CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

EN BUENOS AIRES: ENCUENTRO
DE LA COMUNIÓN RENOVADA DE
EVANGÉLICOS Y CATÓLICOS


miércoles 5 de septiembre de 2007


El que coopera communicatio in sacris, contrario a la
provisión del canon 1258, es sospechoso de herejía

Canon 2316

El código Canónico de 1917, condena severamente como
sospechoso de herejía a las personas que participan en
ceremonias religiosas con herejes -communicatio in sacris-

(Canones 1258, 2259, 2261, 2315, 2316, 2338, par. 3)

NOTICIA EN ZENIT: PULSAR AQUÍ

EN LA IGLESIA CONCILIAR, OBLIGAN A LOS
FIELES A RECIBIR LA COMUNIÓN DE PIE,
PERO EL CARDENAL PRIMADO DE LA
ARGENTINA SE ARRODILLA PARA RECIBIR
LA BENDICIÓN DE UN PASTOR EVANGÉLICO

Apostasia de Bergoblio
EL CARDENAL BERGOGLIO, ARRODILLADO, RECIBE UNA BENDICIÓN
¿QUIÉN ES EL QUE LO "BENDICE"? ¿UN PASTOR EVANGÉLICO, QUIZÁS?
A LA IZQUIERDA DE LA FOTO, Y DERECHA DEL CARDENAL, PODEMOS
VER A RAINIERO CANTALAMESSA, PREDICADOR DE LA CASA PONTIFICIA

      Católicos carismáticos y evangélicos pentecostales protagonizaron ayer un gesto que no dudaron en considerar un importante paso hacia la unidad de los cristianos.

   Se trató del III Encuentro Fraterno organizado por la fundación Creces (Comunión Renovada de Evangélicos en el Espíritu Santo) en el Luna Park. Sus principales oradores fueron el predicador del Papa, el franciscano italiano Raniero Cantalamessa -que llegó ayer al país para dictar un retiro a los obispos- y el pastor, también italiano, Giovanni Traettino.

   Unos 7000 fieles católicos y evangélicos participaron de las disertaciones y alabanzas que se desarrollaron durante todo el día y fueron presididas por Marcos Witt, predicador mexicano que tiene en su haber ocho premios Grammy para la música religiosa.

   El momento más emotivo fue la recepción que los presentes dieron al cardenal BergoglioJorge Bergoglio, que dirigió un breve saludo y pidió, como es su costumbre, que rezaran por su persona. Los pastores lo tomaron en serio. El cardenal se arrodilló y todos los presentes pidieron para él -de quien dijeron que es "una de las voces proféticas de la Nación"- abundancia de sabiduría.

   Bergoglio, que se mezcló entre la gente en una tribuna, dos horas antes de dirigir su saludo, dijo que se empezaba a ver "una diversidad reconciliada".

   Traettino afirmó que el destino de los pentescostales y carismáticos "es ser un factor de reconciliación en la Iglesia e instrumento de unidad". Coincidió con Cantalamessa al afirmar que la unidad de la Iglesia no es una opción, sino una realidad, "porque Dios es uno", y que su reconocimiento requerirá un largo camino que, desde ayer, dijeron, se ha acortado.