CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

 


Ratzinger con el rabino Leon Kienski

Las palabras del "Cardenal Bergoglio" son clara
demostración de una de las herejías de la iglesia
conciliar: fuera de la Iglesia hay salvaciòn".

Recordemos:
No hay verdadera caridad sin confesión de la verdadera fe

     El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Jorge Mario Bergoglio, presidió ayer un homenaje en la catedral metropolitana al rabino León Klenicki, quien fue recordado por representantes cristianos y judíos por su invalorable contribución al diálogo interreligioso, una tarea que fue “su estandarte y la pasión de su vida”.

     Tras la presentación del religioso judío fallecido el pasado 25 de enero a los 78 años por parte del presbítero Fernando Giannetti, de la Comisión de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso, de la arquidiócesis de Buenos Aires, se sucedieron los testimonios de Alberto Zimerman, Roberto Bosca, el rabino Felipe Yafe y el presbítero Rafael Braun.

     A su turno, el cardenal Bergoglio consideró que la vida de Klenicki "nos hizo bien" a cristianos y judíos, porque "sembró. Vimos frutos y los veremos más todavía. Fue un hombre de transformaciones revolucionarias: transformó el diálogo en camino, sublimó la política de los pequeños pasos en profecías y supo hacer de la actitud de la mano tendida la grandeza del corazón abierto y el corazón tendido".

     "Este hombre ungió la historia de judíos y cristianos con su mansedumbre. Esa mansedumbre que los testimonios que hemos escuchado decían de diversa manera: escuchar al otro, entrar en el otro, sentido del humor, silencio, respeto, oración común…", subrayó.

     El cardenal Bergoglio insistió en que a judíos y cristianos "nos viene muy bien que él (Klenicki), desde la contemplación del misterio, nos bendiga; nos vuelva a ungir con esta mansedumbre que transforma el diálogo en camino, los pequeños pasos en profecía y la mano tendida en corazón abierto".

     El homenaje fue organizado por la Comisión Arquidiocesana de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso, y recibió un sinnúmero de adhesiones por parte de organizaciones tanto judías, cristianas como de otros