CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

ENCUENTRO DEL PADRE CANTALAMESSA
PREDICADOR DE LA CASA PONTIFICIA
CON CON EL PASTOR
HEREJE CARISMÁTICO HINN

Tomado de: SITIO DEL PASTOR BENNY HINN

   Nadie ignora seguramente que San Juan mismo, el Apóstol de la caridad, el que, en su Evangelio, revela de alguna forma los secretos del Corazón de Jesús, el que no cesaba de recordar a cuantos lo oían el precepto nuevo: “Amaos los unos a los otros”, prohibía de manera absoluta toda relación con los que no profesaban la doctrina de Cristo completa y pura: “Si alguno viene a vosotros y no trae esta doctrina, no lo recibáis en vuestra casa y no lo saludéis siquiera”. Por lo tanto, ya que la caridad tiene como fundamento una fe sincera e íntegra, la unidad de la fe debe ser por ende el lazo primordial que una a los discípulos de Cristo. (Pío XI: Carta Encíclica “Mortalium animos”)

   El miércoles 22 de noviembre de 2006, el pastor Benny Hinn P. Cantalamessa con el Pastor Benny Hinnllegó al destino final de su viaje internacional de diez días, que incluía una gira por Tierra Santa así como una serie de conferencias en Londres, y en Atenas. Ese día viajó a Roma para encontrarse con el padre Rainiero Cantalamessa.

   El Padre Cantalamessa es un Franciscano Capuchino, sacerdote católico que en 1980 fue designado por Juan Pablo II como predicador de la P. Cantalamessa con el Pastor Benny HinnCasa Pontificia. Como predicador oficial, el padre Cantalamessa predica un sermón semanal en Adviento y Cuaresma en presencia del Benedicto XVI, los cardenales, obispos y toda la plana mayor de la Santa Sede. El título y cargo de Predicador de la Casa Pontificia, también conocido como Predicador Apostólico, se remonta a la época de Pablo IV (1555-1559). En 1743 el Papa Benedicto XIV reservó ese cargo exclusivamente a la Orden de los Frailes Menores capuchinos.

   El padre Cantalamessa trató de esncontrar al pastor Benny en 2005, durante la "Cruzada de Roma" (ver: Rome Crusade in September 2005), P. Cantalamessa con el Pastor Benny Hinnpero fue uno de los más de 6.000 que no pudieron entrar al estadio debido a que ya se había colmado la capacidad del mismo. De todas formas, él siguió el servicio en las pantallas colocadas afuera del Palalottomatica y se impresionó con el énfasissobre Jesucristo Nuestro Salvador y Healer. Después de varios meses de tratar de arreglar su muy ocupada agenda para hacer posible un encuentro, el pastor Benny y el padre Cantalamessa pudieron encontrarse cara a cara y tener una larguísima discusión privada.

   Después de su encuentro, los dos hombres rogaron el uno por el otro. El pastor Benny obsequió al padre Cantalamessa un DVD con los puntos culminantes de la Cruzada de Roma,

Sede Vacante