CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

EL ARCHIHEREJE MÜLLER DICE QUE CATÓLICOS Y PROTESTANTES ESTÁN UNIDOS EN LA IGLESIA VISIBLE


A la derecha, Gerhard Ludwig Müller, el prefecto de la Congregación para la Destrucción de la Fe
A la derecha, Gerhard Ludwig Müller, el prefecto
de la Congregación Para la Destrucción de la Fe

Está muy bien que nos enteremos que Müller cree que la secta conciliar y los protestantes forman parte de una misma iglesia. ¿Qué otra cosa debemos saber? ¿Que ninguna de las dos e miembro de la Única Verdadera Iglesia Católica?

En su libro  Mit der Kirche Denken [Pensando con la Iglesia], hablando del objetivo del diálogo ecuménico, Müller afirma (observemos la obscura redacción, típica de los modernistas): "El resultado no debe ser que una de las partes intervinientes en el diálogo sea derrotada, sino que ambas, enriquecidas por la crítica y los aportes de la otra, converjan en la valoración de la Palabra de Dios y sean el testimonio visible de esa unidad interna y externa" (Mit der Kirche Denken, p 325. ). ¿Lo captaste?!

Durante una ceremonia en la Academia Católica de Baviera el 11 de octubre de 2011, Mons. Gerhard Ludwig Müller, más tarde elegido por Benedicto XVI para ser Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dio un premio ecuménico al obispo luterano Johannes Friedrich. En el discurso pronunciado por Müller en esa ocasión, afirmó que la base sobre la cual las relaciones entre católicos y herejes se establecen ya no es la doctrina  o el concepto de la Iglesia, sino más bien el bautismo que es común a  religiones verdaderas o  falsas.

Verdadera Doctrina:

De la Encíclica Mortalium Animos de S.S.. Pío XI ..: Convencidos de que son rarísimos los hombres privados de todo sentimiento religioso, parecen haber visto en ello esperanza de que no será difícil que los pueblos, aunque disientan unos de otros en materia de religión, convengan fraternalmente en la profesión de algunas doctrinasque sean como fundamento común de la vida espiritual. Con tal fin suelen estos mismos organizar congresos, reuniones y conferencias, con no escaso numero de oyentes, e invitar a discutir allí promiscuamente a todos, a los infieles de todo género, a cristianos y hasta a aquellos que apostataron miserablemente de Cristo o con obstinada pertinacia niegan la divinidad de su Persona o misión. Cuantos sustentan esta opinión, no solo yerran y se engañan, sino también rechazan la verdadera religión, adulterando su concepto esencial, y poco a poco vienen a parar al naturalismo y ateísmo; de donde claramente se sigue que, cuantos se adhieren a tales opiniones y tentativas, se apartan totalmente de la religión revelada por Dios. Pero donde con falaz apariencia de bien se engañan más fácilmente algunos, es cuando se trata de fomentar la unión de todos los cristianos Por tanto, ¿cómo es posible imaginar una confederación cristiana, cada uno de cuyos miembros pueda, hasta en materias de fe, conservar su sentir y juicio propios aunque contradigan al juicio y sentir de los demás? ¿Y de qué manera, si se nos quiere decir, podrían formar una sola y misma Asociación de fieles los hombres que defienden doctrinas contrarias, como, por ejemplo, los que afirman y los que niegan que la sagrada Tradición es fuente genuina de la divina Revelación; los que consideran de institución divina la jerarquía eclesiástica, formada de Obispos, presbíteros y servidores del altar, y los que afirman que esa jerarquía se ha introducido poco a poco por las circunstancias de tiempos y de cosas; los que adoran a Cristo realmente presente en la Sagrada Eucaristía por la maravillosa conversión del pan y del vino, llamada transubstanciación, y los que afirman que el Cuerpo de Cristo está allí presente sólo por la fe, o por el signo y virtud del Sacramento

 [Mülle dicer: Cuerpo y sangre de Cristo no significan las partes físicas del hombre Jesús durante su vida o en su cuerpo glorificado, el obispo explica: Cuerpo y sangre significan aquí específicamente una presencia de Cristo en el SIGNO mediato del pan y del vino. La Santa Comunión expresa, según Müller, la comunión con Jesucristo, mediante la consumición de pan y vino.]

Continuamos con Mortalium Animos:

los que en la misma Eucaristía reconocen su doble naturaleza de sacramento y sacrificio, y los que sostienen que sólo es un recuerdo o conmemoración de la Cena del Señor; los que estiman buena y útil la suplicante invocación de los Santos que reinan con Cristo, sobre todo de la Virgen Maria Madre de Dios, y la veneración de sus imágenes, y los que pretenden que tal culto es ilícito por ser contrario al honor del único Mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo?porque la unión de los cristianos no se puede fomentar de otro modo que procurando el retorno a los disidentes a la única y verdadera Iglesia de Cristo, de la cual un día desdichadamente se alejaron; a aquella única y verdadera Iglesia que todos ciertamente conocen, y que por la voluntad de su Fundador debe permanecer siempre tal cual. El mismo la fundó para la salvación de todos. Nunca, en el transcurso de los siglos, se contaminó esta mística Esposa de Cristo, ni podrá contaminarse jamás, como dijo bien San Cipriano: No puede adulterar la Esposa de Cristo; es incorruptible y fiel. Conoce una sola casa y custodia con casto pudor la santidad de una sola estancia Ahora bien, en esta única Iglesia de Cristo nadie vive y nadie persevera, que no reconozca y acepte con obediencia la suprema autoridad de Pedro y de sus legítimos sucesores. ¿No fue acaso Obispo de Roma a quien obedecieron, como a sumo Pastor de las almas, los ascendientes de aquellos que hoy yacen anegados en los errores de Focio, y de otros novadores?

Fuentes:

ABOMINABLE ECUMENISMO CONCILIAR