CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

MURIÓ LUTERANA POR
CONSEJO DE RATZINGER


He aquí algo que dejará en estado de choc a los múltiples tradicionalistas admiradores del "Papa" Benedicto XVI, el papa bueno y de fe neta, frente al otro malo malísimo. Ambos al parecer cumplen las profecías del cisma, con los dos papas, como algunos transmiten últimamente: Su adorado Ratzinger, el papa teólogo y firme conservador, DESACONSEJA, la conversión a la Iglesia Católica, a una conocida traductora del Vaticano, que después de muchos años trabajando en la traducción al alemán de muchísimos documentos, quería convertirse al catolicismo. Pero el consejo vino de alguien importante. ¡No lo hagas! Podrás hacer mucho por las dos "iglesias" permaneciendo protestante.]


QUISO CONVERTIRSE. ESCUCHÓ AL
CARDENAL RATZINGER Y MURIÓ LUTERANA

“Papa” Benedicto XVI, a la derecha, con Nikolaus Schneider, jefe de los luteranos
“Papa” Benedicto XVI, a la derecha, con
Nikolaus Schneider, jefe de los luteranos

Sigrid Spath era la más conocida traductora de alemán en Roma. Trabajó en la Casa Sigrid SpathGeneral de los Jesuitas, y luego en el Vaticano, desde los tiempos de Pablo VI y ha  traducido alrededor de 70.000 páginas de documentos de italiano, francés, Inglés, español o polaco al alemán, así como varios textos de Joseph Ratzinger, siendo Cardenal o Papa, dado que éste también escribió textos originales en italiano. Nieta de un pastor luterano, Spath nació en Villach (Austria), el 1 de agosto, 1939 (es decir, sólo un mes antes de la guerra), y murió este Domingo, 02 de febrero 2014, en Roma.
Que descanse en paz.

La información anterior sobre Sigfrid Spath proviene de la Radio Vaticana artículo (en alemán) , de donde hemos elegido este notable pasaje:

Sigrid Spath tradujo en este  caso [documentos escritos por el Papa en italiano] del Papa alemán al alemán. Uno de sus libros favoritos fue “Introducción al Cristianismo” de Ratzinger,  del cual se repartieron decenas de ejemplares a los estudiantes protestantes que visitan Roma.

Como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Joseph Ratzinger le encargó personalmente de la versión al alemán de documentos especialmente sensibles, tales como su respuesta a las objeciones de los teólogos protestantes a la Declaración Conjunta sobre la Doctrina de la Justificación en 1999. También fue el cardenal Ratzinger quien, según su propio testimonio, aconsejó  a Sigrid Spath que siguiera siendo protestante, y no se convirtiera a la Iglesia Católica, como así lo había considerado en un momento de crisis. Ella  podía hacer más por las dos iglesias si permanecía protestante, le dijo el Cardenal. Así pues permaneció  protestante en la Christuskirche de Roma  [la comunidad evangélico-luterana de Roma] a lo largo de toda su vida.

3 de septiembre de 2011: Benedicto XVI
3 de septiembre de 2011: Benedicto XVI
predica en la catedral de Erfur

Nota: Si es posible, debe evitarse tomar decisiones trascendentales en momentos de angustia y de crisis personal, cuando es imposible la reflexión y la meditación. Pero la razón dada por el Cardenal de por qué ella debía seguir siendo protestante obviamente influyó en ella de manera duradera, por lo que se sintió obligada a declarar esto abiertamente a otros.

Fuente: Rorate Coeli

[A continuación comentario de     Novus Ordo Watch]

Si bien este testimonio en realidad no es una sorpresa para aquellos que son conscientes de la verdadera naturaleza y propósitos de la engañosa  Secta del Novus Ordo, debería servir como una seria llamada de atención para todos aquellos que se engañan a sí mismos creyendo que Joseph Ratzinger es un verdadero  católico, incluso un firme conservador o tradicionalista.

Además, es un recordatorio muy importante que pese a todas las falsas excusas dadas (por ejemplo, el supuesto “verdadero” significado de la expresión “hacer proselitismo”), es claro como el cristal que la religión del  Novus Ordo, especialmente la de sus más altas autoridades del Vaticano, no predica ni busca la conversión de los no católicos a la fe católica. De hecho, en su visita en  2005 a Colonia, Alemania, con motivo del Día Mundial de la Juventud, Ratzinger-Benedicto declaró explícitamente que la unidad de los cristianos buscada por su ecumenismo “no significa lo que se podría llamar ecumenismo de vuelta: es decir, negar y rechazar la fe de la  propia historia“( fuente ). Sin embargo, este asunto de  ”volver a la Iglesia Católica” es precisamente en lo que el Papa Pío XII insistió señalando que es  la única manera de lograr la unidad querida por Cristo: “… la única verdadera unión [está] en el retorno de los disidentes a la verdadera Iglesia de Cristo“(Instrucción Ecclesia Catholica, sec. II, 1949).

Los modernistas del Vaticano rechazan el dogma católico.  Simplemente, no creen, y mucho menos profesan,  lo que se debe, es decir, que para salvarse, es necesario morir dentro de la Iglesia Católica. En numerosas ocasiones la Iglesia  ha definido infaliblemente que  fuera de ella, nadie puede ser salvo (véase  Denz. 469 y 714 , por ejemplo). Resumiendo, esa gente no es católica, sino hereje. Por esta razón, no son miembros de la Iglesia Católica y no pueden ocupar cargos en la misma. ¡Son charlatanes!

En una reciente conferencia, el Sr. Louie Verrecchio hizo un comentario muy acertado diciendo que tal vez lo único “nuevo” de la llamada “Nueva Evangelización” es que no parece que realmente evangelicen. Este ejemplo de la señora Spath y Joseph Ratzinger, es aún peor: un esfuerzo directo y positivo para evitar que se lleve a cabo la conversión. Ratzinger es un agente del infierno, peor que cualquier asesino en masa, porque  éste asesina los cuerpos, no las almas, como hace Ratzinger. Contra él nos advirtió Nuestro Señor: “No temáis á los que matan el cuerpo, y no pueden matar el alma: temed más bien a aquél que puede perder el alma y el cuerpo en el infierno” (Mt. 10: 28).

Témanle a él

Visto en "Amor de la Verdad"

ABOMINABLE ECUMENISMO