CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

LOS "OBISPOS" ALEMANES SE DECLARAN INDEPENDIENTES DE ROMA EN LO REFERENTE A LAS UNIONES DEL MISMO SEXO


Reinhard Marx, president of the German bishops' conference
Reinhard Marx, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana

Los obispos alemanes han declarado su independencia de Roma sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo: ¿hasta dónde se ha extendido la podredumbre?

¿Los “obispos” alemanes se han movido decisivamente hacia un estilo anglicano (o tal vez galicano) de secesión de la autoridad doctrinal de Roma?

¿Estamos ante una campaña liberal-católica internacional dirigida a la aceptación por parte de la “Iglesia” del matrimonio entre personas del mismo sexo?

Primero Alemania

El 30 de julio, el sitio web de la Conferencia Episcopal Alemana informó que a una mujer que dirige un Centro de Día de Cáritas en Baviera, en abril le pidieron que abandonara su puesto debido a su anuncio de que se iba a "casarse" con una mujer. Ahora la decisión ha sido anulada.

El cardenal Reinhard Marx, "arzobispo" de la diócesis de Múnich, se ha comprometido a poner en práctica de inmediato las nuevas regulaciones aprobadas por la Conferencia Episcopal Alemana, a fines del mes de abril de 2015,sobe la drástica liberalización de las reglas disciplinarias de la Iglesia "católica" en Alemania. En el pasado, se pedía a los empleados que de manera deliberada y persistente no vivían de acuerdo a la enseñanza moral de la Iglesia que dejaran su puesto en las instituciones de la Iglesia (como sucedió al principio en este caso) No todos los obispos alemanes aceptan estas nuevas reglas, aunque la mayoría lo hacen, tres diócesis declararon que no van a poner en práctica estas decisiones: las de Passau, Ratisbona y Eichstätt (al parecer, sigue siendo todavía, territorio de Ratzinger)

La mayoría de las diócesis alemanas, sin embargo, se están alineando a favor de la declaración de independencia del Magisterio. La Conferencia Episcopal Alemana también ha expresado su apoyo a la campaña del cardenal Kasper para permitir la administración de la Santa Comunión a divorciados y vueltos a casar civilmente.

Pero otro obispo alemán, el cardenal Gerhard Mueller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe- declaró que las conferencias episcopales nacionales, no son aptas para tomar decisiones doctrinales o disciplinarias, relativas al matrimonio y a la familia.

"Es una idea absolutamente anti-católica que no respeta la catolicidad de la Iglesia", dijo el cardenal Mueller cuando se le preguntó si ciertas decisiones doctrinales o disciplinarias sobre el matrimonio y la familia podrían ser delegadas a las conferencias episcopales.

"Las Conferencias Episcopales tienen autoridad sobre ciertos asuntos, pero no son un magisterio paralelo al Magisterio, sin el Papa y sin comunión con todos los obispos", continuó.

Fuente: Catholic Herald

---------------------------------------

APOSTASÍA