CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

FRANCISCO CASÓ A DOS DESCONOCIDOS, PERO
SE NIEGA A ESCUCHAR TESTIGOS INCÓMODOS
Sandro Magister


26 de enero de 2018


> Italiano
> English
> Español
> Français

Puntuales, las palabras dichas por el papa Francisco a gran altura, esta vez durante su vuelo de regreso desde Perú a Roma, en la noche entre el 21 y 22 de enero, han producido la enésima confusión:

> Video de la conferencia de prensa del papa Francisco

Fueron dos los argumentos explosivos de la rueda de prensa, ambos localizados en Chile: el destino del obispo de Osorno, Juan de la Cruz Barros Madrid, y el matrimonio-relámpago celebrado por el Papa entre una azafata y un auxiliar de vuelo, durante el vuelo de Santiago a Iquique.

En este segundo caso, Francisco dijo que él juzgó en el momento que "todas las condiciones eran claras" para la validez del sacramento y por lo tanto que podría ser celebrado inmediatamente. Para madurar esta certeza explicó que fueron suficientes las palabras de los dos esposos.

Respecto al obispo de Osorno, ha sucedido lo contrario. El Papa dijo que "estudió y reestudió" durante mucho tiempo el caso, pero le han faltado las "evidencias" de su culpabilidad. Y por esta razón mantiene al obispo a la cabeza de la diócesis, a pesar de las acusaciones que siguen siendo llevadas contra él, acusaciones que para el Papa son en realidad "calumnias".

En Chile, respondiendo bruscamente a la pregunta de una periodista, Francisco había hablado no de “evidencias” faltantes, sino de “pruebas”. Y por el uso de esta última palabra – en realidad poco o para nada diferente de la anterior – pidió disculpas en el avión. Mantuvo firme, por el contrario, el uso correcto de la palabra “calumnia” aplicada por él a quien se dice víctima de abusos sexuales que el Papa considera que nunca acontecieron.

Pero dijo también que jamás había hecho caso a las “victimas”, porque no “han venido” ni “se han presentado” ante él. Cuando en realidad ellos han pedido una y mil veces ser escuchados por el "Papa", para que pudiera verificar sobre la base de sus testimonios precisamente esas “evidencias” que él sigue diciendo que le faltan.

Durante el vuelo de regreso a Roma, Francisco proporcionó también una nueva exégesis de la carta escrita por él a los "obispos" chilenos el 31 de enero de 2015 y dada a conocer por "Associated Press" en la víspera de este viaje a Chile.

Por la forma en que se escribió esa carta, de hecho, parecía dar a entender que incluso el propio Francisco consideraba justo, hasta el 2014 en su totalidad, la exoneración de ese "obispo", excepto que después cambió de opinión y lo promovió, el 10 de enero de 2015, a la sede de Osorno.

Pero ahora parece que no fue así. De las palabras dichas por Francisco en el avión se debería deducir que él ha considerado siempre a ese "obispo" "valiente y bueno", incluso cuando "alguna persona de la Conferencia Episcopal chilena” quería que renunciara. Y, de hecho, no una sino dos veces el "Papa" dijo que había rechazado su renuncia, tanto antes como después del nombramiento a Osorno, porque aceptarlo habría significado "admitir su culpabilidad", cuando en su lugar, él recalco: "estoy convencido de que es inocente".

En esta maraña de contradicciones, sigue sin explicarse por qué se les ha dado muchísimo crédito a las víctimas del guía espiritual del "obispo" de Osorno, el sacerdote Fernando Karadima, llegando rápidamente a la condena canónica del réprobo, mientras que a algunas de estas mismas víctimas no se les da crédito y ni siquiera son escuchadas, cuando acusan al "obispo".

En la conferencia de prensa en el avión, Francisco dijo también que había "agradecido" al cardenal Sean O'Malley, jefe de la Pontificia Comisión para la Tutela de los Menores, por las palabras dichas por él sobre la cuestión.

En realidad, la nota publicada por el cardenal el 20 de junio en la pagina web de la arquidiócesis de Boston, es cualquier cosa menos coincidente con lo dicho por el "Papa".

O'Malley dijo que "es comprensible que esas palabras de Francisco hayan sido fuente de gran dolor para las víctimas de abusos sexuales ", porque "expresiones como ´si no puedes probar tus acusaciones, no se te puede creer´ relegan a las víctimas al exilio del descrédito":

> Cardinal O'Malley: Pope caused "great pain" for abuse survivors in Chile

Volviendo al matrimonio-relámpago bendecido por Francisco en el vuelo entre Santiago de Chile e Iquique, se advierte que ese desenlace había sido hecho presagiar por los mismos esposos ya un mes antes, en una entrevista publicada el 19 de diciembre en el diario chileno "El Mercurio":

> Con emoción y nerviosismo: Tripulación del avión que trasladará al Papa en Chile cuenta cómo recibieron la noticia

Pero en el avión todo parece haber acontecido sorpresivamente, a juzgar por el video de las “ultimas noticias” dado inmediatamente después por los mismos esposos a los periodistas en vuelo con ellos:

> Il papa: "Vi sposo, dai, facciamolo!"

Y también Francisco – según lo dicho por el durante el vuelo a Roma – parece que ha sido tomado de sorpresa con la idea de casar a la azafata y al auxiliar de vuelo, pero que decidió proceder al instante, dando crédito inmediato a los dos.

Y al periodista que en la conferencia de prensa le preguntó "qué les diría a los párrocos que se encuentran frente a novios que tienen intenciones de casarse en aviones o en barcos", le respondió tranquilo:

"Se debe decir a los párrocos que el Papa los interrogó bien".

De: Settimo Cielo

-------------------------------------------

JORGE MARIO BERGOGLIO 2018