CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

BERGOGLIO EL "PAPA" DE LOS CONDENADOS


Por los frutos conoceremos al
impostor y falso papa Bergoglio.

Ana Catalina Emmerich describe que la Anti-iglesia tiene su propio papa, el papa de los condenados, de los réprobos.

El Sacerdote Mariano experto en el Tercer secreto de Fátima Paul Kramer explicó : 

Ana Catalina Emmerich, la monja agustina estigmatizada, describió la iglesia falsificada, a la que ella llamó “La falsa iglesia de las tinieblas”. Los errores de la ortodoxia y del protestantismo serán adoptados por esa falsa iglesia ; esa será una iglesia ecuménica porque el usurpador será reconocido por el mundo – no por los fieles, sino por el mundo – por el mundo secular y los gobiernos seculares. El usurpador será reconocido como el Papa legítimo de la “iglesia”, y cabeza legítima del Estado Vaticano. Esa “Iglesia” estará unida con todas las falsas religiones. Estas se unirán bajo la universalidad del paraguas masónico. De esa heterogénea unión ecuménica se establecerá la religión del supuesto mundo civilizado. Así será como entraremos en el tiempo de la gran persecución tal como el mundo nunca ha visto. Persecución como nunca antes En nombre de la “civilización del amor”, “en nombre de la “unidad”...

Profecías de la Beata Ana Catalina Emmerich

LA COMUNIÓN DE LOS PROFANOS

Todo es (en esta «falsa iglesia») fundamentalmente malo; es la comunión de los profanos.

No se decir hasta donde todo lo que ellos hacen es abominable, pernicioso y vano. (AA.II.89)

¡Quieren ser un solo cuerpo en algo diferente que el Señor! (AA.II.89)

Tuve una visión en la que vi a los otros en la falsa iglesia, edificio cuadrado, sin campanario, negro y sucio, con una cúpula elevada. Ellos estaban en gran intimidad con el espíritu que reinaba ahí. Esta iglesia está llena de inmundicias, de vanidades, de necedad y de oscuridad. Casi nadie de ellos conocía las tinieblas en medio de las cuales trabajaba. Todo es puro en apariencia: pero no es más que vacío. (AA.II.88)

(La falsa iglesia) está llena de orgullo y de presunción, y con eso destruye y conduce al mal con toda clase de buenas apariencias. Su peligro está en su inocencia aparente (AA.II.89)

Ellos construían una gran iglesia, extraña y extravagante; todo el mundo tenía que entrar en ella para unirse y poseer allí los mismos derechos; evangélicos, católicos, sectas de todo tipo: lo que debía ser una verdadera comunión de los profanos donde no habría más que un pastor y un rebaño. Tenía que haber también un Papa pero que no poseyera nada y fuera asalariado. Todo estaba preparado de antemano y muchas cosas estaban ya hechas: pero en el lugar del altar, no había más que desolación y abominación. (AA.III.188)

-------------------------------------------

APOSTASÍA