CATÓLICOS ALERTA

Defendiendo nuestra fe

EL GOBIERNO CONFIRMÓ OFICIALMENTE
QUE 4 VACUNAS DEL CALENDARIO ARGENTINO
FUERON ELABORADAS A PARTIR
DE CÉLULAS DE FETOS ABORTADOS


20 de julio de 2019 - Ante un pedido de informes realizado al ANMAT, el gobierno detalló los componentes de las vacunas que integran el calendario obligatorio en nuestro país, confirmando que 4 de ellas fueron desarrolladas utilizando células humanas diploides, compuestas por fibroblastos tomados de pulmón de feto humano de 14 semanas de gestación.


Publicado en EL DISENSO el 1 marzo, 2019

En enero de esta año, desde El Disenso dimos a conocer que el gobierno publicó la nueva Ley 27.941 conocida como Ley de Vacunación Compulsiva. A partir de esta norma, los argentinos que no tengan aplicadas todas las vacunas del calendario oficial para niños y adultos, ya no podrán tramitar o renovar su DNI, pasaporte, certificado prenupcial o licencia de conducir, ni acceder a planes sociales; y en última instancia, podrán ser sometidos a la vacuna de forma compulsiva.

El autor de la iniciativa que fue aprobada sin debate y por unanimidad, fue el diputado Pablo Yedlin, quien estima que la Nación deberá invertir u$s 400 millones para la aplicación de la ley, que serán imputados a las partidas del presupuesto general de la administración pública correspondiente al Ministerio de Desarrollo Social, garante de la adquisición de los insumos requeridos para la vacunación masiva. Estas acciones se llevaran a cabo en los establecimientos educativos, donde se entenderá que media “autorización tácita” por parte de los padres.

A raíz de esta decisión, un grupo de abogados presentó un pedido de informes ante el ANMAT a fin de que el organismo brinde un detalle pormenorizado del contenido de composición y excipientes de cada una de las vacunas previstas como obligatorias. La respuesta oficial, que lleva la firma de la doctora Marina Alejandra Rossi, se efectivizó el pasado 18 de febrero.

vacunacion

Actualmente se están utilizando en el país 5 vacunas HDCV (células diploides humanas), cuatro de ellas integran el calendario de vacunación obligatoria. De acuerdo a Rossi, la producción de vacunas contra la Hepatitis A; Rubéola; Varicela; Herpes zóster y Rabia utilizan como sustrato celular las líneas MRC-5 y WI-38, ambas compuestas por fibrolastos tomados de pulmón de feto humano. La utilización de células de tejido embrionario para el desarrollo de vacunas data del año 1962.

En la actualidad existen 24 vacunas que contienen componentes que fueron producidos utilizando líneas celulares fetales.

Esto no significa que las vacunas del calendario poseen células de fetos abortados adentro, sino que las mismas son elaboradas con las líneas celulares MRC-5 y WI-38 que, de acuerdo al documento oficial, están “compuestas por fibroblastos tomados de pulmón de feto humano“. 

En julio de 2018, cuando la Ley IVE pasó de diputados a senadores, El Disenso fue el único medio que advirtió que el proyecto de ley IVE no reglamentaba la disposición del producto de los abortos quirúrgicos, constituyendo así un marco de legalidad para el comercio de tejido fetal y otros remanentes. La omisión de restricciones pudo deberse a una grosera deficiencia en la técnica legislativa del proyecto, o a la intención deliberada de implementar un plan de negocios sobre el cuerpo de la mujer y los despojos del no nacido.

Nota Relacionada: IVE en el Senado: Las pruebas de que IPPF lucra con la venta de órganos y tejidos procedentes de bebés abortados: Ver AQUÍ

También expusimos que Planned Parenthood, la multinacional que en la Argentina envió a sus representantes financiados a promover las bondades del aborto legal al tiempo que desde las redes “exigía” al Senado la aprobación de la IVE, es la misma empresa que en Estados Unidos fue investigada por el Congreso norteamericano por el tráfico de tejidos fetales, células y fluidos producto de los abortos realizados en sus clínicas.

Nota Relacionada: La multinacional abortista IPPF le “Exige” al Senado que vote la IVE

Cuando el informe final del comité judicial del Departamento de Justicia de los Estados Unidos encontró la evidencia suficiente para demostrar que Planned Parenthood lucraba con la venta los productos fetales, IPPF se vio obligada a emitir un comunicado donde, apelando al “gran valor para la ciencia”, confirmó que las clínicas abortistas asociadas son proveedoras de tejidos reproductivos humanos (incluyendo tejidos fetales, células y fluidos), aclarando que ellos prestan “especial atención al permiso para conducir investigaciones utilizando productos de la concepción, incluido el tejido fetal derivado de embarazos abortados” y que “la investigación utilizando tejidos fetales producto de abortos es legal, y se conduce de manera ética alrededor del mundo“.

Nota Relacionada: Planned Parenthood admitió la venta de fetos abortados y prometió que en el futuro no cobrará por ellos en el mercado norteamericano

El pasado 22 de febrero, el presidente Trump cumplió otra de sus promesas de campaña y puso la firma en la resolución administrativa que elimina la financiación pública a las clínicas abortistas y a los establecimientos que promueven dichas prácticas, haciendo tambalear la financiación de la internacional abortista Planned Parenthood que pierde el acceso a 60 millones de dolares provenientes de las arcas federales, y generando la inmediata necesidad de operar en mercados no regulados.

Ver: AQUÍ

-------------------------------------------
2019 ABORTO