóne, a los 86 años de edad.

Exactamente un mes después, el 25 de Abril, muere en Campos, Brasil, Mons. Castro-Mayer, a los 87 años.

En 1991 Robert Rodríguez (Fray Cipriano), monje benedictino que abandonó el Monasterio de Le Barroux cuando su Abad se separó de la Fraternidad, funda el Monasterio Benedictino de Nuestra Señora de Guadalupe en Nuevo México, Estados Unidos. Junto con él salió de Le Barroux el monje Thomas Haynos, quien en 1994 fue ordenado en Ecóne, y que fungió como Prior en Gómez Palacio, México, de 1994 a 1997.

En el verano son ordenados en Winona 4 nuevos sacerdotes: J. Patrick Dolan, Edward MacDonald, Kenin Robinson (australiano), y el argentino Carlos Urrutigoity. En Ecóne ordena al irlandés Leo Boyle.

El 28 de Julio de 1991 los Obispos Berrnard Tissier de Mallerais, Alfonso de Galarreta y Richard N. Williamson consagran en Río de Janeiro como obispo al sacerdote Licinio Rangel, para que continuara la obra de Mons. Antonio de Castro-Mayer.

El 18 de Junio de 1992 se funda el Priorato de Manila, desde donde los Padres de la Fraternidad atienden el sureste asiático.

En Winona son ordenados los norteamericanos Michael Harber, David Nichols, Christopher Leith, Benedict Van der Putten, Kenneth Novak y Stephen Stanich. Después sería ordenado en otro seminario David Hewko.

En 1992 el sacerdote norteamericano John Rizzo se pasa a la Fraternidad de San Pedro.

XXV

En Abril de 1993 se traslada la Casa General de la Fraternidad de Ecóne a Menzingen, Alemania. En el verano, es ordenado en Winona el dominico Albert Kallio. En diciembre son ordenados en La Reja el venezolano Tomás Paz y el argentino Juan José Turco.

En junio de 1993 es ordenado el primer sacerdote japonés de la Fraternidad, Thomas Onoda, quien había estudiado en Ecóne.

El 24 de abril de 1994 el alemán Jason Huvar es ordenado en la Cd. De México; y en Winona son ordenados el mexicano Jorge Díaz Ramos, Francis Gallagher, Gerard Ockerse, Thomas Haynos y Louis Alessio.

El 30 de junio el P. Emmanuel Berger, de Le Barroux, abandona la Fraternidad, criticando las consagraciones episcopales.

El 11 de Julio de 1994 Mons. Bernard Fellay es electo Superior General de la Fraternidad, en relevo del P. Schmidberger.

El 21 de Agosto de 1994 muere el P. Louis Coache, a los 74 años de edad, veterano combatiente por la Misa de siempre y la Tradición católica.

En diciembre son ordenados en La Reja los argentinos Claudio Formica y Ezequiel María Rubio, el chileno Pedro Salas y el brasileño Hno. Anjo (Ángel).

XXVI

Para 1995 la Fraternidad tiene ya 336 sacerdotes trabajando en prioratos de 27 países, 226 seminaristas estudiando en 6 seminarios y 600 lugares donde se celebra la Santa Misa.

En abril de 1995 Gerard Calvet, Abad de Le Barroux, concelebró con Juan Pablo II con el Novus Ordo, en el mismo momento en que le iba a presentar una petición a favor de la Misa Tradicional.

El 24 de Junio de 1995 son ordenados por Mons. Galarreta 4 nuevos sacerdotes en el Seminario Americano de Winona: Vicente Griego, Eric Ensey, Joseph Dreher y Greig González.

En Agosto de 1995 el Obispo Emérito de Quezón, Filipinas, Mons. Salvador L. Lazo, anuncia su retorno a la Tradición, después de haber conocido y tratado al P. Paul Morgan, Superior del Distrito de Filipinas.

El 25 de febrero de 1996 fallece en Buenos Aires el P. Raúl Sánchez Abelenda, a los 67 años de edad. Fue de los primeros en Argentina en rechazar el modernismo y de los más cercanos colaboradores de Mons. Lefebvre en este país.

En el verano, son ordenados en Winona 6 sacerdotes: John Fullerton, John Peck, Peter Katzaroff, Marshall Roberts, Robert Neville y Angelo Van der Putten. En Ecóne, son ordenados 3 nortemaericanos: Michael MacMahon, Gerard Beck y Chad Kinney, además del francés Francois Chazal y el belga Michel Boniface. En Australia es ordenado Alan Mullan.

En Julio de 1996 el P. Giulio María Tam (italiano) se ve envuelto en un escándalo a ser acusado por el padre de una joven española de 24 años, Mar Amargo, de haberla seducido, abusando de la dirección espiritual.

Al poco tiempo, otro sacerdote, el español José Luis Brustenga, se ve envuelto en un caso similar. Brustenga había sido ordenado en Ecóne en junio de 1986 y abandonó la Fraternidad en 1989.

El P. Tam fue candidato a diputado al parlamento europeo en las elecciones de Junio de 2004 participando dentro de la lista del partido fascista Alternativa Social, lidereado por Alessandra Mussolini.

A finales de 1996 los Distritos más importantes para la Fraternidad son: Francia, con 33 prioratos y 110 sacerdotes, y Estados Unidos de América, con 15 prioratos y 43 sacerdotes.

El 8 de Diciembre de 1996 son ordenados en La Reja, por Mons. De Galarreta, dos sacerdotes: Claudio Toledo Camargo, brasileño, y Miguel Angel Sánchez Malagón, mexicano.

El 24 de Diciembre de 1996 fallece el P. Marc Van Es.

En este año la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X decide crear sus propios tribunales eclesiásticos especiales para juzgar sobre nulidades matrimoniales, en vista de que los legítimos tribunales diocesanos estaban aplicando anárquicamente el Derecho Canónico, otorgando las nulidades con toda frivolidad. A raíz de esto, algunos sacerdotes renunciaron a la Fraternidad, como el colombiano Rafael Navas Ortiz, quien se quedó atendiendo un oratorio privado en Santiago de Chile.

XXVII

En el verano de 1997 Mons. Tissier ordena en Winona a Frank Kurtz.

El 14 de Diciembre de 1997 son ordenados por Mons. Williamson en La Reja los Seminaristas Héctor Lázaro Romero, argentino, y Luis Gabriel Barrero Zabaleta, colombiano, quien inmediatamente después abandona la Fraternidad.

El 17 de Diciembre de 1997 el sacerdote norteamericano Robert L. Neville abandona la Fraternidad al criticar la posición indecisa que ha ocasionado el surgimiento de la Fraternidad de San Juan en los Estados Unidos.

El 24 de Mayo de 1998 el Obispo Diocesano de Scranton, Pennsylvania, James Timlin, autoriza los estatutos de la “Sociedad de San Juan”, agrupación fundada por el sacerdote argentino Carlos Urrutigoyti, quien había sido acusado de abusos sexuales en el Seminario de La Reja y readmitido en el seminario de Winona, a quien se unen los sacerdotes norteamericanos Eric Ensey y Daniel Fullerton, todos ellos de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X, a la que abandonan. Se les unen los diáconos Dominic O’Connor y Basel Sarweh, todos ellos expulsados del seminario de Winona en mayo de 1997, bajo la sospecha de que buscaban la formación de una nueva agrupación religiosa. A la nueva agrupación se une el P. Marshall Roberts, quien había sido recientemente expulsado del “Instituto Cristo Rey Sumo Sacerdote”, acusado de conductas homosexuales.

Basel Sarweh el 3 de Octubre del mismo año se convierte en el primer integrante de la “Sociedad de San Juan” en ser ordenado sacerdote por Mons. Timlin.

En el verano son ordenados en Winona el sudcoreano Carl Sulzen y el norteamericano Patrick Crane.

El 19 de Diciembre de 1998 son ordenados en La Reja, por Mons. Tissier de Malerais, 4 nuevos sacerdotes: Mario Guillermo Trejo Cortés, argentino, Gustavo Toledo Camargo, brasileño, Fidel Puga Cuevas, mexicano, y Julio César Coca, boliviano.

 XXVIII

 El 17 de enero de 1999 el cura párroco de Harkirchen, Alemania, Antón Mohard, abandona la iglesia modernista y se pasa a la Fraternidad de San Pío X.

En 1999 el Card. Jorge A. Medina Estévez, prefecto de la Sagrada Congregación para el Culto Divino, se niega a celebrar la Misa Tradicional en la peregrinación a Roma y Chartres de la Fraternidad de San Pedro, argumentando que “no le compete la liturgia tradicional”.

En 1999 se funda el Pre-Seminario San Bernardo en la población filipina de Santa Bárbara, provincia de Iloilo. El P. Benoit Wailliez es el Rector.

El 4 de mayo el australiano Gary Campbell abandona la Fraternidad. Había sido ordenado en 1994 en Winona.

En Estados Unidos son ordenados en junio Damien Fox, Gnanapragash Suresh (hindú), John Jenkins y en Ecóne, Paul Bierer, así como el español Juan María de Montagut Puertollano.

El 11 de Diciembre de 1999 son ordenados en La Reja por Mons. Tissier de Mallerais 3 nuevos sacerdotes: Carlos Herrera, chileno, junto con Joaquín Cortés y Alfonso Calsina, argentinos.

Fuente: http://elintegristamejicano.blogspot.com/

----------------------------------------------

ÍNDICE DE ¿QUO VADIS FSSPX?